Sujetadores deportivos para correr: no te la juegues

Por carreraspopulares.com - 13/09/2018

El sujetador deportivo constituye una de las prendas técnicas más importantes a la hora de practicar el running. Del mismo modo que jamás se nos ocurriría salir a correr con los mismos zapatos con los que hemos ido a trabajar, el sujetador empleado para entrenar debe ser específico.

La importancia de emplear un sujetador deportivo correcto radica en la propia constitución del pecho: la mama, aunque descansa sobre el músculo pectoral, no está compuesta por ningún músculo ni se une al cuerpo por ningún músculo. Por ello, el movimiento de los senos es independiente del resto del cuerpo y su sujeción viene dada por la propia piel y los ligamentos de Cooper. Una correcta sujeción evitará el deterioro de estos ligamentos, cuya distensión es irreversible y provocaría la caída del tejido de la mama bajo su propio peso, perdiendo su forma y contorno naturales. Esto aplica independientemente del tamaño del pecho.

Por si este hecho no fuera ya de por sí determinante, diversos estudios conducen a la asociación de la mejora en el rendimiento en carrera con el empleo de un sujetador deportivo correcto. La [ Universidad de Porstmouth ] cuenta con un equipo de investigación en salud de pecho, que estudia el comportamiento del cuerpo en carrera en función del sujetador empleado. Usar un sujetador estándar en vez de uno deportivo implica tener que incrementar la actividad de la musculatura del tren superior porque el pecho no está correctamente sujeto. También produce un cambio en el patrón de respiración, provocando respiración más superficial y rápida porque hay más presión en la caja torácica. Asimismo, se reduce la longitud de la zancada, el rango de movimiento de brazos y la rotación del cuerpo, cambiando ligeramente el patrón de la pisada, lo que iguala la importancia del uso del sujetador deportivo al uso de una zapatilla adecuada.

Para la práctica del running el sujetador deportivo debe proporcionar por tanto una sujeción de máximo impacto, puesto que corriendo los pechos se desplazan varios centímetros.

Para elegir el sujetador deportivo que mejor se adapta a nosotras y puesto que encontrar nuestra talla del sujetador continúa siendo una misión imposible (los estudios siguen apuntando a que un 80% de nosotras empleamos una talla incorrecta de sujetador) para una correcta elección lo mejor es que nos probemos el sujetador. Al realizarlo, es conveniente saltar, estirar y movernos tal y como lo hacemos corriendo, para verificar que se adapta bien a nuestro cuerpo.

Cómo encontrar el sujetador deportivo perfecto

La talla viene determinada por la medida del contorno y la copa. Debemos asegurarnos que nos ajuste bien, incluido el ajuste de la espalda y los tirantes. El pecho debe quedar perfectamente contenido en las copas del sujetador, sin que quede ni holgado ni oprimido. El ajuste de la banda de la espalda debe quedar horizontal, nivelado en todo el cuerpo y debe moverse con él (no de forma independiente). Los tirantes no deben caerse de los hombros ni clavarse en ellos.

El sujetador puede ofrecer protección independiente para cada copa. Este tipo de sujetadores suele ser preferido en el caso de mayor volumen, ofreciendo un control independiente para cada pecho. Además, un buen sujetador deportivo minimiza el número de costuras o las trata de tal manera que evita las rozaduras, así como favorece la transpiración, evitando también la aparición de irritaciones en la piel.

Por último y aunque nos apene (porque cuando tienes un buen sujetador, quieres que dure para siempre) debemos estar atentos a los signos de envejecimiento: cuando veamos que comienza a perder firmeza, es hora de sustituirlo sin piedad. El cuidado en el lavado nos ayudará a retrasar ese momento, a mano o en la lavadora con el resto de la ropa de deporte, sin suavizante y con poco o nulo centrifugado.



Tambien te puede interesar

Prendas básicas para salir a correr
Gema Payá

Gema Payá, Miss Leggings Run, te cuenta cuáles son las prendas básicas para que salgas a correr con total comodidad. Te aconseja sobre prendas de vestir, como sobre los complementos.

Calmocane®, el compañero perfecto para alcanzar cualquier meta
Dep. Comunicación Edda Pharma

Rozaduras y ampollas son la pesadilla de los corredores y Calmocane® el mejor aliado, cuida tu piel, evita rozaduras y previene las molestas ampollas con una formula antifricción con pantenol, aloe vera, caléndula y vitamina E.

¿Importa el ‘drop’ en las zapatillas de trail?
Javier Ullé

¿Sabes qué es el drop en una zapatilla de running? Es uno de los conceptos a tener en cuenta a la hora de comprar nuestras zapatillas para correr o entrenar. ¿También en la montaña? Te lo contamos.

Prendas básicas para empezar a correr en otoño
Gema Payá

Las marcas se esfuerzan al máximo por crear nuevas prendas para los corredores. En ocasiones, puede que hasta nos perdamos en este mar de opciones. Miss Leggins Run nos ofrece una pequeña guía para tener en cuenta las prendas básicas para este otoño.

Las mas vistas

Masaje para descarga de la planta del pie
carreraspopulares.com

Mantener la planta del pie en perfecto estado es vital para un corredor. Estos ejercicios con el Fisioterapeuta Rubén García te ayudarán.

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.