La importancia de ser un corredor vitaminado

Por Carolina Villalba, dietista-nutricionista
Los deportistas necesitan mayor aporte de vitaminas

Las vitaminas se necesitan en pequeñas cantidades (gramos e incluso microgramos), pero se deben consumir todos los días.

Participan en muchas reacciones metabólicas del organismo y son imprescindibles; y cómo el cuerpo no las puede sintetizar hay que aportarlas con la alimentación.

Los deportistas necesitan más energía y además, debido al desgaste que sufren, tienen mayores necesidades de vitaminas.

En este caso destacaré las vitaminas qué más importancia tienen para los deportistas y algunas de las funciones que realizan en el organismo.

Comenzaré diciendo que hay 2 grupos de vitaminas:

-Las hidrosolubles: son solubles en agua y los excesos se eliminan por la orina. Son las del grupo B y la vitamina C. Son muy sensibles al calor y luz, por lo que se oxidan más rápidamente cuando las cocinamos.

-Las liposolubles: son solubles en grasa y la que el cuerpo no necesita se quedan almacenada en la grasa corporal. Son la vitamina A, D, E y K. Son más estables al cocinarlas y pueden dar problemas de sobredosis en casos de ingesta excesiva (por ejemplo con suplementos no controlados por un especialista).

Las frutas y verduras aportan gran cantidad de vitaminas

-VITAMINA B6 (Piridoxina)

Funciones: Metabolismo de las proteínas, HC y de las grasas.
Alimentos más destacados: Cereales, hortalizas y frutas; pescados, queso, huevos y vísceras.

-VITAMINA B8 (Biotina)

Funciones: Necesaria para la síntesis de glucosa y ácidos grasos.

Alimentos más destacados: Frutos secos, aguacate, fresas, plátano, salmón y yema de huevo.

-VITAMINA B9 (Ácido fólico):

Funciones: Necesaria para la síntesis de proteínas, producción de glóbulos rojos y crecimiento de los tejidos.

Alimentos más destacados: Vegetales de hoja verde, judías, cereales integrales, legumbres, frutos secos, frutas, hígado y lácteos.

-VITAMINA B12 (cobalamina):

Funciones: Metabolismo de las proteínas, HC y ácidos grasos.

Alimentos más destacados: Esta sólo se encuentra en alimentos de origen animal como pescados azules, mejillones, hígado, lácteos y yema de huevo.

-VITAMINA C (Ácido ascórbico):

Funciones: Antioxidante (ayuda a combatir los radicales libres que se generan en el ejercicio), ayuda a absorber el hierro, participa en la formación de colágeno y carnitina.

Alimentos más destacados: Frutas como las naranjas, fresas, kiwi, grosellas, mango. Además en el pimiento, brócoli, coles de Bruselas y en el hígado.

-VITAMINA A (Retinol):

Funciones: Antioxidante, participa en el crecimiento de cartílagos y huesos.

Alimentos más destacados: Pescados, lácteos, yema, hígado; y vegetales como albaricoques, zanahoria, pimiento rojo y espinacas.


-VITAMINA D (Calciferol):

Funciones: Ayuda a la absorción de calcio y fósforo.

Alimentos más destacados: Se puede sintetizar a partir del sol; o se puede encontrar en pescados en conservas (atún, sardinas), yema, carnes y lácteos.

-VITAMINA E (Tocoferol):

Funciones: Antioxidante

Alimentos más destacados: Aceites, huevos y frutos secos.

Las vitaminas se pueden encontrar en muchos alimentos y prepararse en diferentes platos

Alimentación equilibrada

Aunque tengamos en cuenta unos alimentos más que otros no hay que olvidar que la alimentación diaria debe ser equilibrada y variada. Es decir, hay que consumir de todos los grupos de alimentos y en cuanto a las frutas y verduras, cuanto más colores aporten mejor.

Los alimentos frescos (frutas y verduras) son los que más vitaminas aportan, sobre todo si son crudos. Por lo que deben estar todos los días en tus menús. Y si no tienes problemas de peso también puedes incluir frutos secos; siempre evitando los fritos y salados.

Se recomienda consumir diariamente: 2 raciones de verduras, al menos una de ellas en crudo; (en forma de ensalada o gazpacho); entre 2-3 piezas de frutas y un puñado de frutos secos.

En cuanto al resto de alimentos, sólo destaco el hígado; que aporta diferentes vitaminas ya que es un órgano donde se llevan a cabo las principales reacciones metabólicas. Se podría consumir cada 15 días, debido a su alto aporte en grasas.

¿Cómo incluir las frutas, verduras y frutos secos en nuestra alimentación?

-Añade a tus bocadillos verduras como lechuga, tomate, champiñones fileteados, cebolla o pimiento.

-En ensaladas dale un toque agridulce con las frutas: piña, manzana, naranja, mango, granada o pera.

-Incluye en los guisados más verduras de lo habitual: zanahoria, calabaza, champiñones, alcachofas.

-En los yogures puedes añadir fruta troceada.

-Para merendar un batido: leche y algo de fruta: melocotón, plátano, fresas.

-Los frutos secos puedes añadirlos en las ensaladas, yogures, batidos e incluso en guisados.


Carolina Villalba es dietista-nutricionista
[ www.mejoratudieta.es ]



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Menú de San Valentín para corredores
Laura Jorge

¿Un menú equilibrado, completo y sabroso? ¿Y además adaptado a una celebración de San Valentín? ¡Pues claro que es posible! Laura Jorge nos da una opción, pero seguro que vosotros tenéis muchas más en la cabeza.

¿Cómo (y cuándo) alimentarnos antes de una carrera corta?
Laura Jorge

Tienes una carrera corta. De esas en las que te esfuerzas. La alimentación te puede dar un punto extra para rendir más. Eso sí, también te puede echar todo al traste si te equivocas. Laura Jorge nos orienta desde la cena del día anterior.

Alimentos contra el frío
Andrea Ferrandis

Los alimentos también nos pueden ayudar a entrar en calor. Más allá de su aporte energético y de vitaminas y minerales, una buena selección de alimentos nos ayuda a combatir el frío del invierno.

Fabrica tu propio muesli: más sano y menos azúcar
Laura Jorge

Es un alimento al alza. El muesli ya está presente en los desayunos de muchos de vosotros, pero ojo con lo que os metéis en el cuerpo. Laura Jorge nos da la receta para elaborar nuestro propio muesli casero y evitar así excesos de azúcar o sal.

Las mas vistas

Ayudar a un corredor más lento: una experiencia que no olvidaréis
May Luján

¿Una carrera con un corredor más lento y con menos experiencia que tú? Es una gran experiencia vital. Para ambos, un reto. Conseguir cruzar una meta y ayudar a cumplir el objetivo junto con otra persona es algo que no se olvida.

Correr en progresión: garantía de éxito
carreraspopulares.com

¿Corres de menos a más? O bien, ¿sales tan a tope que te faltan fuerzas? Correr en progresión y de manera inteligente garantiza, casi siempre, el éxito. Pero debemos conocer cual es nuestro límite máximo y mínimo. Os ponemos dos ejemplos de dos grandes carreras.

Entrenamientos en cuestas
Tono Fernández

Las cuestas mejoran nuestra fuerza, resistencia y capacidad aeróbica. Introducir cuestas una vez a la semana, nos reportará cosas positivas en nuestras carreras y entrenamientos. Hay muchas maneras de hacerlo.