10 cosas que debes hacer tras un maratón

Por May Luján para carreraspopulares.com

Ya habrás leído mil artículos sobre las cosas que debes hacer justo las horas siguientes tras un Maratón. Pero esos cuidados, debes extenderlos más allá de la jornada siguiente a la prueba. Durante toda la semana posterior, puedes hacer unas cuantas cosas que mejorarán tu estado físico, y también mental y anímico.

Protégete, tus defensas están mermadas
Puede que descanses mucho tras la prueba. Puede que te sientas bien y reconfortado tras un sueño reparador y unas buenas horas de sofá. Pero no es suficiente. Tus defensas se han visto muy mermadas en el Maratón. Por mucho que recuperes en las siguientes horas, al menos durante una semana, tus niveles estarán más bajos de lo normal. Serán más proclive a resfriados u otras enfermedades. Así que, protégete bien.

Estira, estira, y vuelve a estirar.
Pero no lo hagas inmediatamente después de la prueba. Hazlo tras pasar unas horas y los días posteriores, es decir, la siguiente semana. Justo tras la prueba puede que tus músculos estén algo dañados y, si hay una pequeña lesión, incluso la agraves con los estiramientos. Deja que pasen unas horas y en los 7 días siguientes programa dos o tres buenas sesiones de estiramiento. Aunque no hayas corrido nada esos días.

Alimentación: homenaje y recuperación.
La alimentación debe cumplir esa doble función. En primer lugar, te debe ayudar a recuperar. Habrás leído mucho sobre lo que debes comer justo tras el Maratón,. Bien, pues los días siguientes, también debes llevar una alimentación equilibrada, rica en vitaminas, minerales, hidratos y proteínas. Recupera así niveles normales en tu cuerpo. Por otra parte, prográmate comidas que te gusten. Tu mente lo agradecerá. Será como un premio más.

Masaje reparador.
A mitad de semana tras el Maratón (como pronto), programa un masaje o una sesión de spa. Por el simple hecho de cuidar tus músculos. Asegúrate de mencionar cuando reserves la sesión que acabas de correr el Maratón, para que tengan en cuente cómo actuar.

Carrera recuperadora.
El día siguiente a la prueba, efectivamente, es aconsejable un ligerísimo trote. Cuando decimos ‘ligerísimo’, significa precisamente eso: poco tiempo y muy lento, casi andando.

Busca las fotos.
Bucea en Internet, ves a las páginas oficiales, busca y rebusca. Las fotos de un Maratón son únicas. Te recomendamos que inviertas un poco de tiempo en encontrar alguna foto tuya y conseguirla (aunque sea de las que hay de pago). Valdrá la pena tener ese recuerdo dentro de unos años.

La medalla, búscale sitio.
¿Tienes un lugar especial para tus medallas? Entonces ya está hecho. ¿No lo tienes aún? Pues en ese caso hay que ir buscándolo. Coloca tus medallas en un sitio especial. Si puede ser, visible aunque discreto. Se merecen estar bien visibles.

Descanso.
A pesar de ese ligero rote y de los masajes, la semana siguiente a la prueba, debe ser principalmente de descanso. No vale la pena salir a trotar mucho, porque seguramente no te encontrarás bien y las sensaciones no serán buenas. Por ello, no te fuerces ni una milésima.

La mente, en blanco y los retos, asumibles.
Cuando acabes un Maratón pasarás por esas clásicas fases en tu pensamiento:

1.- ‘No vuelvo a correr un maratón en mi vida’
2.- Tan solo un par de horas después: ‘¡Qué ganas tengo de correr otro maratón!’

Todo esto es lógico. Pero no es el momento de empezar a planificar. Los días posteriores sería ideal no pensar mucho en carreras. Pero, si no lo puedes evitar, planifica retos sencillos: una carrera de 10k el mes que viene donde no vayas a por marca, por ejemplo. O un medio Maratón pero dentro de unos meses. Nada de presiones ni agobios.

Recupera el tiempo y prueba cosas distintas.
Ya que no vas a salir a correr, invierte el tiempo que le dedicarías a las sesiones de running en otras cosas. La piscina, por ejemplo, puede que te venga bien un día de la siguiente semana. No hay impacto y te activará un poco. Pero también te vendrá bien un simple paseo con alguien a quien hayas dedicado poco tiempo durante la preparación, por ejemplo. Recupera tiempo perdido también con tu familia y amistades.

SOBRE EL AUTOR


Tambien te puede interesar

Por qué dejarlo antes de cansarte y otros consejos que nadie te da
carreraspopulares.com

Si has empezado con el running, hay cosas que tenemos que contarte. No te preocupes, no hay ningún spoiler en este artículo...

Los superpoderes del corredor popular
Mario Trota

Aunque no lo creas, correr también te da poderes. Estos son algunos.

¿Por qué no voy a pensar que soy mejor?
carreraspopulares.com

¿Crees que hay corredores de primera y de segunda? ¿Por qué pensamos que somos ´runners´ sólo cuando hemos cumplido ciertos hitos, cuando somos capaces de alcanzar ciertos ritmos?

Otras formas de medir tu carrera que no son ´minutos el kilómetro´
carreraspopulares.com

No todo va a ser velocidad y ritmo. ¿Qué otra maneras conoces de medir tu rendimiento que no sean las típicas?

Las mas vistas

¿Qué tipo de ejercicio físico quema más grasas?
Natalia Olivares

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes cada día. Pero ¿sabes de dónde vienen tus calorías y qué procesos implican una mayor quema de calorías? La nutricionista Natalia Olivares nos explica en este artículo qué ejercicios son más adecuados para quemar grasas de manera eficaz.

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.