El síndrome de sobreentrenamiento

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com
El sobreentrenamiento puede ser muy perjudicial para el corredor
El sobreentrenamiento puede ser muy perjudicial para el corredor

Cuando un corredor siente apatía en un momento de su vida deportiva, realmente ¿hemos pensado en la posibilidad de que nuestra actividad física sea excesiva y contraproducente y que hayamos caído en un sobreentrenamiento?

Realizar más ejercicio del asimilable por el organismo es una preocupación de quienes persiguen estar en forma, ya se trate de atletas aficionados o de élite, como de personas que entrenan para perder peso o mantener su físico.

Hay corredores cercanos a la prueba del maratón, que todavía al notarse la mejora deportiva desean demostrase su gran estado de forma, saltándose incluso el programa pre-establecido, lo que le hace caer en el error de aumentarlo, con el consiguiente riesgo, no sólo de lesión; sino también de una importante bajada de defensas, que les hace vulnerable a las tan temidas infecciones oportunistas.

La rehabilitación de deportistas que padezcan de sobreentrenamiento supone una gran demanda para el entrenador ya que éste debe frenar o aguantar al deportista.

El síndrome de sobreentrenamiento incluye lesiones por ejercicio excesivo pero también se acompaña de fatiga general y otros síntomas.

En el entrenamiento "forzado", muy intenso y prolongado, realizado bajo marcadas tensiones emocionales, y sin la adecuada recuperación, la resistencia no específica es lo que primero se pierde; luego, se deterioran las funciones vegetativas y, finalmente, se afecta la coordinación motora todo lo cual puede dar lugar a una reducción más o menos notable en el rendimiento deportivo

Causas:

Hay una serie de factores que pueden resultar claves para que se produzca el síndrome de sobreentrenamiento como una dieta inadecuada, el estrés tanto mental como físico, y otros factores psicológicos que se relacionan con el propio organismo.

Las personas que hacen ejercicio de manera regular también son candidatas a sufrir el síndrome de sobreentrenamiento si no lo hacen de manera correcta. Y es que la ausencia de un plan de entreno o el incumplimiento de éste por exceso o defecto – en este caso, lo habitual es hacer menos, pero a más intensidad – puede ser perjudicial para el organismo, así como la realización de programas repetitivos y excesivamente largos (sobre todo los destinados a mejorar la resistencia) con una ineficiente recuperación física.

Según señalan en el [ sitio web ] de la Asociación American de Fisioterapia (APTA, según sus siglas en inglés) las lesiones derivadas de un sobreesfuerzo afectan sobre todo a músculos y esqueleto y se dan en quienes aumentan la intensidad de sus ejercicios o cambian el tipo de actividad física que venían realizando.

Atento a las señales de aviso:

Aunque el sobreentrenamiento presenta varios síntomas, son pocas (si es que hay alguna) las señales de pre-aviso. Una de ellas puede ser el pulso cardiaco elevado al despertarse por la mañana. Un índice más sensible y exacto, sería medir el pulso cardiaco por telemetría (pulsómetro) cuando el deportista duerme. Además, existen diferentes tests sanguíneos (extracción de muestras de sangre) que pueden identificar el problema, aunque estos son más caros y deben ser realizados por especialistas.

Síntomas:

Entre las señales y síntomas más frecuentes tras un entrenamiento en el que se ha exigido al organismo demasiado, los fisioterapeutas americanos señalan:

-Fisiológicos: tasa cardiaca en descanso aumentada, mayor presión sanguínea. Uno de los síntomas más claros es el aumento agudo de la concentración de adrenalina y noradrenalina más allá de los niveles normales inducidos por el ejercicio. Además, recientemente los científicos han propuesto que el sobreentrenamiento podría estar causado por una producción excesiva del neurotranmisor serotonina, la "hormona del buen humor", que cuando se produce en exceso se asocia con el sueño y el cansancio.

-Físicos: menor apetito, malestar estomacal, sed insaciable, alteraciones del sueño, mayor frecuencia de enfermedades o infecciones, sensación general de mayor dificultad y fatiga a lo largo del día, dolores musculares anormales, dolor diferente al típico dolor muscular.

-Conducta: cambios de personalidad, menor motivación, alteración de la concentración, autoestima disminuida, menor capacidad para afrontar el estrés.

-Rendimiento: mayor tasa cardiaca durante la actividad, menor fuerza o resistencia, movimiento y coordinación defectuosa, errores técnicos múltiples.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Medico


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR FRANCISCO GILO


POR CENTRO PRONAF (PROGRAMAS DE NUTRICIÓN Y ACTIVIDAD FÍSICA)

POR LUIS MIGUEL DEL BAÑO



Tambien te puede interesar

¿Nos lesionamos más en verano o en invierno?
carreraspopulares.com

El frío es bueno para un mejor rendimiento aeróbico y por tanto hará que tengamos mejores resultados. Pero ¿es mejor para las lesiones?

¡Cuidado! Señales peligrosas para el corredor
carreraspopulares.com

A veces el cuerpo y la mente nos envían señales de que algo no va como debería, y tenemos que realizar cambios para poder seguir con nuestra actividad runner. ¿Has sufrido alguna de estas señales?

Huye de las lesiones: cuestiones a evitar para no caer en ellas
Iñaki Sevillano

Pequeños gestos y hábitos que, si los evitamos, nos pueden ayudar a mantener las lesiones a raya.

¿Correr con asma? Si Rosa Mota pudo, tú también
carreraspopulares.com

Running y asma son una combinación delicada. No imposible, pero sí puede dar lugar a momentos incómodos. Aprende a hacer deporte con asma con estos consejos.

Las mas vistas

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.

La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor
Leticia Garnica

Cuidar la alimentación es tan importante como un plan de entrenamiento para un corredor. Y hay alimentos que pueden ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. Algunos tienen antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. ¿Cuáles son y cómo actúan? Leticia Garnica lo explica en este artículo.