Trucos para afrontar las comidas y cenas navideñas

Por carreraspopulares.com

No hay remedio infalible, y es una batalla perdida. En Navidad, nos pasamos comiendo, y además, lo hacemos de manera poco equilibrada. Bueno, sabiendo esto, os animamos a disfrutar, pero con algo de cabeza. Si aplicamos unos cuantos consejos, puede que esos "hasta tres kilos" que solemos engordar en estas fechas (comidas de trabajo, de amigos, las celebraciones y más celebraciones de después), se reduzcan un poco.


Detecta los hidratos de carbono. Los conoces bien. En épocas de duros entrenamientos te van a venir muy bien, pero en épocas donde quizás tu alimentación va a ser abundante, puede que sean un complemento “excesivo”. Así es que, si ya tienes entrantes, primer plato, segundo plato, etc., detecta donde están los carbohidratos (acompañamientos como patatas o arroz, el pan o las frutas del final de la comida, por ejemplo), y trata de evitarlos si no forman parte del plato principal. Ese ‘extra’ no te hace falta ese día.


Y las grasas. Haz la misma tarea. Echa un vistazo a la mesa y elige bien. Casi todo lo que verás lleva grasas, pero algunas cosas más que otras y algunas grasas son más sanas que otras. Haz tu propia selección natural y, ya que vas a comer de más, que sea con las menores grasas posibles. No te pases con los embutidos y evita los aperitivos de bolsa, por ejemplo.


‘Compensar’ solo compensa en Navidad. Después de un gran atracón, un día de comer poco suele generar un vaivén en nuestro cuerpo que nos altera un poco. En este caso, en Navidad, y debido a que hay muchas comidas y cenas en pocos días, podemos hacer una excepción y, efectivamente, tras un día de comidas copiosas, al día siguiente podemos introducir en nuestra dieta cosas mucho más ligeras. No se trata de no comer, ojo. Se trata de introducir verduras, pescados, cremas, etc.

La clave, los que añades por delante. Si te fijas, buena parte de las celebraciones navideñas se basan en un gran plato principal, y muchos entrantes, picoteos o platos satélite antes de éste. Controla eso. Aprovecha si hay algo de jamón, claro que sí, también el embutido, y el resto de entrantes, pero con moderación. Es decir, no comas ‘dos veces’. Los entrantes son eso, entrantes, solo para entrar.


Y también por detrás. Aquí también hay que disfrutar, pero con control. En ocasiones tenemos un postre, luego una copa de cava para brindar, luego frutos secos, luego turrones, polvorones, más cava, etc. ¡Uf! Demasiado. Si logras poner algo de equilibrio en lo que hay tras la comida, tendrás mucho camino recorrido.


Los aperitivos, que no duren horas. Además de lo que acabamos de comentar, ya sabes que a veces empezamos abriendo alguna bebida y con ‘algo de picar’ antes de la comida o cena. Piensa que ya tendremos entrantes y aperitivos en la propia comida o cena. Probablemente esos que estás tomando antes sean un añadido sobre añadido.


Planifica tus entrenamientos según tengas más o menos atracones. Quizás sea tiempo de gastar calorías con carreras continuas. Tu cuerpo y mente lo agradecerán. Si puedes, es ideal salir a correr por la mañana el día que tengas esas ‘sesiones’ de comida, y también al día siguiente. Sustituye alguna sesión de fuerza por rodajes algo más largos. Necesitas notar que estás quemando calorías, que la maquinaria está en marcha y que estás un buen rato haciendo kilómetros.


Come despacio y sé consciente de ello. No tienes porqué disfrutar menos por ir más rápido. Ves despacio, saboreando cada bocado y haciendo algunas pausas entre ellos. A la larga, ir más despacio hace que comamos algo menos y que, encima, digiramos mejor.



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

La leche, el calcio y los runners (I)
Carolina Villalba

La leche siempre ha sido un alimento controvertido para los corredores. Sus aportes son evidentes, pero no siempre nos sienta bien. Hacemos una aproximación a nuestras necesidades de calcio de la mano de Carolina Villalba.

¿Te has pasado comiendo? Consejos para volver a la normalidad en la alimentación
Laura Jorge

En épocas de fiesta, vacaciones o de cambio de estación, a veces desordenamos nuestra alimentación y cometemos excesos. Laura Jorge nos da unos sencillos consejos para volver a la normalidad y estar bien fuertes en nuestros entrenamientos.

Cómo evitar los calambres gracias a la alimentación
Centro PRONAF

La alimentación (así como la hidratación) es muy importante para evitar los calambres durante y después del ejercicio. Nuestros expertos de Centro PRONAF nos cuentan los secretos para mantenerlos alejados de nuestro entrenamiento.

¿Cómo afecta el consumo de alcohol al corredor?
Leticia Garnica

Todos sabemos que el deporte y el alcohol en abundancia no son muy buenos compañeros. Pero, ¿qué hay de tomarse una copa, una cerveza on un vino de vez en cuándo? ¿Consumir alcohol reduce el rendimiento de los corredores? La nutricionista Leticia Garnica nos da las respuestas a estas preguntas.

Las mas vistas

Tres variantes para tus entrenamientos que deberías probar
Tono Fernández

¿Solo haces carrera continua? Introduce variantes en tus entrenamientos. Cambios de ritmo, series cortas o subir cuestas. tres trabajos muy habituales que te proporcionarán una rápída evolución mejorando tu velocidad y tu resistencia. Además, ¡son entrenamientos muy divertidos!

Fortalece el ´core´ para correr mejor
carreraspopulares.com

Los ejercicios que ayudan a fortalecer el core, la zona central del cuerpo, la cintura abdominal, son fundamentales para mejorar nuestra carrera. Juan María Jiménez, nos explica en este vídeo los más importantes.

Qué hay que saber para empezar a correr por la montaña
Chema Martínez Pastor

¿Te estás planteando dar el ´salto´ a la montaña? Correr por terrenos montañosos te ayudará a mejorar y, de paso, disfrutarás de paisajes espectaculares.

Los recortadores ¿nacen o se hacen?
carreraspopulares.com

Ya sabemos que el recortador es aquel runner que encuentra atajos para hacer menos distancia en las carreras. Pero ¿de cuántos tipos hay? Y, lo más importante... ¿por qué lo hacen?