Estrategias cognitivas aplicadas al deporte de resistencia

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com - 08/10/2014
Conocer las estrategias cognitivas puede ayudar a nuestro rendimiento como deportistas
Conocer las estrategias cognitivas puede ayudar a nuestro rendimiento como deportistas

¿Qué significan estas palabras? Estrategias cognitivas son las actividades y procesos mentales que los deportistas utilizan de una manera consciente o inconsciente y con las que pueden mejorar su rendimiento.

Nuestro rendimiento deportivo en pruebas de resistencia, como ya hemos dicho en otras ocasiones, viene determinado en mayor parte por nuestras condiciones y nuestra capacidad fisiológica, y sabemos también que las diferencias individuales en cuanto al rendimiento se deben además a la parte psicológica o personal del deportista.

Se ha estudiado que las estrategias cognitivas utilizadas durante el esfuerzo físico intenso y prolongado podrían ser las responsables de al menos una gran parte de estas diferencias, ya que nos son útiles para enfrentarnos a momentos de fatiga, dolor y malestar, influyendo directamente en el principio básico de los deportes de resistencia: máxima eficacia con el mínimo gasto de energía; el “esfuerzo económico”.

Según Morgan Pollock, existen dos tipos de estrategias: Asociativas y Disociativas o distractivas.

-Las Asociativas son aquellas en las que el deportista, el atleta, presta toda su atención a las sensaciones físicas generadas por la propia actividad física. Es decir, está siendo consciente de señales corporales como el estado de sus músculos, la existencia o no de fatiga en ellos, la respiración (en qué nivel de respiración está, está introduciendo el oxígeno necesario para el nivel de consumo de su cuerpo), temperatura, ritmo cardíaco, etc.

-Las Disociativas o distractivas: la atención y consciencia del atleta están fuera de sus sensaciones físicas, centradas en aspectos intra e interpersonales: aquello que les rodea, el paisaje, la temperatura, olores, viento, personas, ruido, música.

Tras varios estudios realizados con distintos tipos de deportistas y de distintos niveles se llego a las siguientes conclusiones:

Las estrategias disociativas o distractivas produjeron una disminución en la sensación de fatiga. Esto no quiere decir que se estuviera menos cansado a nivel fisiológico o muscular, simplemente que se percibía menos. Esto es importante y desencadenante de otros factores psicológicos destacados en la carrera y desencadenantes de posiciones emocionales positivas como la automotivación o la estima. Lo primero para ser mejor es sentirse mejor.

Por lo tanto, reducen la posibilidad de procesar señales internas de dolor y malestar, muy importante para momentos finales de las carreras de larga distancia.

En dichos experimentos, se recogieron datos que apuntan a que la frecuencia cardiaca no se ve afectada por la estrategia cognitiva empleada. Tampoco es posible asegurar que el consumo de oxígeno, o el nivel de lactato en sangre, se vean influenciados por la estrategia cognitiva empleada.

Estrategia cognitiva asociativa o disociativa
Estrategia cognitiva asociativa o disociativa

Máximo redimiento

Mi opinión es que, si bien es cierto que no se obtuvo medida en esta dirección, para mí todo proceso emocional y cognitivo es psicofisiológico. Es decir, tiene una respuesta automática en el cuerpo. Por lo tanto, sí que la frecuencia cardiaca puede tener variaciones en función, no tanto de la estrategia cognitiva, si no de los resultados de esa estrategia. Si lo que percibimos es negativo a través de una técnica asociativa, tendrá un efecto cardiaco y, por lo tanto, de consumo de oxígeno y de lactatos.

Según nuestro nivel de deporte, será más adecuado el empleo de una u otra estrategia. En competición, debemos mantener la concentración en las señales corporales para alcanzar y ser capaces de mantener altos niveles de esfuerzo de una manera segura y saludable, además de eficiente. Mediante la capacidad de autoregularnos para lograr el máximo rendimiento.

Es necesario realizar una buena estrategia cognitiva Asociativa, si bien es cierto que lo perfecto sería, en situaciones de competición en las que es muy positivo, utilizar ocasionalmente estrategias distractivas o disociativas, ya que no interferirán en ese “esfuerzo económico”. Por lo tanto, atención continuada a las señales internas, unidas con momentos de distracción para de nuevo volver a la estrategia asociativa.

Para niveles de deporte más bajos (iniciación), entrenamientos suaves, o para aquellas personas que tienen como objetivo en el deporte el mantenimiento, los estudios demuestran que la distracción disminuye la sensación de fatiga y aquellos síntomas físicos de esfuerzo. En estos casos, lo más adecuado serían las técnicas cognitivas disociativas, evitando así el abandono y logrando una mayor satisfacción.

Debemos ser conscientes de que, mientras realizamos nuestra actividad deportiva, realizamos muchos procesos a otros niveles más allá del físico. Seguro que muchos ya conocíais este tipo de estrategias, al memos a nivel experimental o vivencial, no tanto con nombres técnicos, pero sí de forma “inconsciente”. Si sois conscientes de vuestros recursos, eso hará que podáis manejarlos y utilizarlos a vuestro favor , logrando así evolución, eficacia y eficiencia.


Pedro Fernández López. Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional.
[ www.desarrolloformidable.es ]



SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR JUAN MARIA JIMENEZ

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR LUIS MONLEÓN

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Un minuto de running al día, bueno para los huesos
Chema Martínez Pastor

Un estudio de la Universidad de Exeter ha demostrado los efectos beneficiosos del ejercicio de alta intensidad y la carrera a pie en mujeres con riesgo de osteoporosis durante la época de la menopausia.

Guía definitiva para evitar la fascitis este verano
Rubén Sánchez-Gómez

Como si de la criptonita a Superman se tratara, la fascitis es la lesión que más trae de cabeza a los corredores. Además, en verano es cuando más propensos somos a sufrirla. ¿Sabes a qué se debe? Te lo contamos, así como consejos para prevenirla.

¡Cuidado, runner! Riesgo de lesiones veraniegas activado
Fisioterapia Bando

Aunque en verano baje nuestra actividad, los corredores no dejamos de estar expuestos a las lesiones y a complicaciones. Nuestra fisio de cabecera, Carmen Sanz de Fisioterapia Bando, nos cuenta cómo prevenirlas.

¿Por qué se nos caen las uñas a los corredores?
Rubén Sánchez-Gómez

¿Llevas recuento de las uñas de los pies que has perdido? Hay quien se enorgullece de sus pies de runner, pero la verdad es que a nadie nos gusta perder uñas... y menos ahora que enseñamos más los pies. Nuestro podólogo, Rubén Sánchez, nos explica por qué pasa esto.

Las mas vistas

Corredores vs perros: guía para evitar conflictos
carreraspopulares.com

Seguro que te ha pasado alguna vez. Estás haciendo tu entrenamiento del día y a lo lejos ves aparecer la figura juguetona de un perrito. Sabes que es inofensivo, pero a la vez piensas que te puede hacer caer, o se puede meter en tu camino como otras veces. ¿Cómo evitarlo?

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

El grupo de Whatsapp de los runners: día de carrera
Chema Martínez Pastor

¿Quién no tiene un grupo de Whatsapp de runner? ¿Qué sucede el día de la carrera en este grupo? Seguro que si es tu caso, te va a sonar lo que sucede en nuestro particular ´grupo de Whatsapp´...

Come bien para correr mejor
Rubén Gadea

Come para correr mejor. Corre para comer mejor. Da igual el orden, lo importante es que nuestra alimentación esté acorde con nuestro entrenamiento, para asegurar que el cuerpo tiene los nutrientes necesarios para el ejercicio.