Descalifican al ganador del Maratón de Viena

Por carreraspopulares.com
Leonard Langat tiene el dorsal número 13, mientras que Derara Hurisa está detrás de él con el número 8.-VCM / Leo Hagen
Leonard Langat tiene el dorsal número 13, mientras que Derara Hurisa está detrás de él con el número 8.-VCM / Leo Hagen

Leonard Langat gana en Viena tras la descalificación de Derara Hurisa por no llevar las zapatillas adecuadas

El maratón de la ciudad de Viena produjo el domingo dos noticias de contenido completamente diferente y ninguna de ellas fue sobre récords: La carrera se convirtió en el primer gran maratón del mundo con un fuerte campo de élite internacional y una carrera masiva desde el comienzo de la pandemia de Corona y luego terminó con una descalificación del corredor que cruzó la línea en primer lugar. El etíope Derara Hurisa llevaba unas zapatillas que no cumplen el reglamento. Aunque es la primera vez que se produce una descalificación de este tipo en un gran maratón, el keniano Leonard Langat se convirtió en el ganador con un tiempo de 2:09:25. Una debutante fue la ganadora sorpresa de la carrera femenina: La keniana Vibian Chepkirui corrió en 2:24:29. En un día en el que las temperaturas rondaron los 25 grados centígrados durante la parte final de la carrera, las esperanzas de récord se desvanecieron durante la segunda mitad del maratón.

En total, los organizadores registraron unas 26.000 inscripciones de 126 países para las distintas pruebas. 6.000 de ellos eran corredores de maratón. Algunas de las pruebas ya se disputaron el sábado. En una carrera de 10 km, Julia Mayer pulverizó el récord nacional con un tiempo de 32:54, convirtiéndose en la primera mujer austriaca en superar los 33 minutos. Andreas Vojta se llevó la carrera masculina. El austriaco mejoró su marca personal a 29:03. El maratón de la ciudad de Viena es una carrera en ruta de la federación internacional de atletismo World Athletics.

Menos de 45 minutos después de romper la cinta de meta en el corazón de Viena, en 2:09:22, Derara Hurisa parecía completamente angustiado, sentado en la acera de la zona de meta, entre el Burgtheater de Viena y el impresionante ayuntamiento. Acababa de enterarse de que había sido descalificado porque las suelas de sus zapatillas eran un centímetro más gruesas de lo permitido. Las suelas de las zapatillas de correr en carretera no pueden tener más de cuatro centímetros de grosor. Hurisa corría con un modelo cuya suela tiene un grosor de cinco centímetros. Se dice que eligió esas zapatillas para la carrera porque las utilizaba en los entrenamientos y pensaba que cumplían las normas.

Los organizadores explicaron que cada corredor o su representante debían rellenar un formulario en el que debían indicar el modelo de zapatilla que iban a utilizar. En el formulario de Hurisa se nombró una zapatilla que está dentro de las normas. Por alguna razón, el día de la carrera llevó una diferente. "También hicimos hincapié en la reunión técnica en las normas sobre las zapatillas. Desgraciadamente, no tuvimos más remedio que descalificar a la atleta", dijo Hannes Langer, uno de los coordinadores de la carrera de élite del Maratón de Viena. "Es la primera vez que ocurre algo así. Y estoy seguro de que a partir de ahora habrá algún tipo de control para evitar que algo así vuelva a ocurrir en una carrera importante".

"Por supuesto que hubiera preferido romper la cinta", dijo Leonard Langat, que se convirtió en el ganador y marcó un tiempo inferior a 2:10 por primera vez. "No tenía ni idea de la descalificación hasta que me lo dijeron. Por supuesto, mi objetivo era ganar y doy gracias a Dios porque al final lo he conseguido. Ha sido una buena carrera, pero el calor ha sido un problema". Mientras que el grupo de cabeza había pasado la media maratón en 63:41, el parcial de 30 k de 1:30:33 aún apuntaba a un tiempo de llegada de alrededor de 2:07:30. Sin embargo, cuando el último marcapasos abandonó a los 30 km, la carrera se volvió mucho más lenta y táctica.

Una vez que el japonés Kento Kukutani, que venía por detrás, alcanzó el grupo de cabeza con los kenianos Leonard Langat y Samwel Kiptoo y los etíopes Betesfa Getahun y Derara Hurisa, el ritmo volvió a aumentar. Kukutani y Kiptoo se descolgaron rápidamente mientras los otros tres luchaban por la victoria. Hurisa realizó el mejor sprint, pero con zapatillas ilegales. Así que fue Leonard Lagat quien se convirtió en el campeón de Viena.

Las líderes femeninas corrieron bien dentro del récord del recorrido de 2:22:12 durante largas partes de la carrera. Vibian Chepkirui y las etíopes Meseret Dinke y Gelete Burka pasaron la mitad del recorrido en 70:47. Burka se había recuperado de una caída al principio de la carrera cuando tropezó en un paso de cebra en el que un tramo estaba ligeramente elevado. Sin embargo, ni ella ni Dinke fueron capaces de sujetar a Chepkirui. En el km 30, la keniana marcaba un tiempo de 1:40:37 y ya aventajaba en 33 segundos a Dinke, con Burka a otros 20 segundos. Aunque Vibian Chepkirui se ralentizó en el tramo final, su victoria nunca estuvo en duda, ya que las diferencias detrás de ella eran cada vez mayores. "Sin el calor, habría corrido al menos dos minutos más rápido", dijo la joven de 27 años. Terminó con 2:24:29 y superó ampliamente a las etíopes Meseret Dinke y Gelete Burka, que hicieron 2:25:31 y 2:25:38 respectivamente. Poco más de un mes después de un magnífico 12º puesto en el maratón olímpico, la suiza Fabienne Schlumpf fue cuarta con 2:26:31.


1.053

Articulos relacionados

Actualidad Las claves del cambio de recorrido del Maratón de Madrid
Reportajes Las 24h antes de un maratón: errores que no debes cometer
Material deportivo Elegir zapatillas

También te puede interesar

Actualidad Medidas de seguridad e higiene para la protección de los participantes
Actualidad La XII Carrera Popular del Corazón puso su grano de arena contra el sedentarismo

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Actualidad Alpedrete prepara ya su VII carrera solidaria Las Dehesas. ¡No te quedes sin tu dorsal!