Por qué deberías estar corriendo carreras más cortas

Por carreraspopulares.com - 13/06/2017

Seguro que a ti también te está pasando. Cada día tienes más amigos hablando de carreras de larga distancia, o cada vez ves más carreras anunciadas con distancias por encima del maratón. Supongo que es ley de vida. Uno empieza con una afición y, poco a poco, comienza a llevarla más lejos, intenta ponerse al límite y comprobar hasta dónde es capaz de llegar. Nunca mejor dicho, porque hay quien llega muy lejos corriendo.

Las carreras de larga distancia no son una moda pasajera. El hecho de que cada vez haya más carreras largas se debe a que el público las pide. Mira por ejemplo el [ número de maratones ] que hay a nuestra disposición. Tal vez tú hayas corrido ya algunas carreras de larga distancia, o te lo estés planteando. Es un reto que todos los que corremos, siempre en la medida de nuestras posibilidades y haciéndolo con cabeza, deberíamos probar.

Sin embargo, el auge de las carreras de larga distancia hace que prestemos menos atención a otro tipo de carreras, también atractivas y también muy recomendables. Se trata de carreras de distancias inferiores a los 10 kilómetros. Parece que la épica del medio maratón, del maratón y de los ultramaratones muchas veces ocultan que las carreras pequeñas también están ahí, y parece que nos olvidamos de ellas.

Por eso, quería aprovechar hoy para reivindicar esas carreras de distancias “menores”. De esas carreras de 3.000, de 5.000, de 6.500 metros... Las carreras cortas también merecen nuestra atención, y se habla poco de ellas. Hay muchas razones por las que deberíamos estar hablando de estas carreras:

- También requieren esfuerzo. A veces más. Una carrera de 5.000 metros puede ser tan exigente como un medio maratón, si se realiza en umbrales de esfuerzo altos. Si quieres hacerla a tope, una carrera corta te dejará sin aliento igual que haber cruzado la meta de una carrera más larga.

- No tienes que entrenar durante meses para correrlas. Aunque puedes entrenar específicamente para tener esa chispa de velocidad, una carrera corta, por sus características, puede ser más improvisada.

- Te permite conocerte más como corredor. Poder correr durante varios kilómetros a ritmos más altos, pero manteniendo la concentración y poder ser capaz de ir ganando segundos carrera a carrera, es otra forma de correr y de saber cómo reacciona nuestro cuerpo ante estos retos.

- El ambiente de la carrera es el mismo que para una carrera más larga. Las organizaciones ponen el mismo cariño hacia los corredores de cualquier distancia. Por eso, si quieres vivir el ambiente de una carrera no necesitas esperar al próximo maratón.

- Una carrera corta acaba antes. Es una descripción bastante obvia. Pero realmente es una ventaja a tener en cuenta. Levantarte, participar en una carrera y después irte a tomar un desayuno reparador con los “deberes hechos” es un plan perfecto para una mañana de domingo.

- Una distancia para compartir. Por ser más corta y más “accesible” es una ocasión perfecta para convencer a ese amigo o amiga que se resiste a correr, o para que te acompañen los más pequeños de la casa.

- Puede ser un gran entrenamiento. Si estás preparando un objetivo mayor, una carrera de 3 o 5 kilómetros es una ocasión perfecta para hacer un entrenamiento de calidad, pues en la carrera encontrarás a corredores que vayan a los ritmos a los que tú quieras entrenar.

Así que te animamos a que busques en el [ calendario de carreras ], porque hay más carreras cortas de las que crees. Una ocasión para hacer algo diferente y seguir disfrutando de nuestra afición. ¿Nos vemos en la próxima?


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR JOSÉ MANUEL TORRALBA


POR LETICIA GARNICA





Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Correr hacia arriba: carreras verticales
carreraspopulares.com

Las carreras verticales están de moda. Se trata de ascender por tandas, lo más rápido que se pueda, hasta la cima de un edificio alto. La más conocida y antigua es la carrera del Empire State, pero hay muchas más opciones cada día. ¿Te animas?

CORRIENDO POR LOS PUERTOS MÍTICOS (XXXI): Grosse Scheidegg, Suiza
Jorge González de Matauco

De Meiringen a Grindelwald. Estos nombres de localidades suizas no serían más que dos simples puntos en el mapa si no los uniera una carretera construida en varias fases entre 1966 y 1979 a través del Grosse Scheidegg, uno de los puertos paisajísticamente más bellos de Europa.

Los mejores disfraces para correr la San Silvestre
Adolfo Bello

Cada carrera que hemos corrido en 2017 ha sido una fiesta. Así que la última carrera del año no puede ser menos. ¿Has elegido tu disfraz para la carrera de San Silvestre?

Corredores vs corredores ¿de qué lado estás?
Chema Martínez Pastor

No se trata de hacer bandos, pero casi. Ante una carrera siempre hay dos posiciones: o vas a competir o vas a disfrutar. ¿Crees que se pueden hacer las dos cosas a la vez? ¿De qué lado estás?

Las mas vistas

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

¿Cómo almacenamos la energía en el cuerpo?
Carolina Villalba

¿Sabes que es el glucógeno? Es una forma de almacenar la energía en el cuerpo. Esos depósitos están en el hígado y en el músculo, pero la cantidad depende de la masa muscular que se tenga y de la alimentación que se siga. Carolina Villalba nos lo cuenta en este artículo.