Homenaje a ella...

Por Javier Serrano para carreraspopulares.com - 20/03/2005

Homenaje a ella...


¿Y quién es ella? ¿En qué lugar se enamoró de mí? Pues ella es una de las artífices de la gran temporada que he realizado este año, y que culminó en la Maratón de Sevilla, donde pude mejorar mi marca a pesar de las nefastas condiciones meteorológicas de aquel día, que convirtieron la carrera en un infierno. Ella no se ha separado de mí ni un momento, ha estado conmigo en los cerca de 2.500 kilómetros que he recorrido en el último año. Y estuvo conmigo en los 42195 metros de Sevilla. Siempre conmigo, besando mis pies.


Sí, sí, besando mis pies. Porque “ella” es... mi zapatilla derecha, mi preciosa Mizuno, blanca, roja y negra. Y bien merece un homenaje. Ha aguantado como una campeona, porque no os creáis que hay muchos trabajos más duros en esta vida que servirme de zapatilla derecha. Resulta que yo mido 1,84, tengo los pies planos, calzo un 47 y tengo una pisada altamente destructiva con la pierna derecha debido a una peculiar forma de correr. Utilizo el adjetivo peculiar como eufemismo, porque el gesto de mi pierna derecha es sencillamente horroroso.






El caso es que cuando quedaba un mes y medio para la Maratón de Sevilla, me di cuenta de que mi zapatilla derecha estaba en las últimas. Fue un fallo de cálculo imperdonable en un maratoniano veterano, pero así son las cosas. Intenté cambiar de calzado, pero tuve problemas para adaptarme al nuevo, que me producía sobrecargas en los gemelos por el cambio de pisada. Y a seis semanas de la carrera, uno no puede meterse en experimentos.


Así que me reuní a solas con mi zapatilla derecha y le pedí un último esfuerzo. Ella me dijo que lo intentaría. Y nos lanzamos a la tarea. Con la suela totalmente desgastada, incluso con un pequeño agujero, ahí seguía la tía, dando rendimiento. Cuando la suela se despegaba del todo, la sometía a sesiones reparadoras de SuperGlue 3 que ella agradecía enormemente. Formábamos un equipo estupendo: yo me sometía a masajes de la fisioterapeuta y ella a pegados industriales con el pegamento más fuerte que encontré en la ferretería.




En Sevilla, la zapatilla volvió a demostrar una entereza tremenda. Mi mujer llevaba otro par de zapatillas en la mochila, por si la Mizuno terminaba de reventar. Pero no reventó. Los dos llegamos a meta igual de destrozados, pero llegamos.


Ahora, la Mizuno goza del descanso del guerrero. Prácticamente no queda suela, está totalmente desgastada, deformada y encima huele a podrido por culpa del aguacero de Sevilla –hay que ver la peste que echa el calzado de correr después de mojarse–, de forma que, ahora sí, ha quedado totalmente inservible. Pero ha pasado bastante tiempo desde la Maratón de Sevilla y todavía no me he atrevido a tirarla, le he cogido cariño. Mi mujer, sin embargo, no ha hecho tan buenas migas con mis Mizuno: “A ver si tiras eso, tío, que aparte de estar hechas una pena, no veas cómo huelen...”


Pues sí, supongo que acabarán en la basura más pronto que tarde, pero quede para la posteridad este pequeño homenaje a la única prenda de entrenamiento que me ha acompañado en todas las salidas a correr de este año. Eso sí, desde ahora tendré siempre dos pares, para evitar sobresaltos.


Javier Serrano, autor de “42 reflexiones y 195 metros”


¿ no conoces su libro ? [ [ clic aqui ] ]


SOBRE EL AUTOR

Javier Serrano
Periodista, escritor y maratoniano


Tambien te puede interesar

Las mas vistas

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.

La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Leticia Garnica

Cuidar la alimentación es tan importante como un plan de entrenamiento para un corredor. Y hay alimentos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Algunos tienen antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. ¿Cuáles son y cómo actúan? Leticia Garnica lo explica en este artículo.