Dime lo primero que piensas y te diré cómo vas a entrenar

Por carreraspopulares.com - 04/07/2019

No es un principio que se cumpla siempre, pero no nos equivocamos mucho si decimos que la actitud antes de realizar un entrenamiento (o tirada, o carrera) es muy importante. Por duro que sea se nos puede hacer muy fácil si contamos con la motivación adecuada. Y, por el contrario, si no estamos de humor para entrenar, hasta el entrenamiento más sencillo puede tornarse en una pesadilla.

Muchas veces no vamos a poder controlar lo que pensamos antes de salir a correr. Pero si lo intentamos y trabajamos en ello, podemos tener una mejor actitud, que nos ayudará a tener un mejor desempeño a la hora de realizar nuestra tarea. Intenta hacer este ejercicio: la próxima vez que salgas a entrenar, en el momento en que te estés vistiendo o poniendo las zapas antes de salir a la calle, escúchate. ¿Qué dice tu cabeza? Posiblemente no le des importancia o simplemente, no esté diciendo nada. Pero si logras saber qué es lo que te mueve en ese momento, puedas dirigir tus pensamientos hacia lugares que te ayudarán a tener una sesión más satisfactoria.

“A ver si acabo pronto el entrenamiento, que me apetece llegar a casa cuanto antes”

Si antes de salir a correr ya estás pensando en volver, es que no estás concentrado al 100% en la tarea que tienes por delante. Pensar en tu rato de correr como algo que te “tienes que quitar de encima” significa que no es importante para ti. No pasa nada, correr no tiene que ser lo principal en tu vida. Pero es posible que, pensando así, ante la más pequeña dificultad o distracción que tengas corriendo, es bastante posible que encares el camino a casa.

“Qué bien me va a venir salir a correr para quitarme el estrés del día”

Cuidado con este pensamiento. Correr sin duda te va a ayudar a canalizar el estrés y a hacer que los días duros acaben como la seda. Una buena sesión de entrenamiento o de carrera hará que tus nervios se aplaquen y tu cabeza rompa con esos nubarrones negros que se han podido generar en el día. Pero puede tener un lado negativo, y es que, si depositas en el running todas las esperanzas de que te “limpie” el estrés, puede que a veces no funcione. Tienes que poner de tu parte en cualquier caso. Mantén una actitud positiva y el running te ayudará a muchas cosas, pero no creas que lo va a hacer todo sin un poco de ayuda.

“Hoy me encuentro fuerte, voy a hacer un buen entrenamiento”

Perfecto, esa es la actitud. Salir a la calle pensando que nos vamos a “comer el mundo” es el primer paso para conseguirlo. Sin embargo, intenta canalizar tu exceso de energía y de ganas para que te salga bien el entrenamiento. Por muchas ganas que tengas, darte una paliza por encima de tus posibilidades no siempre es la mejor idea. Lo mejor es que sigas con tu plan si lo tienes, que comiences poco a poco y dejes que la energía vaya fluyendo por si sola. Empezar poco a poco y conseguir terminar fuerte es la mejor sensación con la que te puedes quedar. Pero ya sabes el dicho: “la potencia sin control...”

“Como ayer no pude salir, hoy tengo que hacer un poco más”

También cuidado con estos reajustes. Si tienes un plan de entrenamiento y te saltaste la sesión de ayer, doblar esfuerzos hoy no te va a ayudar en nada. Si cuentas con un entrenador, lo mejor es que le consultes. A veces suele ser mejor dejar pasar ese entrenamiento que no hiciste que reajustar cosas a tu aire. Cuando se lleva a cabo un plan de entrenamiento se tienen en cuenta más cosas que el volumen de kilómetros semanales. El orden de las sesiones y descansos es importante para que el cuerpo asimile lo entrenado.


“No me apetece nada salir a entrenar, pero voy a bajar aunque sea a hacer 3 kilómetros”

Por supuesto que tener una buena predisposición ayuda. Pero seamos honestos, no siempre nos va a apetecer bajar a entrenar. En cambio, sobreponerse a esa desgana y, “aunque sea” correr unos kilómetros nos será de más ayuda que el mejor de los entrenamientos de series.



Tambien te puede interesar

Core para corredores: abdominales en la piscina
carreraspopulares.com

La piscina no es sólo una oportunidad para nadar, sino que puedes hacer en ella otros ´entrenamientos cruzados´. Te proponemos una tabla de abdominales que hará ma´s completa tu preparación acuática.

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.

¡Ponte fuerte con estos ejercicios de cuadriceps y glúteos!
David Calle

Aprovecha este verano para fortalecer tu cuerpo antes de comenzar la temporada. Nuestro entrenador David Calle te ofrece los mejores entrenamientos.

Por qué el yoga te ayuda a ser mejor runner
carreraspopulares.com

Que el yoga es una actividad positiva para tu cuerpo y mente ya lo sabíamos. Pero ¿cómo te puede ayudar a correr mejor? Te lo contamos en este artículo.

Las mas vistas

¿Qué tipo de ejercicio físico quema más grasas?
Natalia Olivares

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes cada día. Pero ¿sabes de dónde vienen tus calorías y qué procesos implican una mayor quema de calorías? La nutricionista Natalia Olivares nos explica en este artículo qué ejercicios son más adecuados para quemar grasas de manera eficaz.

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Leticia Garnica

Cuidar la alimentación es tan importante como un plan de entrenamiento para un corredor. Y hay alimentos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Algunos tienen antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. ¿Cuáles son y cómo actúan? Leticia Garnica lo explica en este artículo.

La increíble gesta de Zátopek: 3 de 3
Luis Miguel del Baño

Un 27 de julio de 1952 se rubricó la mayor gesta del atletismo olímpico. Ese día Zátopek ganaba el Maratón de Helsinki 1952. En la misma semana, fue oro en 5.000, 10.000 y maratón, el primero que corrió. Mirad las imágenes y no dejéis de admirar esta proeza.