¿Por qué llevar un diario de mis entrenamientos?

Por carreraspopulares.com

Si sales a correr habitualmente puede que ya te haya picado el gusanillo y en lugar de “bajar a correr” lo llames “salir a entrenar”. Casi todos acabamos fijándonos objetivos y tenemos alguna carrera, distancia o marca en la cabeza para motivarnos. Cada vez que nos ponemos las zapatillas acabamos sumando kilómetros para ese objetivo final.

Tanto si entrenas por tu cuenta como si tienes un grupo de running o un entrenador personal, seguro que tienes un plan de entrenamiento fijado, con el número de entrenamientos semanales y kilómetros. Términos como “tirada larga”, “series”, “cuestas”, “fartlek”... formarán parte de tu vocabulario.

Muchos corredores llevan su propio diario de entrenamientos, en el que anotan cada entrenamiento que hacen, con distancia, ritmos y tiempo total. Es una buena forma de conocer cómo evoluciona nuestra preparación y cómo estamos de forma física en cada momento. Por supuesto que, cuando decimos “diario” no nos referimos estrictamente a una libreta donde apuntemos a bolígrafo estos datos. Hoy en día hay formas más tecnológicas de hacerlo. Si corres con un reloj o aplicación móvil en realidad ya lo estás haciendo, porque estos dispositivos están ligados a una cuenta personal donde se agregan estos datos.

Llevar un registro de entrenamientos es una buena idea. Pero no sirve de nada si nunca lo vuelves a mirar o no haces nada con los datos que la aplicación te ofrece. Por ejemplo, tener una tabla con los kilómetros hechos cada mes nos dará una idea de en qué momento de la temporada estamos, comparando un año con otro. Por ejemplo, si todos los años corres una carrera en Navidad, podrás comparar cuantos kilómetros hiciste los años pasados antes de la misma y hacer una estimación de si podrás igualar o batir los tiempos que hiciste.

Pero también podrás saber cómo están tus piernas de rápidas. Normalmente, cada cierto tiempo acabamos repitiendo un entrenamiento. Si al acabar unas series de 500 te da la impresión de que las has hecho más rápidas que nunca, si llevas un control de los entrenamientos podrás saber cuándo es la última vez que las hiciste y con qué resultado. Para ello, hay que tener muy buena organización, y tener cada entrenamiento etiquetado correctamente para poder encontrarlo fácilmente.

Un índice que puedes utilizar para saber tu estado de forma es sumar los kilómetros hechos en los últimos 90 días. Si cada día que pasa ese número crece, significa que en los entrenamientos que estás haciendo ahora estás sumando más kilómetros que en las sesiones que hacías hace tres meses.

También podrás ver fácilmente en qué meses te tomas más descanso, algo necesario para repartir los esfuerzos a lo largo de la temporada y poder centrar tus entrenamientos cuando tengas una prueba importante.

Los diarios de entrenamiento son una herramienta que los atletas y entrenadores de élite vienen usando desde hace mucho tiempo. Ahora, con las nuevas tecnologías y el “big data” lo tenemos más fácil que nunca. La información es poder, dicen. En este caso, “la información es correr”.


4.611

Articulos relacionados

Salud ¿Te has cansado de correr? ¡Supéralo!
Entrenamientos Preparación para principiantes en el mundo del running
Reportajes Por qué dejarlo antes de cansarte y otros consejos que nadie te da

También te puede interesar

Entrenamientos Combo de entrenos para carreras de 10k
Entrenamientos Carrera y bicicleta, ¿son compatibles?

Las más vistas

Salud ¿Por qué se nos caen las uñas a los corredores?
Entrenamientos Combo de entrenos para carreras de 10k