La Rehabilitación Acuática

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com - 25/03/2011

La Rehabilitación AcuáticaLa Rehabilitación Acuática es una herramienta muy útil en el tratamiento del corredor en el área de la rehabilitación clínica.En la revista Clínicas de Medicina deportiva, en abril de 1999 se publicó una editorial dedicada a las lesiones de deportes acuáticos y presentan un capítulo dedicado a las propiedades del agua y las múltiples ventajas de la Rehabilitación Acuática, y mencionan que " en los últimos años ha habido mayor interés por la Rehabilitación Acuática por la evolución que ha implicado el paso de los tanques de Hubbard (tanques de hidroterapia) a la piscina, permitiendo la realización de múltiples ejercicios para distintas patologías".


Pero ¿ Cuales son las propiedades físicas del agua que beneficien a los pacientes? Las dos propiedades físicas del agua más importantes dentro de la rehabilitación son la disminución de la gravedad cuando la persona está dentro del agua y la viscosidad del agua.

Los beneficios de la Rehabilitación Acuática vienen dados gracias a estas propiedades del agua, que permiten entonces al trabajar articulaciones, lograr mayor rango articular, permite la combinación de una amplia gama de ejercicios que van desde el simple hecho de flotar hasta la marcha o carrera bajo el agua. Por otro lado, esta demostrado en varios trabajos, que la "carrera bajo el agua" al compararse a la superficie permite un rango de entrenamiento cercano al 80% del consumo de oxígeno máximo y cerca del 85% de la Frecuencia cardiaca máxima por lo cual permite un entrenamiento aeróbico sin descarga de peso en gravedad similar a un entrenamiento en la superficie.


La Rehabilitación acuática es por todo ello una herramienta útil en múltiples patologías músculo-esqueléticas, post-operatorios mediatos e inclusive en alteraciones de la coordinación, promueve patrones de movimiento normal , disminución del dolor y disconfort y nos permite conseguir una recuperación temprana del paciente.


Para comprender los efectos de un programa de rehabilitación acuática, es necesario conocer las principales características o propiedades del agua:


Flotabilidad es la fuerza opuesta a la gravedad. Cuando la persona está dentro del agua, se disminuye el efecto de la gravedad y va a variar dependiendo del nivel del cuerpo sumergido, es por ello que si se sumerge una persona hasta el nivel de su pecho, se disminuye la descarga de peso en un 40% del peso corporal mientras que si la persona está dentro del agua sobre un escalón, esos valores aumentan a un 60% del peso corporal. Esto es de gran ventaja en aquellas patologías donde esta contraindicado la descarga del peso del cuerpo sobre una superficie (el piso).La flotabilidad además actúa como un soporte de las articulaciones, en el plano horizontal, asistida por aditamentos de flotación para un adecuado posicionamiento y distribución del peso del cuerpo que permita movimientos independientes y un balance del cuerpo en el agua. Esto es porque la distribución de la grasa y la forma del cuerpo varían de una persona a otra, lo que determina que unas floten horizontalmente con más facilidad que otras.


Viscosidad es el tipo de fricción que produce resistencia al flujo del líquido –en éste caso del agua–, la cual se aprecia cuando se está en movimiento. Cuando hablamos de viscosidad, permite que la persona al ejercer cierto movimiento va a "sentir cierta resistencia", la cual va a depender tanto del tamaño del cuerpo en movimiento como de la velocidad del movimiento, así como si el movimiento se ejerce hacia la superficie como hacia la profundi! dad de la piscina o tanque, esto permite que la persona pueda controlar la resistencia a ejercerse, la persona la puede controlar y ajustar según la velocidad.


Si tomamos en cuenta estas propiedades, lo ideal es iniciar la rehabilitación por ejercicios asistidos por la flotabilidad en los cuales la fuerza de flotación asiste el movimiento hasta la superficie del agua, eliminando la resistencia y el dolor producido por la falta de fuerza, lo que permite al paciente disfrutar de la posibilidad de ejecutar un movimiento en toda su amplitud sin sentir la frustración de no poder lograrlo, como ocurre con ejercicios antigravitatorios y continuar con la progresión hacia los ejercicios resistidos, es decir, en contra de la fuerza de flotación, empleando el principio de la viscosidad.

Las patologías o enfermedades susceptibles al tratamiento en piscina son múltiples y van desde lo más sencillo como la debilidad muscular producida por un esguince, pasando por fracturas, defectos posturales, situaciones postoperatorias, hasta trastornos neurológicos congénitos o adquiridos.


A pesar de todas las ventajas que se obtienen con la terapia acuática o piscinoterapia, se debe señalar que no todos los pacientes pueden ingresar a un programa de este tipo. Existen evaluaciones específicas que permiten seleccionar al paciente dependiendo de la lesión, respetando las contraindicaciones absolutas y relativas para iniciar la rehabilitación en éste medio. Entre éstas se pueden enumerar lesiones cutáneas o heridas abiertas, enfermedades respiratorias en estado agudo o que sean contagiosas, enfermedades infectocontagiosas (rubéola, sarampión, escabiosis, etc.), incontinencia vesical o rectal y la hidrofobia.


Entre las relativas tenemos a los hipertensos (sólo en agua temperada), pacientes postinfarto en estadios tempranos, asmáticos (sólo en agua templada) y epilépticos. La edad no representa una limitante para ingresar al programa de rehabilitación en piscina. En todo caso, cuando hablamos del área de la salud, corresponde al médico diagnosticar la enfermedad y hacer la respectiva indicación y referencia, previa evaluación cardiorespiratoria.


En el tratamiento de piscinoterapia se pueden seleccionar diferentes actividades para mejorar las necesidades físicas como la amplitud de movimiento, flexibilidad, fuerza y resistencia, necesidades preceptúales y actividades para mejorar el esquema corporal y la coordinación, además de las que se pueden seleccionar para mejorar habilidades funcionales como transferencias, ambulación, vestido y habilidades sociales.


A través de la piscinoterapia tenemos la oportunidad de disfrutar de una técnica efectiva y agradable para recuperar una función perdida o ejercitar una musculatura que será capaz de asistir a otra inmóvil por alguna lesión especifica, con la ventaja y la seguridad de estar en manos de personal calificado: fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales especializados en esta área, con el conocimiento para apoyar a los pacientes y familiares en la incorporación deportiva, social o laboral, según sea el caso.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Licenciado en Medicina y Cirugía

www.temasmedicosdiversos.com



7.333

Tambien te puede interesar

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

Las mas vistas

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!