Corriendo por los puertos míticos (IV): Subida al Angliru

Por Luis Blanco - 20/10/2014
La Subida al Angliru

Después de dos años sin disputarse, la carrera a pie para ascender uno de los puertos de montaña más legendarios de España regresó este 2014. El pasado 12 de octubre volvía el "Iinfierno" del Angliru, como llaman los organizadores a esta carrera. Aunque en esta ocasión, la carrera venía acompañada de una cronoescalada en bici, en la que participaron un centenar de ciclistas, y a la que se dio salida casi dos horas antes. Cuando los corredores iban a iniciar su ascensión, todos los ciclistas habían coronado ya el alto del Angliru.

Fue la Vuelta Ciclista a España la que dio a conocer mundialmente este puerto del concejo de Riosa, en Asturias, y sus terribles rampas. La primera vez que se ascendió en esa carrera fue en 1999, y el dsaparecido Chava Jiménez grabó su nombre con letras de oro en la historia del ciclismo al vencer la etapa. La Vuelta tenía ya su revulsivo, el puerto mítico que necesitaba para revitalizar la prueba y saltaron las comparaciones con el Stelvio en Italia o el Mont Ventoux en Francia. Así, los grandes profesionales del ciclismo coinciden en que el Angliru es uno de los puertos más duros del mundo.

Pero no sólo para los ciclistas. Subir corriendo es un ejercicio de esfuerzo descomunal, sobre todo cuando llegan los desniveles más duros. En el Angliru han ganado atletas como Martín Fiz, Vicente Capitán y José Luis Capitán, que posee el récord de la carrera (1.00.38) y que este año ha debutado como organizador de la misma.

Para el que no se haya detenido a mirarlo (todos los que lo han ascendido alguna vez a pie o en bici lo han hecho) el detalle de la [ Subida al Angliru ] es el siguiente:

La cumbre está a 1570 metros de altitud, y desde su punto de inicio, en La Vega, capital del concejo de Riosa, se supera un desnivel positivo de 1264 metros. El desnivel medio es del 10%, con rampas máximas del 23,5%. Aunque donde comienza la verdadera ascensión, la que pone a cada uno en su sitio, es a partir del kilómetro 7.

Uno de los momentos de la Subida al Angliru 2014

A por el Infierno

En la edición de 2014, cerca de 300 valientes habían realizado su inscripción para la carrera a pie. Nos dimos cita en la salida situada justo donde se marca el inicio de la ascensión al Angliru. A las 10.45 sonaba el disparo y nos poníamos en marcha. Los primeros kilómetros son los más suaves, con pendientes menores al 10%, pero convine hacerlos sin calentarse y guardando las fuerzas. Sobre todo si es la primera vez que te enfrentas a esta cumbre.

Las cuestas y las curvas van pasando, con alguna algo más complicada. El avituallamiento del kilómetro 5 da rápidamente paso al primer y último respiro de la subida. Durante algo menos de un kilómetro la carretera se vuelve casi llana, con algún pequeño tramo incluso cuesta abajo (apenas unos metros). Es la zona Viapará.

Una vez pasada este área recreativa, vuelven las cuestas, y empieza el Infierno. De hecho, así reza en una pintada en el asfalto, que avisa de que a partir de ahí tocará sufrir de verdad. La clave está en llegar a este punto lo más fresco posible, sin sensación de sufrimiento. Porque en el kilómetro 7 llega el primero de los muros de la ascensión al Angliru, Les Cabanes, con un tramo del 21% de desnivel.

Los que ha conseguido aguantar corriendo hasta aquí, lo normal es que empiecen a caminar. Salvo algunos (un puñado de corredores) que son capaces de hacer toda la carrera sin parar de correr, la gran mayoría de los corredores tiene que caminar en ciertos momentos debido a la dureza de las pendientes.

Una vez pasado Les Cabanes seguimos ascendiendo (con cuestas de no menos del 10%) y trazando cerradas curvas en las que vemos a los compañeros que van delante encima de nosotros. Cada curva que trazamos nos lleva más arriba. A pesar del cansancio y de que nuestra vista esté centrada en el asfalto, conviene levantar la cabeza y admirar el paisaje. El valle a tus pies, la montaña en lo alto. Y el color verde dominándolo todo. Es otro de los atractivos fundamentales de esta carrera.

Hasta que llega la temida Cueña Les Cabres, en el kilómetro 10. Esa en la que los ciclistas se quedan clavados y los corredores tuercen el gesto para impulsar penosamente sus pies. Una larga recta, de más de medio kilómetro, que llega a tener un desnivel de un 23,5%, y que prácticamente no baja en ningún momento del 20%. El punto determinante de la carrera, teniendo en cuenta cómo están las piernas y las fuerzas a esas alturas.

La Cueña les Cabres es la cuesta más dura de la Subida al Angliru

Hasta la gloria

En la Cueña Les Cabres aún ves a algunos valientes corriendo, y también lo intentas, aunque después de unos metros vuelves a caminar. Así, poco a poco, va pasando la espectacular cuesta y llegamos a los últimos dos kilómetros de subida. Que no son fáciles, con pendientes del 15% y alguna zona del 21% ya cerca de la cima. Pero estos últimos metros se hace más llevaderos cuando ves que el final de la ascensión está cerca. Y, ahora sí, corriendo, en el kilómetro 12,5, coronas el alto y contemplas entre atónito y eufórico el paisaje. El que dejas debajo y el que se alza ante tus ojos en medio de la montaña, con elevadas cumbres rocosas a tu alrededor.

Desde aquí y hasta la meta, apenas 500 metros de los que la mitad son cuesta abajo, ¡al fin! Y cruzas la meta cansado, derrotado, pero con una sonrisa y una convicción: "he vencido al Infierno".

Pero la carrera aún no ha acabado, aunque hayas dejado de correr y andar. Queda bajar de nuevo a La Vega de Riosa, y, si la carretera es complicada para corredores y ciclistas, lo es también para los automovilistas. La organización ha contratado varias furgonetas y un mini-bus (los grandes no pueden trazar las cerradas curvas en medio de terraplenes de algunas zonas del puerto).

Así que los participantes tienen que esperar en la meta mientras los vehículos van haciendo viajes de ida y vuelta. Los que nos quedamos en último lugar para bajar, tenemos que esperar largo rato, y empieza a llover tímidamente y a soplar un frío viento. Pero la cosa no pasa a mayores y finalmente podemos llegar al pueblo y terminar la aventura de la mejor manera posible: en una espicha en el polideportivo con el resto de corredores para comer mientras asistimos a la entrega de trofeos.

La carrera de la Subida al Angliru ha regresado para quedarse. A pesar de lo difícil que es organizar este tipo de pruebas, José Luis Capitan (que mantuvo su récord, ya que el vencedor Ricardo Mayordomo no consiguió batirlo) y el campeón paralímpico Alberto Suárez, recibieron el apoyo y la comprensión de los participantes. Asumieron todos los fallos que hubieran podido producirse en la carrera y prometieron mejorar para seguir haciendo aún más grande esta carrera.

Puedes ver más fotos de la carrera en nuestra [ galería ]


Agradecimientos: José Luis y Vicente Capitan, Yolanda Rodrigo, Isidro Rodríguez, Ramón Rodriguez y el resto de amigos del Club Suanzes con los que compartimos un gran fin de semana de atletismo de altura.

Paisaje que se puede admirar en el punto más alto de la Subida al Angliru


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Tola (2:04:11) se cuela en la fiesta de Bekele en Dubai
May Luján

Bekele no logra su intento de récord del mundo de Maratón en una carrera condicionada por una caída en la salida. El vencedor logró la novena mejor marca de todos los tiempos.

"¡Sal de mi carrera!". Kathrine Switzer y el triunfo de la determinación.
May Luján

Kathrine Switzer cumple 70 años, y su gesta, 50. Fue la primera mujer que hizo un maratón con dorsal e inscrita. Abrió un camino por la igualdad.

La carta a los Reyes Magos de un corredor
May Luján

¿Qué le pedirías a los Reyes Magos? No, no valen zapatillas, cortavientos... nos referimos a tus deseos más mágicos y profundos... Medio en broma, medio en serio, todos tenemos muchos deseos que cumplir, ¿verdad?

Las leyes para una buena San Silvestre (que no olvidarás)
May Luján

Son carreras especiales. No deberías dejar de participar en alguna, por pequeña que sea. Se genera un muy buen ambiente.

Las mas vistas

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

Entrenamiento para mejorar tu velocidad
Tono Fernández

Acostumbrar al cuerpo a llegar a puntas de velocidad y que las logre mantener más tiempo. Es el objetivo de este sencillo pero efectivo entrenamiento.

Las zapatillas de running más destacadas
carreraspopulares.com

Para elaborar este ranking nos hemos basado en la encuesta anual que publicaba el portal comparador de zapatillas runnea.com. El estudio se basa en los ránking de búsquedas de usuarios españoles en el portal y en una encuesta en la que han participado cerca de 10.000 usuarios votando por sus zapatillas favoritas del año.

Crossfit para corredores running
Raquel Landín & Antonio Reina

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.