Ser flexible en mi plan de entrenamiento: ¿puedo o debo?

Por Vicent González Álvarez para carreraspopulares.com

Estamos en septiembre y los entrenamientos volverán a ser los protagonistas en vuestras rutinas diarias. Aunque sabemos que muchos de vosotros no habéis dejado de entrenar durante el verano, estamos convencidos de que estáis mirando de reojo el calendario para preparar vuestros nuevos retos.

Cuando vamos a preparar una competición, lo primero que debemos hacer es planificar nuestro proceso de entrenamiento. Comúnmente utilizamos los distintos tipos de planificación que nos aporta la literatura para hacerlo (planificación tradicional, ATR, macrociclos integrados, etc.). Esto está bien, pero no es suficiente.

La planificación previa será el punto de partida para empezar con el entrenamiento, pero nunca será definitiva. Sería perfecto que esta planificación no se tocara, pero el día a día y los factores tanto internos como externos influyen mucho dentro de nuestro proceso de entrenamiento. Por un lado, debemos tener en cuenta que la carga no es objetiva y que puede afectar al deportista dependiendo de diversos factores como el nivel emocional, el nivel de estado de forma, los entrenamientos anteriores, la temperatura, el estado de salud o muchos otros.

Un ejemplo práctico

Para explicarlo mejor, os pondremos un ejemplo práctico:

Objetivo: Maratón
Periodo: Acumulativo
Entrenamiento para el día de hoy: 2 horas de carrera
A tener en cuenta:

- Nivel del deportista: nunca ha corrido un Maratón.
- Últimos entrenamientos: no ha podido entrenar porque estaba enfermo.
- Sensaciones del deportista: “Ya me encuentro mejor, ayer dejé de tomar el medicamento”.

En nuestra planificación, este día toca 2 horas de carrera. Una tirada larga para él o para ella. Si tenemos en cuenta los factores externos, vemos cómo el entrenamiento no se podrá aplicar. O mejor dicho, se podrá aplicar pero no con los resultados que queremos. Si no modificamos el entrenamiento, corremos el riesgo de que nuestro deportista sufra una sobrecarga, o que no lo termine y le afecte a nivel psicológico.

Si lo modificamos y, en vez de ponerle 2 horas, le ponemos 1 hora, sabemos que no lo vamos a sobrecargar, que tendrá efectos de carga después del mal periodo que ha pasado y que estará en buen estado de forma para afrontar los próximos entrenamientos. Y ahora debemos pensar cuándo podrá hacer las 2 horas de carrera, ya que nos interesa en el proceso de entrenamiento.

Por lo tanto, cuando leemos cosas como “plan de entrenamiento para reducir peso”, “plan de entrenamiento para correr una 10k a 4’30”/km” o “plan de entrenamiento para acabar un Maratón”, debemos ir con mucho cuidado, ya que estos planes no están individualizados y no tienen en cuenta la carga interna y los factores externos.

Planificar es adecuar un proceso de entrenamiento de forma que se adapte al día a día para conseguir efectos a largo plazo, respetando las cargas y los descansos y modificándolos según el estado de forma del deportista.

Concluiremos el artículo con una metáfora: “sabemos los ingredientes y los pasos para realizar un pastel de calabaza. Pero en cada paso, debemos controlar el estado del fuego, el sabor o el nivel de cocción, y modificarlo o mantenerlo para que el resultado final sea el óptimo. Lo podremos hacer mil veces, que aunque las mil veces esté bueno, nunca serán todas idénticas aún siguiendo los mismos pasos”.


Vicent Gonzalez
Entrenador de Sanus Vitae

Twitter: @gonzalez_vicent
Web: [ www.sanusvitae.es ]

SOBRE EL AUTOR

Vicent González Álvarez
Entrenador de Sanus Vitae

www.sanusvitae.es



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

La importancia de la zona media o "core"
David Calle

Carrera deficitaria, mayor fatiga y lesiones o dolores. Son las consecuencias de una musculatura de la zona media poco trabajada. Aprende cómo evitarlo con las enseñanzas de David Calle. Serás mucho mejor corredor.

Running: pasión por el desafío
Manuela Rodríguez Marote

En el deporte, durante mucho tiempo se ha calificado a ciertos retos como ´imposibles´ sólo porque nadie había conseguido superarlos. Pero uno tras otro han ido cayendo, gracias a atletas que han puesto su pasión y su energía para conseguirlo.

¿Y si no tengo un objetivo?
Chema Martínez Pastor

Siempre hablamos de nuestros objetivos a la hora de entrenar. Nos motivan, nos dan una pauta a seguir a la hora de salir a correr. Pero ¿qué pasa si no tienes uno, o has acabado el que te habías propuesto?

Planes de entrenamiento: disfruta el camino
carreraspopulares.com

¿Qué es más importante: cumplir un objetivo o entrenar para ese objetivo? Por supuesto, lo que queremos es cruzar esa meta, pero ¿y si disfrutamos el camino que hemos hecho hasta llegar allí?

Las mas vistas

Los geles y el maratón ¿cuándo tomarlos?
Pablo Felipe Martín Sanz

Seguro que ya conoces los geles energéticos, o te estás planteando tomarlos para el maratón. Pero ¿cuándo hay que tomarlos? Nuestro experto, Pablo Felipe, nos cuenta los secretos.

¿Cuántos días a la semana es recomendable entrenar?
Oscar de las Mozas

Una de las dudas a las que nos enfrentamos los corredores populares es cuántos días es bueno entrenar. El entrenador Óscar de las Mozas nos explica las claves.

¿Cuál es el mejor momento del día para correr?
carreraspopulares.com

Imagina que no tuvieras más ocupación en el día que correr... ¿en qué momento preferirías hacerlo? Te damos las pistas para descubrir cuál es tu hora ideal para correr.

Ideas para molar corriendo de la cabeza a los pies
Adolfo Bello

Cada vez es más difícil diferenciarse del resto de runner. ¿Más difícil? Descubre las posibilidades que los complementos te dan para que tus compañeros vean cuánto molas