Entrenar en cinta, mejor con estos consejos

Por carreraspopulares.com - 05/11/2018

¿Eres de los/las que reniegan de correr en cinta durante tu entrenamiento? Para muchos runners, acostumbrados a correr al aire libre, realizar cualquier entrenamiento entre cuatro paredes se convierte en una tarea muy poco gratificante. Sin embargo, hay veces en que nos vemos obligados a hacerlo, ya sea por las inclemencias del tiempo, o por comodidad, como complemento a otras rutinas realizadas en el gimnasio.

Si es tu caso, o si simplemente quieres probar a realizar tu entrenamiento de una forma diferente, la cinta tiene ventajas que corriendo en la calle no podrás tener. Por ejemplo, al evitar distracciones para la vista y no tener que estar pendiente de cosas como el tráfico o los desniveles del terreno, podemos centrarnos más en nuestras sensaciones al correr. Esta situación es perfecta si quieres trabajar, por ejemplo, la técnica de carrera. Pese a que al correr en cinta nuestra zancada tiende a acortarse, puedes estar más pendiente de la posición de tus brazos, espalda o cuello mientras corres. Sé más consciente de tu gesto y, si puedes, escoge una cinta que esté cerca de algún espejo para que puedas corregir defectos en tu postura al correr.

La falta de estímulos es uno de los problemas de correr en cinta, ya que es más fácil que nos aburra. Por ello, en algunos gimnasios están instalando máquinas de correr con pantallas para ver la tele. Mejor que esto, puedes aprovechar para dedicar tiempo a escuchar podcasts o programas de radio que te interesen especialmente o a los que corriendo no puedas prestar tanta atención. Los audiolibros o cursos de idiomas son una buena opción para estos casos. Otra cosa que puedes hacer es aprovechar para entrenar para correr con la mente en blanco. Si corriendo en cinta eres capaz de no pensar en nada, simplemente en correr y en tus sensaciones, te será mucho más fácil concentrarte en carrera en momentos difíciles.

Pero lo mejor, sin ninguna duda, que tiene entrenar en cinta es que tienes el control absoluto sobre la velocidad a la que estás corriendo. Si te cuesta aumentar tus ritmos mientras trotas en la calle, deberías probar en la cinta. Al poder controlar la velocidad, puedes ir incrementando poco a poco la velocidad a la que se mueve y, por tanto, ir adaptando tu ejercicio a tu ritmo objetivo. Deberás tener en cuenta las equivalencias: 10 kms/h equivale a 6 min/km; 12 kms/h a 5 min/km y 15 kms/h a 4 min/km. Calcula a qué ritmo quieres rodar y juega con los controles de la máquina hasta que consigas encontrar el ritmo que necesitas.

Al jugar con los controles de la cinta y poder “obligarnos” a correr a una determinada velocidad, es una forma estupenda de entrenar por intervalos. Por ejemplo, empieza caminando (6 - 6,5 kms/h) y, cada 5 minutos sube 0,5 la velocidad. Intercala algún tramo de 5 min a velocidad más baja para descansar. En días sucesivos, haz estos cambios cada 4 minutos, o sube 0’6 puntos la velocidad. Progresivamente estarás haciendo un entrenamiento más exigente, y siempre llevando el control de tus progresos. A veces, los ordenadores que llevan incorporadas las cintas de correr permiten programar entrenamiento con intervalos, por lo que no te tendrías que preocupar ni siquiera de andar subiendo o bajando la velocidad.

Ver también: [ Ejercicios para realizar en cinta con Raquel Landín ]

También puedes hacer entrenamientos diferentes modificando la inclinación. No es exactamente como subir cuestas, pero al modificar la pendiente, conseguirás reforzar músculos de la pierna que no se usan tanto en la carrera en llano. Esto beneficiará a tu economía de carrera. Otra ventaja adicional: es menos agresivo para tus articulaciones que el asfalto, al amortiguar mejor tus pisadas.

Finalmente, se trata de tener la mente abierta y de cambiar un contratiempo por una ventaja. Si te ves en la obligación de correr en cinta, ponla a tu favor y podrás hacer tus entrenamientos más variados.


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Entrenamiento para mejorar tu velocidad
Tono Fernández

Acostumbrar al cuerpo a llegar a puntas de velocidad y que las logre mantener más tiempo. Es el objetivo de este sencillo pero efectivo entrenamiento.

La economía de carrera
David Calle

Si mejoras tu economía de carrera, mejorarás tus marcas. Así de contundente. Pero, ¿qué es la economía de carrera? Y, sobre todo, ¿cómo la podemos mejorar? David Calle nos lo explica.

Y yo, ¿puedo hacer series? Consejos para principiantes
carreraspopulares.com

Las series. Has oído hablar de ellas, pero no sabes muy bien lo que son. Te aportarán cosas muy positivas, pero también algunas negativas. Te acercamos aquí una pequeña aproximación para que sepas un poco más sobre ellas.

¿Estoy preparado para correr un 10K?
Victor García

Puede que estés a punto de enfrentarte a tus primeros diez kilómetros con dorsal. Estar casi una hora corriendo, o un poco más. ¿Estás preparado/a? Nuestro entrenador Víctor García dice que sí, si cumples estas condiciones.

Las mas vistas

Ayudar a un corredor más lento: una experiencia que no olvidaréis
May Luján

¿Una carrera con un corredor más lento y con menos experiencia que tú? Es una gran experiencia vital. Para ambos, un reto. Conseguir cruzar una meta y ayudar a cumplir el objetivo junto con otra persona es algo que no se olvida.

Corredor y pomponero
Mario Trota

No todo es correr. A veces, a los que corremos nos gusta ver cómo otros corren. Y animarles. Porque sabemos lo que eso supone. Porque hemos estado en carrera cuando otros animaban.

10 consejos para no liarla en un 10k
carreraspopulares.com

Planifica bien y comete los menores errores posibles. Así tendrás éxito casi seguro. Ojo a estos consejos, te pueden ayudar en tu carrera.

Alimentos naturales durante las carreras
Daniel Giménez

Geles, barritas, gominolas... ¿Por qué no alimentos normales? Durante las carreras también encontramos alimentos que nos aportan la energía que necesitamos. Eso sí, deberíamos seguir unas indicaciones básicas que nos cuenta Daniel Giménez.