Preparando el maratón ( 2ª Parte)

Por Francisco - 01/04/2013

Preparando el maratón ( 2ª Parte)



El día de la prueba es el punto de llegada después de un largo período de entrenamiento alternado con otras ocupaciones como el trabajo y la familia, es "El día D" tan esperado en el cual podrá poner a prueba su fortaleza física y mental.

El resultado puede ser el esperado o bien el atleta puede rendir muy por debajo de sus capacidades. Cuando esto sucede, es frecuente que el atleta se hunda en un mar de autocríticas tratando de analizar cada uno de los posibles errores y miedos al no haber superado el conocido “Muro”

El corredor de maratón debe ir entrando en el mismo sin precipitación alguna, de tal forma que allá por el km 5 haya tomado el rumbo adecuado y empiece a controlar la carrera. Es fundamental concentrarse mentalmente, sin dejarse influenciar por agentes externos (compañeros de viaje que te inviten a seguirles, aplausos que te hagan cambiar el ritmo de forma prematura, etc.).

Hay que dominar la carrera desde el principio y no que la carrera nos domine a nosotros”, porque entonces la pérdida de energía se hará notar en cuanto se vayan acumulando kilómetros.

Estas reflexiones muestran cómo la mente puede influir positivamente o bien puede llegar a entorpecer el logro del rendimiento máximo. Esto ocurre cuando los pensamientos positivos y las creencias racionales se convierten en pensamientos negativos y en creencias irracionales que debilitan al atleta, lo paralizan ya que en estos casos el pensamiento cobra protagonismo y la acción se ve deteriorada por ello debido a que es esa manera de pensar negativamente lo que detiene al atleta.

Frente al fracaso deportivo, hay varias explicaciones posibles. Esto es importante que tanto los atletas y los entrenadores tengan en claro puesto que la única solución frente a esto no es el entrenar más y más duro sino reflexionar a cerca de lo sucedido teniendo en cuenta al atleta como un ser bio-psico social., puesto hay casos en los cuales la persona está muy motivada pero sus músculos no responden a las órdenes que envía el cerebro.

Si bien en la mayoría de los casos los deportistas disfrutan de la actividad que realizan, también existen casos de corredores que realizan la práctica por recomendación médica o influencia de amistades o por la necesidad de bajar de peso. En todas las situaciones para que el organismo manifieste los beneficios de la actividad y psicológicamente el deportista este predispuesto a enfrentar mejoras y desafíos, el atleta debe disfrutar de la actividad que realiza.

El corredor no debe realizar su práctica de entrenamientos sintiéndose obligado, sin motivación y sin predisposición para enfrentar distancias y rutinas de entrenamiento.

La predisposición para entrenar siempre debe estar presente, no se debe tener un sentimiento de poca predisposición ni de poca motivación para realizar los trabajos deportivos. Una mala actitud frente a la carrera, puede predisponernos a lesiones futuras, además al no sentirnos predispuesto para la actividad, no observaremos con la debida atención los signos de nuestro cuerpo que pueden indicar diferentes alarmas de nuestro organismo, como deshidratación, lesiones menores, tensión muscular, etc.

La reflexión, lleva a la pregunta, a la actitud de interrogar al atleta de acercándose tratando de comprender si se ha dejado de lado alguna variable importante en la preparación para este tipo de pruebas como la alimentación, el descanso necesario, el chequeo médico-deportivo y la disminución gradual del volumen de entrenamiento a medida que se acerca la fecha de la competencia.

Para muchos deportistas alcanzar la meta en una prueba de maratón, es un objetivo más importante y suficiente para mantener la concentración durante el transcurso de una carrera. Sin embargo el tiempo que transcurre entre los entrenamientos y la prueba; muchas veces actúa como movilizador del aburrimiento de la rutina. Frente a situaciones de este tipo los objetivos personales actúan como elementos de gran valor para mantener al corredor motivado.

La superación personal en las distancias, la evolución de la resistencia personal, el trabajo en la respiración, y el trabajo sobre el ritmo propio, al de los objetivos que colabora en mantener la motivación desde los entrenamientos y orientarse específicamente en la carrera. En todos los casos el cuidado del organismo ocupa el primer lugar entre las prioridades del deportista

Este es el trabajo que debería tomarse todo entrenador: acercarse al atleta sacando provecho de la oportunidad que tienen de observar cotidianamente el cuerpo del corredor, el cual presenta un lenguaje propio que hay que saber leer y comprender.



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Las mas vistas

Masaje para descarga de la planta del pie
carreraspopulares.com

Mantener la planta del pie en perfecto estado es vital para un corredor. Estos ejercicios con el Fisioterapeuta Rubén García te ayudarán.

Consejos y entrenamiento para correr el Medio Maratón
Marta Fernandez de Castro

El medio maratón parece una distancia sencilla pero si nos cebamos con el ritmo los primeros kilómetros podemos encontrar el muro a partir del kilómetro 12-15.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Andar y correr: tú también puedes
Julián Mota Martínez

Combinar andar y correr es clave para lograr afianzarse como deportistas y lograr avanzar hacia metas ambiciosas. Julián Martínez nos da las claves de cómo conseguirlo.