¿Eres un corredor lento? Esto es lo que tienes que hacer

Por carreraspopulares.com - 16/07/2019

Vamos a empezar el artículo con una aclaración: todos los corredores somos lentos. Tanto si corres a 6:00, 5:00 o 4:00 el kilómetro, siempre habrá alguien que corra más rápido que tú. Incluso corriendo al a hipersónica velocidad de 3 minutos el kilómetro, corres el riesgo de que pase alguien por tu lado y te “quite las pegatinas”. Por lo tanto, la primera premisa es clara: no te tienes que sentir mal por tus ritmos, sean los que sean.

No vamos a usar el argumento de “corres más rápido que el que se queda en casa”, porque ya lo hemos oído muchas veces. Hay una cosa cierta en esto: correr más rápido que la mayoría de gente o simplemente bajar los récords que nosotros mismos hemos ido consiguiendo es una satisfacción. Seguro que en algún momento, entrenando, corriendo o repasando tus tiempos en el GPS de tu muñeca has lamentado no bajar esos segundos por kilómetro que te hubiera gustado.


¿Qué hacer si mis ritmos corriendo son muy lentos?

Lo primero de todo: paciencia. Lo segundo: busca un plan. No nos referimos a que te busques un plan para entrenar y bajar de X tiempo en tu próxima carrera. Que también es necesario. Pero en este caso, lo importante es tener un plan en el sentido de que tengamos un objetivo que conseguir y para el que podamos poner los medios necesarios para alcanzarlo.

Recuerda que un objetivo debe ser, si usamos la definición que se hace en el mundo de la empresa: Específico, medible, alcanzable, relevante y definido en el tiempo. Es decir, mejor que decir “me gustaría ser un corredor más rápido”, deberías pensar: “quiero bajar mi marca en 30 segundos en una carrera dentro de 3 meses”. En función de esto, ahora sí, deberías buscar la forma de mejorar durante ese tiempo. A veces, con correr un día más por semana te podría valer. O con meter ejercicios de fuerza. O contar con los consejos de un entrenador. El caso es ponerse manos a la obra con el objetivo.


Haz variaciones en tu forma de entrenar

Se le atribuye a Einstein aquello de “si siempre haces lo mismo, no esperes resultados diferentes”. En el caso del running, lo mismo. Prueba a correr a horas diferentes del día, a variar tu recorrido, a modificar cosas que te hagan salirte de tu zona de confort.

La rutina es enemigo de la mejora. Si siempre corres por el mismo circuito, tu cuerpo de alguna manera estará preparado para responder a los mismos estímulos, por lo que no se prepara para afrontar nuevos retos. Cambia de caminos, sal por otra zona, donde no controles dónde están las subidas o bajadas. Parece una cosa simple, pero el cerebro y su entrenamiento para la adaptación nos sorprende cada día.

Entrenar con amigos que vayan más rápido es una forma sencilla de entrenar a otros ritmos que no son los tuyos. Llevar al cuerpo a sensaciones que no ha vivido nunca y superarlas es la mejor forma de mejorar.


Aprende a correr de menos a más

Acabar fuerte es la mejor manera de superar nuestros tiempos. Salir a correr como pollo sin cabeza esperando que, por arte de magia las fuerzas nos duren hasta la línea de meta no suele salir bien. Una estrategia de carrera adecuada puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso. Piensa que, por ejemplo, si en un carrera de 10 kilómetros sales 5 segundos más lento del ritmo que quieres hacer, si has entrenado bien es muy posible que los últimos kilómetros vayas 8-10 segundos más rápido de tu objetivo. En cambio, si sales 5 segundos más rápido de lo que deberías, es posible que te dé una pájara y acabes 10-15 segundos más lento de lo que pretendías.


Ante todo: disfruta

A veces, no hacer nada es la mejor manera de conseguir lo que queremos. O, mejor dicho, alejar nuestros pensamientos de los objetivos y simplemente correr para disfrutar. Si lo pasas bien, lo normal es que, tarde o temprano, acabes mejorando de manera natural. Si no es así, lo peor que puede pasar es que hayas disfrutado de tus entrenamientos.



Tambien te puede interesar

¿Planificas nuevos objetivos?: Factores a tener en cuenta (II)
Vicent González Álvarez

Si te organizas tus nuevos retos, tendrás muchas más opciones de éxito. Ten en cuenta factores como las semanas de descarga o los ritmos adecuados. Vicent González nos aconseja.

¿Carreras cortas? 5 maneras de echarlas a perder
May Luján

Una pequeña mala decisión puede echar a perder toda una carrera. No te líes y actúa con cabeza en las carreras cortas. Evita estas situaciones.

Circuito de fuerza para trabajar todo el cuerpo
Raquel Landín

Aquí te proponemos un completo circuito de fuerza sobre hierba. Se trata de nueve ejercicios que, si tienes el valor de completarlos, habrán trabajado todo tu cuerpo. Es muy completo y apto para todos los niveles. ¡A por ellos!

Entrenar en grupo te ayudará a conseguir tus objetivos
David Calle

Todos los años igual. Llegan estas fechas y todo son buenos propósitos para el nuevo año. Pero, ¿sois capaces de conseguirlos? Entrenar en un grupo nos puede dar ese ´empujoncito´ que necesitamos.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.