No estás a la última si no practicas el swimrun

Por carreraspopulares.com - 24/05/2019

No nos vamos a llevar a engaño: a los deportistas nos encanta inventarnos nuevas disciplinas y formas de llamar a lo que hacemos. Nos encanta engancharnos a nuevas tendencias y a salir de nuestra zona de confort. Sin ir más lejos, a la actividad de correr la hemos llamado de muchas maneras a lo largo de la historia, con sus debates y polémicas: ¿lo que hacemos se llama running, atletismo, jogging, footing...?

Pues lo mismo, o más complejo aún, pasa cuando combinamos el running (o como lo quiera llamar cada uno) con otros deportes, generalmente de fondo. El ejemplo más claro es el triatlón, que suele ser el primer lugar hacia el que se mueven los corredores que quieren probar cosas nuevas. Pero para quien no le guste nadar se han inventado deportes como el duatlón, que combina únicamente correr y pedalear; o el acuatlón, que combina nadar y correr.

Cuando ya parece que está todo inventado, y que están claras las formas de llamar a cada cosa, ahora (en realidad el fenómeno viene de varios años atrás), vienen los suecos e inventan el swimrun. Es decir, el “nadarcorrer”.

¿En qué se diferencia el SwimRun del acuatlón?

La diferencia fundamental es que, en el acuatlón los tramos de correr y nadar están muy definidos y delimitados. En España, las competiciones de acuatlón están definidas en el reglamento de la Federación Española de Triatlón y se realizan corriendo, nadando y después volviendo a correr. La distancia de las competiciones “cortas”, según la Unión Internacional de Triatlón (ITU) es de 2,5 kilómetros corriendo, 1 kilómetro a nado y otros 1,5 kms corriendo. Entre un tramo de carrera a pie y otro de nado, o viceversa, hay una zona de transición en la que el deportista, como mínimo, se pone o se quita las zapatillas de correr.

La diferencia con el SwimRun es que, esta última disciplina no contempla esa transición. Es decir, se debe realizar siempre con la misma equipación. O, dicho de otro modo, hay que nadar con zapatillas y correr con la ropa de nadar. Otra diferencia es que se suele practicar siempre en aguas abiertas y casi siempre por parejas como medida de seguridad.

Origen del SwimRun

El origen de una disciplina como esta no podía estar más que en un entorno con muchas islas, como en este caso la ciudad de Estocolmo. La historia dice que los suecos Anders Malm, Jane Lindberg y los hermanos Andersson establecieron un reto para recorrer por parejas más de 20 islas del archipiélago de Estocolmo. El incentivo era que los primeros en llegar a cada isla podían consumir lo que quisieran en el restaurante porque los que pagarían serían los que llegaran después.

Estábamos en 2002 y en estas primeras “competiciones” ninguno de los dos equipos logró hacer el recorrido completo, habiendo estado más de 24 horas en movimiento. Con semejante origen, podemos imaginar que el SwimRun no es una disciplina para principiantes.

[ Ötillö SwimRun ] es la competición que se ha erigido, desde 2006, en el paradigma de este deporte, donde se combina destreza con resistencia. Para terminar este oficioso Campeonato Mundial de SwimRun los participantes deben correr y nadar durante todo el día. Un total de 46 transiciones a lo largo de 24 islas. La distancia total es de 75 kilómetros, sumando 10 de nado y 65 de carrera a pie.

Obviamente, el recorrido está salpicado de espectadores y ya no se realiza en el anonimato de las primeras carreras de un grupo de amigos. El espectáculo está servido. Tanto, que la participación está limitada a aquellos que hayan corrido 7 carreras del circuito SwimRun en 24 meses o cumplan unas estrictas condiciones que aseguren que están preparados.

Casi 1.000 parejas aparecen en los [ rankings oficiales ] de la disciplina, la cual se compone de diferentes carreras a lo largo de toda Europa y que sirve para que los participantes sumen puntos y suban puestos en la clasificación. En España, en la [ Costa Brava ] catalana se celebra nuestra propia edición dentro del calendario Ötillö, pero existen más competiciones cada vez, en la que nuevos locos por este deporte se lanzan a la aventura.



Tambien te puede interesar

Las cuatro vidas de Ramiro Matamoros
Luis Blanco

Correr ha marcado la vida de Ramiro Matamoros. Aunque se podría decir que correr, en realidad, le ha deparado cuatro vidas diferentes. Que demuestran que siempre hay que confiar en las segundas oportunidades. Es lo que hemos aprendido leyendo el libro ´Con los pies sobre el Asfalto´.

El primer gran atleta de la historia
Luis Blanco

Corredor y saltador, se convirtió en el primero en ganar dos de las principales pruebas atléticas de los Juegos de la Antigua Grecia durante tres citas seguidas. Esta es la historia de Chionis de Esparta.

¿Por qué corremos?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Vives para correr? ¿Corres por salud?, ¿por socializarte? Existen tantos tipos de corredor como motivos que nos impulsan a correr. Aquí te planteamos unos cuantos. Pero seguro que conoces muchos más.

Por qué la salida de las carreras se da con un disparo
carreraspopulares.com

Es uno de los métodos más usados para marcar el inicio de una carrera: un disparo de una pistola de fogueo. Aunque con mejoras y algunas variantes, el sistema es prácticamente el mismo que hace más de un siglo, cuando empezó a usarse.

Las mas vistas

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

Entrenamientos en cuestas
Tono Fernández

Las cuestas mejoran nuestra fuerza, resistencia y capacidad aeróbica. Introducir cuestas una vez a la semana, nos reportará cosas positivas en nuestras carreras y entrenamientos. Hay muchas maneras de hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.