Entrenando contra el cáncer

Por Luis Blanco para carreraspopulares.com - 05/03/2019
Susana, enferma de cáncer, y Lucía, entrenadora en la sede de la AECC en Madrid
Susana, enferma de cáncer, y Lucía, entrenadora en la sede de la AECC en Madrid

“Me diagnosticaron de cáncer de mama en junio del año pasado. Y lo primero que se piensa cuando te lo dicen es que hay que sentarse en el sofá y dejarse morir. Es lo que parece que se transmite”. Si aquel día de finales de junio le hubieran dicho a Susana González que unos meses después estaría a punto de participar en una carrera popular, ella habría movido la cabeza de lado a lado incrédula. El próximo 31 de marzo de 2019, Susana será una de las miles de personas que correrá en Madrid la [ Carrera en Marcha Contra el Cáncer ]. Serán su primera vez, será la meta de su tratamiento. Ese que ha conseguido llevar mejor de lo esperado gracias al ejercicio físico. “Es evidente que no hay que quedarse en el sofá y dejarte morir o hundirte”.

Ella pronuncia estas palabras con una sonrisa en su cara, aún húmeda por el sudor. Hasta hace unos minutos, la sala en la que nos encontramos estaba llena de personas enfermas de cáncer moviéndose al ritmo de la música, realizando ejercicio bajo las órdenes de su preparadora física, Lucía Gil, que gritaba dando indicaciones y ánimos para hacerse escuchar por encima de la música. “¡Vamos, un poco más! ¡Derecha, brazo arriba!” La actividad frenética ha dejado paso a una sala casi vacía de personas, pero llena de energía y ganas de sentir la vida al máximo.

A través del amplio ventanal que llena de luz la estancia, entran los rayos del sol que hacen brillar el sudor en la cara de Susana. Ella y Lucía se han quedado para charlar conmigo y aún respiran con dificultad mientras recuperan el resuello. La sala donde nos encontramos pertenece al Espacio Activo Contra el Cáncer inaugurado hace unos meses en la sede de la [ Asociación Española Contra el Cáncer ] de Madrid. Aquí se pusieron en marcha en septiembre los programas de ejercicio físico para enfermos de cáncer. Susana participó en el primero, de tres meses de duración.

Susana y Lucía hablan en la sede de la AECC en Madrid
Susana y Lucía hablan en la sede de la AECC en Madrid

Primeros pasos

“Primero se hace una valoración inicial del paciente, se le da una cita con la facilitadora, y se realiza una prueba de composición corporal, aeróbica y fuerza”, explica Lucía, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y doctora en Ejercicio Físico y Cáncer. Es muy importante este estudio inicial, porque dependiente del tipo de cáncer y del paciente se establece qué ejercicios puede hacer y cuáles no. “En muchos casos aún se dice a los enfermos: ‘no te muevas’ y no debe ser así”, cuenta Lucía.

“A partir de ahí diseñamos un plan trimestral para grupos de 10 a 12 personas, dos días por semanas, una hora y media cada día”. En las sesiones se hacen ejercicios de todo tipo, sobre todo aeróbico y de fuerza. El objetivo: “disminuir los efectos secundarios de los tratamientos y recuperar toda la funcionalidad, la masa muscular y la capacidad aeróbica”.

Susana comenzó a recibir la quimioterapia en julio, “el primer ciclo cada tres semanas y el segundo doce sesiones semanales”. En septiembre empezó a ir a la sede de la AECC a hacer ejercicio. “Me daban la quimio el miércoles por la tarde y el jueves a las 9 estaba aquí. El primer día venía con miedo. Pero las últimas semanas me levantaba como si no hubiera tenido sesión de quimio”.

Sin duda, ayuda el hecho de que Susana es una mujer positiva y con mucha fuerza interior. Se le nota en la mirada decidida y sus ojos brillantes. “Tengo claro que me ha venido muy bien el ejercicio, te aporta mucha seguridad”. Y mucho más. Lucía lo sabe y se basa en sus conocimientos académicos y en las investigaciones realizadas. “Está demostrado científicamente”, dice rotunda. "Se ha comparado cómo afrontan las mujeres los efectos de la quimioterapia siendo activas o sedentarias. Las activas eran más fuertes, los efectos secundarios eran menores, y no se fatigaban tanto”. Porque los tratamientos llegan a producir fatiga extrema en muchos casos.

La quimioterapia reduce la masa muscular, disminuye el metabolismo basal y aumenta la grasa corporal. Se corre el riesgo de llegar a la obesidad sarcopénica. También reduce la capacidad cardiovascular. “Mediante ejercicios de fuerza recuperamos la masa muscular y con ejercicios cardiovasculares y aeróbicos recuperamos la capacidad cardiovascular, además de disminuir la masa grasa”. Los tratamientos contra el cáncer también provocan osteoporosis, nos cuenta Lucía. Corriendo y con ejercicios de impacto “mejoramos la absorción del calcio”. Cada efecto tiene asociado un tipo de ejercicio concreto.

Pero el principal beneficio que encuentran los enfermos de cáncer con la actividad física es que “les devuelve la calidad de vida”, concluye Lucía. Susana asiente: “el ejercicio te viene bien físicamente, así estás más contento y estás en un ambiente en el que todo el mundo sabe lo que te pasa. Además, interiorizas los ejercicios y los beneficios”. Lo importante es que al final “es una necesidad y cuando finalizan el programa quieren seguir haciendo ejercicio, es importante que cambien hábitos de vida”

Sesión en el gimnasio de la AECC en Madrid
Sesión en el gimnasio de la AECC en Madrid

Hasta la meta

Así ha sido en el caso de Susana, que antes del cáncer hacía muy poca actividad física, sólo pilates (para sus dolores de espalda) y caminar. Tras concluir el programa de tres meses en diciembre en la AECC, y aunque ahora está recibiendo sesiones de radioterapia, acude una vez cada dos semanas a una sesión “recordatoria”, como la que acaba de terminar.

Muchos días salen al parque, a la Dehesa de la Villa, muy cerca de la sede de la asociación, a correr y caminar o a hacer ejercicios de técnica de carrera. Pero también hace ejercicio por su cuenta. “Les damos un informe con las intensidades a las que pueden trabajar y para qué pueden hacer o no”, nos aclara Lucía.

Es parte de su nueva vida. Y Susana considera que es parte del tratamiento. “Los médicos te curan, el oncólogo te quita el tumor, el cirujano te opera... pero una vez que te han quitado el tumor, ¿qué pasa después? Te dicen que vas a tener problemas, pero no sabes qué hacer. Aquí eres consciente de cómo vas a estar y sabes cómo gestionar esos problemas. Lo echo de menos en el hospital, debería ser parte del tratamiento”.

Ella, que no había corrido en su vida, sale dos días por semana, unos 20 minutos cada vez, y camina mucho, “unos 10 o 15 kilómetros al día”. Su marido, corredor experimentado, maratoniano, mira a Susana sorprendido. “Pillas una fuerza de voluntad que ni te la crees”.

Con esas ganas y esa fuerza de voluntad participará el 31 de marzo en la Carrera en Marcha contra el Cáncer, con salida y meta en la madrileña Plaza de Colón. Lucía y Soraya Casla, responsable de la Unidad de Ejercicio Físico y Cáncer de la AECC, estarán con ella y con decenas de enfermos que pasan por sus clases. “Algunos quizá tengan que parar, pero no pasa nada, tomarán aire y seguirán”, dice Lucía. “Aquí hay gente con cánceres avanzados, pero van a participar, será un reto colectivo, correr todos juntos”. Algunos, los más experimentados, correrán la distancia de 10 kilómetros. Otros, como Susana, lo de 4 kilómetros. Y el resto acudirán a la caminata de 2 kilómetros. Junto a miles de personas que les arroparán corriendo o caminando y apoyarán con su inscripción la labor de la Asociación Española contra el Cáncer.

Susana y Lucía lamentan que aún hoy en día muchos siguen asociando “cáncer con muerte, pero no siempre es así, hay muchos cánceres que no son muerte”. Susana, con su sonrisa, su talante positivo, y gracias a su cambio de hábitos y la actividad física, está superando el suyo “sin sentirme enferma. Muchos amigos me dicen que les he desmitificado la palabra cáncer”. El 31 de marzo, el sonido de millones de zancadas ayudará a alejar el ruido de los prejuicios y la maldición que pesa sobre una palabra con la que desgraciadamente debemos vivir. Gracias a personas como Susana, la vida se ve de otra manera.

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Gijón se vuelca con la “Marea Rosa” en la Carrera de la Mujer
carreraspopulares.com

La duodécima edición de la Carrera de la Mujer de Gijón ha congregado unas 8.000 participantes que han teñido de rosa el asfalto gijonés durante una jornada muy deportiva, solidaria y reivindicativa del papel activo de la mujer en la sociedad y en el mundo del deporte. La cántabra Dolores Marco ha sido la ganadora de la prueba, seguida por la jovencísima asturiana Carlota Fernández y Laura González.

Maite Maiora y Diego Díaz Pando ganadores del Km Vertical Fuente Dé
carreraspopulares.com

Éxito de participación con 296 inscritos para celebrar el décimo aniversario

Consejos para carreras nocturnas
May Luján

Las carreras por la tarde y por la noche se imponen en época estival. Si vas a correr alguna, ten en cuenta unas cuantas pautas y recomendaciones.

Guía del corredor novato: lo que pasa en la línea de salida
Mario Trota

En los minutos previos a la salida, cuando estamos ya detrás del arco esperando el disparo que no indique que tenemos que empezar a correr, pasan muchas cosas. Y se escuchan interesantes conversaciones.

Las mas vistas

El ozono y su efecto en los deportistas
Francisco Gilo

Las altas concentraciones de ozono pueden ser perjudiciales, sobre todo para los deportistas que están expuestos al aire libre durante el tiempo del ejercicio. En este artículo, Fco. Gilo nos describe cómo nos puede afectar el ozono y cómo podemos evitar sus efectos.

Trabaja la fuerza tras el entrenamiento
Fernando Ortiz

Te presentamos una serie de ejercicios básicos que podrás practicar tras correr. Son importantes para que tus piernas estén fuertes y tengas menos cansancio muscular. Te quitarán poco tiempo y te ayudarán mucho.

Cómo entrenar correctamente las cuestas
David Calle

Tanto si ya realizas entrenamientos en cuestas como si aún no los has probado, estos consejos de nuestro entrenador David Calle te ayudarán a convertirte en un experto en cuestas, y saber cuándo, cómo y por qué debes usarlas en tus entrenamientos.

La importancia del masaje
Francisco Gilo

La acción mecánica del masaje sobre la musculatura, actúa de manera que activa la circulación, cosa que favorece el intercambio de reacciones químicas y nutrientes