¿Hay personas que no responden al entrenamiento?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

La polémica alrededor de los estudios científicos siempre está servida. A la dificultad de demostrar mediante técnicas de laboratorio si una teoría es cierta o no, se suman los efectos que la divulgación de los estudios provoca. Es raro encontrar un estudio científico que no se vea rodeado de escepticismo, y los detractores de ese estudio no tardan en aparecer, tanto dentro de la comunidad científica como a pie de calle.

En otras ocasiones, son los propios investigadores los que se contradicen, publicando estudios que demuestran extremos contrarios de una propuesta, ambos aparentemente con todas las garantías que el método científico aporta a dicha investigación.

El mundo del running no es ajeno a estas polémicas. Conocido por todos es aquel estudio que demostraba que [ correr no daña las rodillas ], frente a la creencia popular muy extendida de que correr y quedarse sin rodillas son la misma cosa. En esta ocasión, el asunto que se ha visto envuelto en polémica viene de 2015, cuando la BBC emitió [ un documental ] en el que trataba de demostrar los beneficios del entrenamiento de alta intensidad o HIIT. En dicho experimento, de una serie de sujetos sometidos a entrenamientos intensos de tres minutos, se pudo comprobar que había diferentes niveles de respuesta al entrenamiento, posiblemente provocados por una predisposición genética hacia el ejercicio. Sin embargo, el test reveló una serie de sujetos a los que se calificó de “no-respondedores”, los cuales no obtenían ningún beneficio de la realización de este entrenamiento.

Después de este documental, algunas universidades se pusieron a investigar sobre el tema. En concreto, el doctor Robert Ross y su equipo en la Universidad de Queen en Canada, [ publicaron un estudio ] en el que demostraron que, en realidad, no es que no existieran sujetos que no respondiesen al entrenamiento, sino que necesitaban una cantidad mayor (a veces mucho mayor) de ejercicio para conseguir beneficios. El estudio demostró que, de 121 personas sedentarias puestas a realizar ejercicio, todas ellas consiguieron mejorar su capacidad aeróbica. Eso sí, hubo quien necesitó de 24 semanas de entrenamiento intensivo para conseguir esa respuesta. Así, pues, el estudio concluía que en los experimentos donde aparecían sujetos que no mejoraban con el entrenamiento en realidad era porque no habían aplicado la suficiente cantidad de ejercicio.

La polémica continua

Aún así, las voces críticas siguieron opinando, y diciendo que el caso de los “no-respondedores” era real, y que había personas que, independientemente del ejercicio que realizaran, no conseguían ningún tipo de mejora en sus capacidades. Una vez más, la comunidad científica se ha puesto en marcha y, en este caso, los investigadores David Montero y Carsten Lundby de la Universidad de Zurich[ acaban de publicar ] en la revista Journal of Physiology un estudio donde demuestran, una vez más, que con la cantidad correcta de ejercicio, todo el mundo consigue mejorar su rendimiento. En este estudio se midió la mejora experimentada en la potencia máxima alcanzada (Wmax) en el pico de intensidad del entrenamiento, considerando como “no mejora” aquella que estaba por debajo del 4%. El estudio concluye que, en entrenamientos de hasta 3 sesiones por semana, había sujetos que, efectivamente, no mejoraban estos niveles. Sin embargo, cuando se les sometía a semanas de 4 o más sesiones, ningún sujeto se encontraba en la zona de “no respuesta”.

Por lo tanto, interesante conclusión: todos podemos mejorar gracias al ejercicio. La mala noticia es que, para algunos, es necesario esforzarse un poquito más para mejorar los resultados. Por eso es importante ponerse en manos de profesionales que nos asesoren y nos hagan un entrenamiento a la medida de nuestras condiciones. Y, por supuesto, que nuestra fuerza de voluntad es el motor que pone todo en marcha y que nos ayudará a conseguir nuestros objetivos. ¡Querer es poder!

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Tambien te puede interesar

¿Entrenar cuestas y escaleras es equivalente?
carreraspopulares.com

Si queremos mejorar, todo el mundo nos recomienda hacer cuestas y/o escaleras. ¿Son ejercicios equivalentes? ¿Para qué vale cada uno de estos tipos de entrenamiento?

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Core para corredores: abdominales en la piscina
carreraspopulares.com

La piscina no es sólo una oportunidad para nadar, sino que puedes hacer en ella otros ´entrenamientos cruzados´. Te proponemos una tabla de abdominales que hará ma´s completa tu preparación acuática.

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.

Las mas vistas

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Leticia Garnica

Cuidar la alimentación es tan importante como un plan de entrenamiento para un corredor. Y hay alimentos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Algunos tienen antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. ¿Cuáles son y cómo actúan? Leticia Garnica lo explica en este artículo.

La increíble gesta de Zátopek: 3 de 3
Luis Miguel del Baño

Un 27 de julio de 1952 se rubricó la mayor gesta del atletismo olímpico. Ese día Zátopek ganaba el Maratón de Helsinki 1952. En la misma semana, fue oro en 5.000, 10.000 y maratón, el primero que corrió. Mirad las imágenes y no dejéis de admirar esta proeza.

Aparca la pasta: otros alimentos ricos en hidratos de carbono
Luis Miguel del Baño

Las autoridades sanitarias recomiendan que una dieta equilibrada contenga entre el 50 y el 60% del total de las calorías en forma de hidratos de carbono