El origen del burpee: ¿amigo o enemigo?

Por carreraspopulares.com - 02/09/2018
Cuando nos dicen que tenemos que hacer burpees después de calentar no nos suele hacer mucha gracia...
Cuando nos dicen que tenemos que hacer burpees después de calentar no nos suele hacer mucha gracia...

Si tienes un entrenador que te pone sesiones de fuerza además de correr, o si has hecho otro tipo de entrenamiento funcional durante tu “vida deportiva”, seguro que los conoces. El burpee es uno de los ejercicios más temidos por corredores y no corredores. Si te has enfrentado a él ya no se te olvidará su nombre en la vida. Posiblemente te has despertado entre sudores alguna noche gritando su nombre.

¿Por qué lo odiamos tanto? En realidad, no se puede decir que lo odiemos. Es la típica relación amor-odio. Sabemos que es un buen ejercicio, y que debemos hacerlo porque nos aporta cosas buenas, pero al mismo tiempo no queremos oír hablar de él. ¿Qué es el burpee, te preguntas? Si te estás haciendo esa pregunta, te diremos que se trata de un ejercicio coordinativo que mezcla la fuerza con la elasticidad de varios grupos musculares, tanto del tren superior como inferior.

Las fases del burpee

Un burpee bien realizado consta de cinco fases:

1. Empezando en posición vertical, nos agachamos hasta apoyar las manos en el suelo, aproximadamente a la altura de los pies.
2. Sin levantar las manos del suelo, y con un ligero salto, llevamos los dos pies hacia atrás, hasta colocarnos en posición de plancha.
3. Realizamos un fondo de brazos.
4. Al recuperar la posición de plancha, volvemos a llevar los pies adelante para recuperar la posición de sentadilla con las manos aún en el suelo.
5. Nos levantamos de un salto elevando las manos para volver a la posición inicial.

Es decir, en poco más de cinco segundos, hemos ejercitado cuadriceps, isquiotibiales, bíceps, tríceps, gemelos, dorsales, pecho... Vamos, lo que se llama un ejercicio “completito”. Ahí es donde radica el que nos llevemos tan mal con él, que exige mucho esfuerzo por nuestra parte. Como contraprestación, es muy positivo para nuestra fuerza y elasticidad.

Orígenes del burpee

El burpee tal y como lo conocemos tiene su origen en 1930 siendo un ejercicio inventado por el fisiólogo norteamericano Royal H. Burpee, quien lo propuso como método de evaluación de la condición física. Inmediatamente, como muchos de los inventos de la sociedad, fue adoptado por el ejército de los Estado Unidos, quien lo popularizó en las pruebas realizadas a los soldados antes de entrar en la Segunda Guerra Mundial.

Foto: Popular Science, Feb 1944
Foto: Popular Science, Feb 1944

Al estar el ejercicio original pensado como un test, su inventor nunca fue amigo de las muchas repeticiones. De hecho, su test consistía en solamente cuatro repeticiones, y su ejecución no incluía ni el fondo de brazos ni el salto en la fase de levantamiento. El doctor Burpee realizaba mediciones del pulso antes y después de esas cuatro repeticiones como forma de evaluar el comportamiento del sistema cardiaco de los pacientes. No se sabe a ciencia cierta quien introdujo las variantes que han convertido al burpee en el ejercicio amado y odiado que hoy conocemos, pero poco nos equivocamos si pensamos que algún entrenador con ganas de torturar fue el culpable.

Hoy en día, el burpee nada tiene que ver con aquel que se inventó para diferenciar a los atletas de los sedentarios y es usado en planes de entrenamiento intensivos tipo tabata o bootcamp. Incluso hay competiciones para ver quién hace el número mayor de repeticiones. Si hacer 5 burpees te cansa, piensa que el récord Guinness está en 9.480 repeticiones en 72 horas (Lloyd Weema, Portland, 2013) y el mayor número de burpees en una hora es de 851 (Charlie Gard, Tasmania, 2018). Esto significa un burpee, más o menos, cada 4,23 segundos. ¿A que ya nos parece menos duro hacer unos pocos?



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Pautas para iniciarte en la montaña
Álex Campos

El verano es una época ideal para probar a correr en zonas diferentes. Si nunca has probado a correr por la montaña, quizás sería el momento ideal. Eso sí, no te lances a lo loco. Sigue algunas pautas.

¿Cansado de conseguir los mismos resultados? Potencia tu “juego interior”
Juan Carlos Ladrón

Nuestro entrenamiento físico es vital, sí, pero también lo es nuestro entrenamiento interior. Si sacamos a relucir nuestras cualidades mentales conseguiremos avanzar y obtener mejores resultados.

¿Eres un corredor lento? Esto es lo que tienes que hacer
carreraspopulares.com

Que cada uno corremos a un ritmo distinto es algo fácil de entender. Que ese ritmo no nos tiene que hacer sentir ni mejores ni peores que el resto, no tiene que tener ninguna duda. ¿Qué hacer cuando los demás son más rápidos que nosotros?

Los umbrales y su implicación en el entrenamiento (y II)
David Calle

Una vez conocidos los umbrales de esfuerzo, es importante saber cuál es su implicación en los entrenamientos que realizamos. En este artículo, David Calle nos describe cuáles son las diferentes intensidades y los beneficios que nos reportan al rendimiento.

Las mas vistas

Dale técnica a tu carrera
Juan Maria Jimenez

Es una de las partes fundamentales del entrenamiento si quieres mejorar tu rendimiento como corredor. Juan María Jiménez, nos enseña los ejercicios básicos de técnica de carrera.

10 consejos para correr una 10K
carreraspopulares.com

Marta Fernández de Castro, atleta de consagrada calidad y entrenadora nos da 10 consejos si vas a correr alguna 10k estos meses.

Vamos a reírnos de nosotros mismos
Leo Harlem

Leo Harlem: ´Con el deporte lo único que se quema es el que lo practica las calorías ni se enteran, van por libres´.

¿Pronador, supinador o neutro? Verdades sobre la pisada
Alexis Missiego

Son los tipos de pisada de los corredores. Casi todos lo sabemos ya. Pero no es tan simple. Como nos explica el entrenador Alexis Missiego, lo mejor es que sea un especialista quien decida el tipo de pisada. Además, nos da unos útiles consejos para mejorar la técnica de carrera y evitar lesiones.