Corriendo por Málaga

Por Manuel Espinosa (@surman1) - 26/08/2014
Corredores de la Marea Naranja, de Málaga, en un entrenamiento

Cuando me proponen escribir unas líneas sobre nuestras quedadas, por dónde corremos los de la Marea Naranja (@mareanaranjarun), se pasan muchos momentos por la cabeza, pero sin duda hay algunos que recuerdo con especial cariño.

Pero nos centraremos en los lugares y el entorno, dejando los sentimientos vividos en ellos para otro momento.

En Málaga hay muchísimos lugares donde correr, pero yo recomiendo los cuatro siguientes:

1.-Paseo marítimo Torremolinos – Benalmádena.

Nuestra tradición naranja es la quedada en el Sardiná, chiringuito que marca el inicio del paseo marítimo de Torremolinos, justo limítrofe con el municipio de Málaga. Aquí quedamos muchos naranjit@s de todos los niveles. Hemos realizado tiradas desde 4kilómetros hasta 30 kilómetros con recorrido paralelo al mar (recorrido de ida y vuelta), con ese olor especial tan característico, esa imagen imborrable con el sol asomando tímidamente hasta que reluce en todo su esplendor. El perfil es prácticamente llano y es habitual encontrar a personas corriendo, patinando o simplemente andando en esta zona de entrenamiento.


La playa de la Malagueta es uno de los lugares por los que entrenan los corredores malagueños

2-Paseo marítimo de Málaga – Playa La malagueta.

Quedamos en nuestro querido chiringuito Sicsu, en la playa de Málaga capital, y aquí tenemos dos recorridos o alternativas, paseo marítimo o tierra compacta. Esta es una zona de entrenamiento habitual de runners malagueños, siendo incontables los locos como nosotros que zancada a zancada disfrutamos de ella. Perfil llano en todo su recorrido, pudiendo recorrer el famoso muelle 1 del puerto de Málaga o el espigón donde atracan los cruceros. Este es el paraíso runner por excelencia, da igual a la hora que corras, siempre te cruzarás con apasionados de este deporte.

3-Desembocadura del Guadalhorce – Guadalmar.

Recorrido prácticamente llano sobre tierra compacta, catalogado como parque natural y muy próximo al estadio de atletismo Ciudad de Málaga. Esta zona es ideal para tiradas largas premaratón, dando varias vueltas a un circuito de unos 8 km y con el agradable bañito en el mar que tanto disfrutan nuestros castigados músculos.


Los corredores malagueños de la Marea Naranja, después de no de sus entrenamientos

4-Montes de Málaga.

Esta zona de carriles con innumerables cuestas es la que tiene más difícil localización para los foráneos, es el pulmón de Málaga, con árboles y vegetación por todos lados, y casi 1.000 metros de altura sobre el mar. Ideal para trabajo en cuestas y fortalecimiento, hay muchos recorridos circulares y de diferentes distancias. Todos los fines de semana es habitual encontrar corredores, senderistas o ciclistas. Me encanta su entorno y lo que significa, pues es nuestra zona de entrenamientos como preparación de los 101km de Ronda.

Todo el mundo es bienvenido en nuestro grupo Marea Naranja y si quieres estar informado de nuestras quedadas únete en la aplicación Meetup al grupo Marea Naranja.
Si vienes a Málaga, estaré encantado de ayudarte a encontrar un buen lugar donde dar unas zancadas, puedes encontrarme en Twitter en sla cuenta @surman1



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Las mas vistas

"¡Sal de mi carrera!". Kathrine Switzer y el triunfo de la determinación.
May Luján

Kathrine Switzer cumple 70 años, y su gesta, 50. Fue la primera mujer que hizo un maratón con dorsal e inscrita. Abrió un camino por la igualdad.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

Tola (2:04:11) se cuela en la fiesta de Bekele en Dubai
May Luján

Bekele no logra su intento de récord del mundo de Maratón en una carrera condicionada por una caída en la salida. El vencedor logró la novena mejor marca de todos los tiempos.

Entrenamiento para mejorar tu velocidad
Tono Fernández

Acostumbrar al cuerpo a llegar a puntas de velocidad y que las logre mantener más tiempo. Es el objetivo de este sencillo pero efectivo entrenamiento.