Derek Redmond: la gloria de la derrota

Por Kike Nieto, Corredor de Historias - 06/10/2014
Derek Redmond y su padre, en la semifinal de 400 metros de Barcelona 92

Derek Redmond, a pesar de no ser un gran atleta de talla mundial, ha pasado a la historia por su reacción ante una lesión en las semifinales de los 400 metros de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Su actitud le ha reservado un lugar destacado en la historia de las gestas olímpicas, de esos momentos que hacen al deporte grande y le dan una dimensión humana especial. Es curioso, pero a Derek Redmon la gloria le ha llegado por su derrota, o más bien por cómo se la tomó.

Derek Redmond era un atleta de 400 metros que llegaba en un gran momento de forma a Barcelona 92. Había sido parte del relevo largo británico que el año anterior había vencido al equipo estadounidense en los Mundiales, y era uno de los grandes favoritos para la victoria final. También es cierto que su carrera había estado plagada de lesiones y para entonces ya había pasado 13 veces por el quirófano.

A Barcelona llegaba en un gran estado de forma, pero con la losa de haber tenido que retirarse de los Juegos Olímpicos de Seúl un minuto antes de dar la salida a su serie por una tendinitis que le impedía correr. En los Juegos Olímpicos del 92 pensaba tomarse la revancha, pero las condiciones le fueron muy adversas. Corrió en la primera serie de clasificación sus 400 metros más rápidos de los últimos 4 años; pero en la semifinal, después de un comienzo muy cómodo, de repente se paró en seco y se echó la mano a la parte posterior del muslo derecho. Se puso de rodillas y dos oficiales se acercaron a ayudarle.

Redmond se levantó y trató de seguir corriendo, porque en un primer momento no se había dado cuenta de la gravedad de la situación. Incluso le parecía que podía alcanzar a sus competidores. La realidad era muy diferente, porque realmente su rostro reflejaba un dolor muy intenso y estaba cojeando. Al ver esto, los jueces intentaron que se retirase de la pista. Y en eso momento el otro héroe de esta historia hace su aparición: el padre de Derek Redmond.

Descalificado

En una entrevista, su padre reconoció que a día de hoy no sabe cómo consiguió saltar todos los controles de seguridad y librarse de los árbitros que intentaban retenerle. En sus propias palabras sólo recuerda darle su cámara al entrenador de Derek y a continuación estar en la pista al lado de su hijo, ofreciéndole su ayuda. Le dijo que no pasaba nada, que podía retirarse sin problema. Redmond le contestó que no, que no quería aparecer en la historia de los Juegos Olímpicos como que no había terminado la carrera, un DNF. Entonces su padre le dijo que se apoyase en su hombro, que iban a “terminar esto juntos”.

Los jueces parecían haberles dejado por imposibles, y la imagen de un atleta de élite llorando, apoyado en el hombro de su padre, cojeando durante media vuelta al estadio olímpico puso en pie a los 65.000 espectadores del Estadio Olímpico de Montjuic. Cuando acabó y los médicos se acercaron a ofrecerle asistencia, estaba recibiendo una de las mayores ovaciones de los Juegos Olímpicos. La ironía es que al final aparece como descalificado, porque recibió una ayuda externa, la de su padre.

Después de estos Juegos Olímpicos, tuvo que terminar por retirarse del atletismo, pero se negó a aceptar el juicio médico de que nunca volvería a representar a su país a nivel internacional. Se pasó al baloncesto y logró ser llamado a la selección británica, aunque bien es cierto que el baloncesto es un deporte mucho más minoritario y con menor nivel que en España. También probó suerte en el rugby sevens, aunque no llegó tan alto. Ahora se dedica a dar charlas de motivaciónen el Reino Unido, y la verdad es que es difícil encontrar un mejor ejemplo de superación y lucha en los Juegos Olímpicos.






También puedes ver aquí otro [ vídeo ] de la carrera de Redmond en Barcelona ´92.



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

CORRIENDO POR LOS PUERTOS MÍTICOS (XXI): Hatcher Pass, Alaska
Jorge González de Matauco

¿Correr un maratón con solo 34 participantes? Y, ¿en una de las zonas montañosas más recónditas de norteamérica? Solo se le ocurriría a Jorge González de Matauco. Tenemos el privilegio de poder leerlo en esta nueva entrega de ´Corriendo por los puertos míticos´

La gran mentira que maravilló al mundo
carreraspopulares.com

Cada 24 de septiembre se cumple un año más de un hito en el deporte. El dopaje de Ben Johnson en una carrera que, durante 48 horas, maravilló al planeta entero. Un ídolo fugaz que marcó un antes y un después en la lucha contra el dopaje.

Llegadas de Matarón agónicas: en el límite de la salud
carreraspopulares.com

La reciente llegada de Jonathan Brownlee en el triatlón de Cozumel al límite de sus fuerzas, nos hace recordar otros casos en los que la delgada línea entre dañar la salud y lograr el éxito también fue traspasada.

6 Trucos para empezar a correr y no morir en el intento
Rubén Gadea

¿Te quieres sumar a esto del running? Encontrarás muchas cosas positivas, pero ojo, hazlo de manera constante o quizás no te enganche. Rubén Gadea te deja unos cuantos trucos cotidianos.

Las mas vistas

Masaje para descarga de la planta del pie
carreraspopulares.com

Mantener la planta del pie en perfecto estado es vital para un corredor. Estos ejercicios con el Fisioterapeuta Rubén García te ayudarán.

Consejos y entrenamiento para correr el Medio Maratón
Marta Fernandez de Castro

El medio maratón parece una distancia sencilla pero si nos cebamos con el ritmo los primeros kilómetros podemos encontrar el muro a partir del kilómetro 12-15.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Plan: Corre 40 minutos en 6 semanas
carreraspopulares.com

¿Te quieres unir a esto del running? ¿Tienes un amigo que quiera correr? Si ya sales pero no consigues aguantar mucho, este es tu plan. Correrás 40 minutos en 6 semanas.