5 carreras de película que no son las que esperas

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 19/07/2018

Cuando pensamos en carreras en el mundo del cine nos vienen a la mente las más clásicas, como son las de Rocky por las calles de Philadelphia preparando sus combates (¿quién no ha llegado a la cima de unas escaleras y lo ha celebrado como el Potro Italiano?) o, dentro de la mítica, aquel [ comienzo ] de Carros de Fuego con la música de Vangelis. También ha pasado a la mente colectiva Forrest Gump, muchos le considerarán el impulsor del actual fenómeno del running, gracias a la maravillosa película de Robert Zemeckis.

Sin embargo, a lo largo de la historia del cine, muchos son los actores y actrices que han necesitado ponerse en forma por requerimientos del guión. Vamos a repasar unas cuantas escenas donde la carrera a pie forma parte de la trama, bien como persecución, como forma de desplazarse o como simple diversión.


Le llaman Bodhy (Point Break, 1991)

Los años noventa pasarán a la historia como la década de oro del cine de acción. Demasiadas producciones, unas más baratas que otras, de las cuales muchas ni se veían en las salas de cine. Era la época dorada de Stallone, Schwarznegger, Van Damme, Seagal... Con un público tan volcado hacia la violencia gratuita, no es de extrañar que muchos de los personajes tuvieran que correr, generalmente para escapar de los malos.

En una escena cumbre de la película, Keanu Reeves persigue a un miembro de una banda criminal, ni más ni menos que el desaparecido Patrick Swayze que, oculto bajo una máscara de Ronald Reagan, se lo pone difícil para ser alcanzado. Esta persecución a pie muestra, no sólo la capacidad de su directora Kathryn Bigelow para rodar esta escena de acción, sino la forma física de los dos actores. Aunque en el caso de Swayze tiene truco ya que en la mayoría de los planos se trata del actor especialista Scott Wilder, ya que la estrella se encontraba en Europa rodando ‘Ghost’ ¿El resultado de la carrera? [ Tendréis que verlo ].

Terminator 2 (1991)

Pero si Swayze se pudo librar de rodar la escena de persecución a pie en ‘Le llaman Bodhy’, no sucedió lo mismo ese mismo año con Robert Patrick en ‘Terminator 2’, quien se tuvo que someter a un duro entrenamiento físico para el rodaje. Su personaje, como recordaréis, corría en muchas de las escenas persiguiendo a John Connor y a su madre. Estas escenas no sólo requerían de él un buen fondo físico, sino mantener la postura lo más recta posible.

Como el actor explicaría [ años más tarde ], esta forma de correr pretendía simular la forma en en la que un robot correría, siendo muy eficiente en el desempeño y, por supuesto, sin que se notase en su cara el esfuerzo. El T-1000 corre mucho en la película. No sólo eso, sino que al parar no muestra ni un ápice el cansancio. Vamos, al contrario que cualquier runner. Para conseguirlo, el actor declaraba que se fijaba en los sprinters: “fijaba los ojos en un objetivo me enfocaba en ello, no gastando energía en nada más.”. Se comenta que algunas escenas de persecución tuvieron que ser repetidas, no porque Patrick no estuviera a la altura, sino porque estaba tan entrenado, que acababa alcanzando a Edward Furlong, el actor que daba vida al futuro líder de la resistencia, ¡mientras huía en su moto!

Banda aparte (Bande à part, 1964)

Dejando de lado las persecuciones, hay una escena que es historia del cine, rodada por [ Jean-Luc Godard ] en 1964. En ella, los tres protagonistas, mientras planean un “golpe”, deciden matar el tiempo poniendo a prueba una noticia que uno de ellos comenta. Se trata del récord de un turista americano que, se decía, había recorrido el interior del museo del Louvre de principio a fin en 9 minutos y 45 segundos.

Los tres improvisados runners consiguen, huyendo de los gendarmes, completar el recorrido bajando en 2 segundos la supuesta marca del americano. Si tenemos en cuenta que el perímetro del Louvre mide algo más de 2 kilómetros, tenemos que, obstáculos aparte, tuvieron que correr aproximadamente a 4’30” por kilómetro para completar la hazaña.

Años más tarde, Bertolucci recrearía esta escena en su también memorable [ Soñadores ] (The Dreamers, 2003)

Cuenta Conmigo (Stand by me, 1986)

Los pequeños protagonistas de esta película también tienen casi que calzarse las zapatillas. En este caso para mantener la vida, ya que un tren se cruza en su camino mientras intentar cruzar un río por unas [ vías elevadas ].

Esta escena se filmó en el río McCloud, sobre el embalse del lago Britton (California), y tardó una semana en estar lista. Gracias al uso de cámaras con distancia focal más larga se conseguía el efecto de simular que el tren estaba más cerca de lo que en realidad estaba. De todos modos para las tomas más difíciles se usó a mujeres especialistas para evitar cualquier clase de peligro.


El Graduado (The graduate, 1967)

También Dustin Hoffman tuvo que sudar la gota gorda para cumplir con el rodaje de la célebre película de los sesenta, sobre un joven que se ve atrapado en un triángulo amoroso entre la mujer de sus sueños y la madre de esta, que se encapricha del joven graduado.

En el final de la película, mientras su personaje tiene que acudir con cierta celeridad a un lugar (no diremos más para no estropear el final si alguien no la ha visto aún), su coche se estropea y se ve obligado a cubrir el recorrido lo más deprisa posible antes de que suceda lo inevitable. ¿Lo consiguió? Si no has visto la película, deberías comprobarlo lo antes posible, preferimos no desvelarte la sorpresa. La carrera de Dustin Hoffman, podrás verla [ aquí ].


Bonus: como seguramente te has quedado con más ganas de ver carreras en el cine, te dejamos este vídeo para que elijas cuál es la mejor escena de running de Tom Cruise: [ Todas las carreras de Tom Cruise en sus películas. ]

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Si crees que correr se te ha ido de las manos, mira esto
carreraspopulares.com

Los ´Marathon Maniacs´ no son un grupo corriente. Sólo quienes hayan demostrado una capacidad titánica para acabar maratones puede formar parte del club. ¿Estás lo suficientemente demente como para pensarlo?

Y tú, ¿qué objetivo tienes?
Mario Trota

Es una pregunta que se repite mucho entre los corredores populares acostumbrados a las carreras y a entrenar a menudo. Y no sólo en el ámbito de los atleta de élite o los runners más rápidos. Mario Trota nos habla de su experiencia.

1870-1890: la era dorada de la marcha atlética
carreraspopulares.com

La marcha atlética tiene una larga tradición en la historia de las competiciones deportivas. A finales del siglo XIX, una serie de titanes hicieron de este tipo de carreras todo un espectáculo.

Guía del corredor novato: esclavo de las zapatillas
Mario Trota

Si mi casa se llena de camisetas para correr casi sin darme cuenta, lo de las zapatillas, a su nivel, tampoco es asunto baladí.

Las mas vistas

Glúteos fuertes: corre mejor y más rápido
Rubén García

Muchas veces te olvidas de ellos y es un error. Unos glúteos débiles influirán en una peor carrera. Rubén García nos presenta unos ejercicios que te fortalecerán y mejorarán tu técnica de carrera.

Tú elegiste correr el Maratón, no fui yo
Raquel Landín

¿Vas a correr un maratón? Pero, realmente, ¿quieres correr un maratón? Depende de ti. Raquel Landín nos hace ver que lo tenemos en la mano, pero que debemos ofrecer un compromiso por nuestra parte.

El Aquarunning. ¿Qué es y cómo te puede ayudar?
Raquel Landín

¿Tienes una piscina cerca o vives junto al mar? Pues entonces puedes practicar aquarunning. Aprende en qué consiste, cómo se realiza y los beneficios que te aporta si eres corredor/a. Con Raquel Landín

La gran mentira que maravilló al mundo
carreraspopulares.com

Cada 24 de septiembre se cumple un año más de un hito en el deporte. El dopaje de Ben Johnson en una carrera que, durante 48 horas, maravilló al planeta entero. Un ídolo fugaz que marcó un antes y un después en la lucha contra el dopaje.