¿Cuánto corre un futbolista durante un partido?

Por carreraspopulares.com

Partido en la cumbre. Dos equipos de alto nivel enfrentados durante 90 minutos de encuentro con 22 jugadores sobre el campo. Suena el pitido inicial y ¡a correr! Pero, ¿cuánto corren los futbolistas? O, mejor aún, ¿cómo corren los futbolistas? ¿Serías capaz de correr tanto como ellos en el mismo tiempo? Tratamos de ilustrarte aquí con los datos de las estadísticas que hoy por hoy se miden en los campos de fútbol y te explicamos cómo se obtienen. Atentos:

La cantidad

Bien, según las estadísticas oficiales, la media de distancia que corre un jugador de fútbol durante un partido, se suele situar en 10 kilómetros, siendo de 8 kilómetros la distancia de los que menos han corrido, y de 12 kilómetros los que más lo han hecho.

Esta es una cifra que ha variado mucho durante las últimas décadas. Según los estudios de la UEFA, un jugador promedio de la década de los 50, podía correr durante un partido alrededor de 4-5 kilómetros. A principios de los años 70, corrían unos 6 kilómetros, mientras que al final de esa década y en los 80, se aumentó la distancia hasta los 8 kilómetros.

En la actualidad, corren más a causa cómo ha evolucionado el tipo de juego, la mayor competitividad y la mayor y concienzuda preparación física de los deportistas de entonces y los de ahora.



La calidad

¿De qué manera corre un futbolista durante un partido? En este punto, nos detenemos tanto en las estadísticas elaboradas por los sistemas automáticos, como por el estudio [ Excercise and sport science ], de Donald T. Kinkerdall. Según estos datos, entre un 66% y un 72% del tiempo, el jugador estaría andando.

Aproximadamente el 18%-20% del tiempo, serían carreras o trotes, un 7%-8% sprints, y el resto, lo haría conduciendo el balón. Si hemos de ser más exhaustivos, un jugador esprintaría durante alrededor de 800 metros durante todo un partido. Generalmente lo hacen en pequeñas pero explosivas carreras de entre 10 y 40 metros.

Otros estudios varían estas cantidades y revelan que un jugador tipo estaría esprintando el 12% del tiempo, trotando casi un 50% y caminando un 35%. Estos estudios no diferencian el tiempo que el jugador está conduciendo el balón, de ahí parte de las diferencias.

Foto: La Liga
Foto: La Liga

¿Cómo se mide?

Estas estadísticas se vienen midiendo desde un tiempo antes de que existieran las famosas pulseras de movimiento. Pero entonces, si los futbolistas no llevan consigo ningún sistema que registra sus movimientos, ¿cómo se hace?

El sistema que se emplea consiste en una serie de cámaras (16 cámaras habitualmente) que, situadas en diferentes lugares del campo (siempre en altura),van registrando los movimientos de todos ellos y calculando automáticamente las diferentes estadísticas, tanto de posición, como de zonas del juego donde más presencia hay, como la que nos compete, la de la distancia recorrida.

La primera entidad que se puso en marcha para medir estas estadísticas, fue la UEFA, a través de la empresa STATS, que no solo recoge esta estadística, sino que se encarga de medir casi cada acción de un jugador durante un partido y sacar numerosísimos parámetros diferentes. En este enlace al blog [ Xataka ] encontrarás una pormenorizada explicación que realmente es muy completa acerca de esta tecnología.


Los escépticos

Bien, ahora que vosotros sois corredores, poneos a analizar estas cifras. ¿Qué os parece esta estadística? ¿Es real? ¿Es creíble o es exagerada? ¿Corren realmente 10 kilómetros los futbolistas durante un partido?

Para ello analizarlo, nos hemos de plantear una cuestión. El tiempo real de juego en un partido de fútbol es de, aproximadamente, 75 minutos. El resto, el balón está parado por faltas, ha salido fuera, etc. Si la banda de un campo de fútbol tiene 100 metros, un jugador debería recorrerla 100 veces durante esos 75 minutos. Es decir, debería recorrer la banda más de una vez por minuto. Ahora pensad en la actitud de los jugadores que están lejos del balón. No suele ser muy activa en todo momento. Evidentemente aquí tenemos que tener en cuenta que el tiempo en el que el balón no está en juego, los futbolistas también se están moviendo, están caminando o buscando nuevas posiciones. Pero, da que pensar, ¿verdad?



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Del todo a nada: qué cosas NO necesitas para correr
Chema Martínez Pastor

¿Cuántas cosas de las que llevamos para correr son realmente prescindibles? Muchas más de las que piensas. Te lo descubrimos en este sorprendente artículo.

Los recuerdos de las carreras
Mario Trota

No soy de los que colecciona cosas por que sí, ni me gusta acumular objetos poco útiles o con bajo valor sentimental. Pero, como corredor, sí que me gusta guardar algunos recuerdos de las carreras en las que participo.

¿Cómo ha ido el año? ¿Qué esperar del año próximo?
Pedro Fernández López

Nuestro psicólogo runner nos da las claves para echar la vista atrás antes de planificar nuestro próximo año. Planificación sí, pero con flexibilidad. ¿Qué te espera en 2019? ¿Qué dejas atrás en 2018?

No corras nunca un maratón
Chema Martínez Pastor

Si ya disfrutas corriendo y participando de vez en cuando en alguna carrera, ¿qué necesidad tienes de llenar tu calendario de entrenamientos, su colada de ropa de running y tus ojos de lágrimas? Te damos razones para que te pienses dos veces eso de correr un maratón.

Las mas vistas

¿Nervios ante una carrera? Consejos para combatirlos
Gema Payá

¿A quién no le afloran los nervios antes de una carrera? A Gema Payá también, pero ella pone empeño en combatirlos. Nos cuenta sus trucos.

El infierno de las camisetas para correr
Mario Trota

Las tengo de todos los colores, tamaños, formas y procedencias. Ocupan más cajones en mi armario que el resto de ropa junta. ¡Sí, son las camisetas técnicas de correr!

Plan para bajar de 60 minutos en 10k
Tono Fernández

Es una barrera que muchos queréis romper, la de correr 10k en menos de una hora. Existen muchos planes para intentarlo. Aquí tenéis uno.

Entrenamiento: la escalera progresiva 5-2-1
Tono Fernández

Mejora tu condición física, quema más grasas y además, te sacará de la monotonía. Prueba a introducir esta escalera progresiva de cambios de ritmo en tus entrenamientos.