¿Es bueno correr en cinta?

Por Antonio Pastor para carreraspopulares.com

Una veces porque hace frío, otras porque hace calor, otras porque llueve y otras por falta de tiempo. Por estos u otros motivos, en muchas ocasiones optamos por correr bajo techo en la tapiz rodante, o “cinta”, como la mayoría la conocemos vulgarmente. Pero, ¿realmente es bueno correr en la cinta?

Con este artículo, intentaremos resolver algunas de las dudas que surgen sobre la utilización de esta máquina de trabajo cardiovascular. Como en muchos otros debates, encontramos ventajas y desventajas. Vayamos por partes:

Las desventajas

- Amortiguación e impacto


La cinta es una superficie que ofrece poca amortiguación y, por tanto, es una superficie bastante agresiva para nuestras articulaciones, especialmente para nuestras rodillas. Con ello no se quiere decir que no se pueda realizar nuestra actividad en la cinta o que nos vaya a provocar una lesión, pero será mucho menos agresivo para nuestras articulaciones correr sobre tierra o sobre césped.

Nuestra recomendación es limitar su utilización a entrenamientos cortos de un máximo de 45 minutos y no realizarlo en entrenamientos demasiado largos e intensos para reducir el impacto en las rodillas.


- Zancada y braceo

Por otro lado, realizar la carrera en la cinta también puede provocar, en ocasiones, que, inconscientemente, acortemos nuestra zancada e incluso que disminuyamos la amplitud del movimiento de nuestros brazos en el braceo. Esto se hace por miedo a avanzar más de lo que avanza la cinta y golpearnos con su parte delantera. Normalmente, se suele ir corrigiendo cuando se va acumulando experiencia en la cinta y la técnica acaba siendo prácticamente la misma que cuando se entrena en la calle, pero en los inicios suele ser un error bastante común.


- Impulso

Pisar sobre un suelo que ya se está moviendo previamente ayuda a nuestro impulso y hace que realmente podamos ir más rápido de lo que podríamos hacerlo en una superficie estática. Además de esta ayuda en el movimiento, al correr sobre la cinta no sufrimos el rozamiento que nos supone el aire al avanzar sobre él, con lo que es una ayuda más. Por tanto, siempre que corramos en el tapiz tenemos que ser conscientes de que el ritmo que estamos llevando no sería el ritmo real que llevaríamos al correr en el exterior. No debemos crearnos falsas expectativas sobre nuestro estado de forma o ritmos de carrera. Para simular unas condiciones más reales se debería trabajar con una inclinación del 1-2% pero esto no deja de ser una simulación.


- Monotonía

Un inconveniente, especialmente psicológico, es la monotonía que provoca el correr siempre en el mismo sitio sin moverse. Esto puede conllevar un abandono de la actividad por aburrimiento.

Y ahora, las ventajas

Pero no todo son desventajas, también hay condicionantes que hacen que en ciertas ocasiones sea beneficioso correr en la cinta. La principal ventaja es que nos permite correr con comodidad cuando las condiciones meteorológicas son muy extremas y dificultan correr en el exterior.

También puede ser una buena herramienta para las personas a las que les suele costar llevar ritmos constantes y tienden a acelerarse y frenarse constantemente, ya que el ritmo viene determinado por la propia máquina y solamente hay que preocuparse por seguir corriendo.

Por este mismo motivo puede ser una buena elección para las personas que se inician en el running, ya que podrán llevar un ritmo más continuo y a su vez la cinta ayudará a que puedan ir a una velocidad mayor y puedan aguantar más tiempo realizando la actividad que si lo hicieran en la calle.


Como conclusión, no se puede decir que correr en la cinta sea bueno o malo, todo depende del uso que se haga de ella y de las condiciones en las que se realice ese uso. Puede ser un buen complemento a tus entrenamientos en la calle, para poder utilizarlo en determinadas ocasiones, pero no debería convertirse en tu superficie de entrenamiento habitual.


Antonio Pastor
Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte
Entrenador Personal
Web: [ personalrunning.com ]
Facebook: [ Personal Running ]
Twitter: @Pers_Running



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

La economía de carrera
David Calle

Si mejoras tu economía de carrera, mejorarás tus marcas. Así de contundente. Pero, ¿qué es la economía de carrera? Y, sobre todo, ¿cómo la podemos mejorar? David Calle nos lo explica.

Y yo, ¿puedo hacer series? Consejos para principiantes
carreraspopulares.com

Las series. Has oído hablar de ellas, pero no sabes muy bien lo que son. Te aportarán cosas muy positivas, pero también algunas negativas. Te acercamos aquí una pequeña aproximación para que sepas un poco más sobre ellas.

¿Estoy preparado para correr un 10K?
Victor García

Puede que estés a punto de enfrentarte a tus primeros diez kilómetros con dorsal. Estar casi una hora corriendo, o un poco más. ¿Estás preparado/a? Nuestro entrenador Víctor García dice que sí, si cumples estas condiciones.

Consejos para no olvidar nunca el calentamiento
carreraspopulares.com

Calentar es muy importante, y siempre debe ser parte de tu entrenamiento. Te contamos por qué y qué puedes hacer para que nunca se te olvide realizarlo en tus salidas runner.

Las mas vistas

Corredor y pomponero
Mario Trota

No todo es correr. A veces, a los que corremos nos gusta ver cómo otros corren. Y animarles. Porque sabemos lo que eso supone. Porque hemos estado en carrera cuando otros animaban.

10 consejos para no liarla en un 10k
carreraspopulares.com

Planifica bien y comete los menores errores posibles. Así tendrás éxito casi seguro. Ojo a estos consejos, te pueden ayudar en tu carrera.

Alimentos naturales durante las carreras
Daniel Giménez

Geles, barritas, gominolas... ¿Por qué no alimentos normales? Durante las carreras también encontramos alimentos que nos aportan la energía que necesitamos. Eso sí, deberíamos seguir unas indicaciones básicas que nos cuenta Daniel Giménez.

El decálogo de las camisetas
carreraspopulares.com

Camisetas, camisetas y más camisetas... Tienes los cajones llenos. Para usarlas, hay unas reglas no escritas que... ¡nosotros escribimos! Este es nuestro decálogo... con un toque de humor.