Carreras de montaña vs carreras de asfalto

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com

Nos gustaría pensar que después de leer el artículo sobre “[ qué debes saber para empezar a correr por la montaña ]” te hemos convencido para que lo pruebes. Y más aún, que te ha gustado y que te estás iniciando en esto del “trail running”. Lo vamos a llevar un poco más lejos: nos imaginamos que ya tienes experiencia en correr por la montaña y que quieres disfrutar un poco más de tu afición.

Habrás visto que cada vez hay más competiciones de trail en el [ calendario de carreras ]. Si te está empezando a picar el gusanillo, creemos que es momento de que conozcas las diferencias entre las carreras de asfalto y las de montaña. Aviso: son más diferentes de las que pueden parecer, pero en algo sí son iguales: lo vas a pasar en grande:

1. El perfil importa. Si es algo que ya miramos en las carreras de ciudad, imagina en el caso de la montaña. Tendrás que familiarizarte con conceptos como el desnivel positivo (número de metros verticales que se asciende en total del recorrido) o desnivel acumulado (sumando los metros que se suben y los que se bajan). Es muy importante conocer el desnivel porque supone la diferencia principal entre carreras. No es lo mismo hacer 15 kms en los que se suban 800m que 15 kms en los que se suban 1.500m. Con el tiempo y la experiencia aprenderás a interpretar los perfiles de las carreras para no llevarte sustos.

2. Equipación obligatoria.Una diferencia importante con las de asfalto es que en las carreras de montaña la organización dispone una serie de equipaciones obligatorias, siempre relacionadas con la seguridad de los corredores. Por ejemplo suelen incluir una cantidad de agua o líquido, algún alimento, reflectantes o cosas que no se te ocurrirían como llevar mallas que te cubran toda la pierna.

3. Requiere más atención. No sólo porque el terreno exige que estés pendiente de por dónde pisas. El recorrido está marcado con balizas atadas a árboles y plantas, las cuales debes seguir para que te indiquen el recorrido. Si te despistas, es posible que te salgas del camino marcado.

4. Menos participantes. Por razones obvias, una carrera de montaña difícilmente superará los 400-500 participantes. Coordinar la salida y el paso de los corredores en circuitos de montaña es más complicado, por lo que el número de corredores es más reducido. Sabrás lo que es el estrés cuando descubras que hay carreras que agotan los dorsales media hora después de haber abierto inscripciones.

5. Los avituallamientos, ese oasis. En la mayoría de las carreras, los avituallamientos son un momento mágico para el corredor. Agua, isotónico, fruta, chocolate, frutos secos... son elementos muy habituales. Hay carreras que se “estiran” más y ponen incluso empanada, jamón, queso... Al no ir a ritmos tan rápidos como en las carreras de asfalto, la mayoría se para a comer y beber bien antes de continuar la marcha. Importante si vas a participar que te informes dónde están los avituallamientos para llevarte tu propia comida y bebida para que no se te haga tan largo llegar a ellos.

6. Es más difícil adelantar. Debido a las condiciones del terreno, pasar a otro corredor es más complicado, muchos senderos sólo permiten el paso de una persona. Si tienes que adelantar, asegúrate de hacerlo sin poner en peligro a nadie, sobre todo bajando. Avisa de tu intención y del lado por el que vas a pasar, generalmente la persona que va delante te facilitará la maniobra. De la misma manera, si te van a adelantar, baja la velocidad e intenta no obstaculizar el paso. ¡Sin ponerte tú en peligro, claro!

7. La ayuda a los demás es obligatoria. Aunque es algo que todos haríamos de vernos en la situación, las carreras de montaña obligan a los corredores a prestar auxilio a otros que hayan podido sufrir algún tipo de percance. Más que nunca, en la montaña todos somos compañeros y hay que ayudar a quien lo necesite.

8. Respeto absoluto al paisaje. En las carreras de asfalto a veces se nos olvida. Pero es importante que nada, absolutamente nada, se nos caiga del bolsillo o de las manos. Hablamos de envoltorios de comida, bidones, sobres de geles... La montaña debe quedar tal y como estaba antes de que pases tú.

Si no lo has probado ya, pero estás corriendo por montaña, te recomendamos que lo pruebes. Se trata de una experiencia diferente a las carreras de asfalto, que además de “sacarte al monte”, te permite hacer un ejercicio un poco diferente. ¡Te garantizamos que te vas a divertir!

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



Tambien te puede interesar

Por qué Forrest Gump es un icono del running
Luis Blanco

Resulta curioso que tantos corredores se hayan identificado de forma tan profunda con una escena de una película que realmente no es sobre correr. Hablamos de Forrest Gump, un icono del running. ¿Por qué?

El coleccionista de carreras
Mario Trota

Hoy os vamos a hablar de un corredor muy particular. Es un tipo de runner que todos conocéis. En todos los grupos de entrenamiento o de amigos que corren hay uno más o menos con las mismas características. O varios. Es el coleccionista de carreras.

Consejos para correr sobre nieve y ambientes fríos
Apolo Esperanza

Correr o entrenar por la nieve puede ser una experiencia interesante, pero debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes. Apolo Esperanza, corredor y aventurero nos cuenta su experiencia.

Cuatro juegos para animar a tus hijos a que corran
Chema Martínez Pastor

Si quieres que tus hijos se aficionen a correr, tienes que, primero, hacer que se interesen por el deporte. Si intentas que entrenen como un adulto será más difícil que entiendan el running como un deporte para ellos. Te sugerimos algunas formas de hacerles correr sin darse cuenta.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.