Maratón Alpino Madrileño: Supervivientes en Guadarrama

Por Luis Blanco para carreraspopulares.com - 09/06/2014
Zaid Ait y Pablo Villa, en un momento del MAM 2014
Zaid Ait y Pablo Villa, en un momento del MAM 2014

Es un tópico en muchas crónicas sobre el Maratón Alpino Madrileño apelar a su famoso slogan: "Posiblemente, el maratón más duro del mundo". A los que lo corremos y conseguimos acabarlo, esta frase cargada de marketing nos sirve para elevar nuestro ego y, llegado el caso, fardar ante amigos y familiares. Hemos acabado (somos "supervivientes", como llama la organización a los finishers de esta carrera) uno de los maratones más duros del planeta. Posiblemente sea así, aunque todos nos imaginamos maratones más complicados, en lugares más inhóspitos y en terrenos más elevados o técnicos.

Dejando a un lado la manida (y a veces polémica) frase, es bien cierto que el Maratón Alpino Madrileño (MAM) , organizado por el Club Tierra Trágame, no es un paseo. Partimos de la base de que es una carrera por montaña con un importante desnivel positivo acumulado, de 2.600 metros, una buena parte del recorrido por encima de los 2.000 metros y que llega a algunas de las cimas de la Sierra de Guadarrama (la más elevada, Peñalara, con 2.430 metros). Y con un par de ascensiones de las de quitar el hipo. La más exigente a Cabeza Menor, de 2.376 metros, por el temido y conocido tubo de Cabezas, donde, en los últimos metros, es necesario echar las manos a las rocas del gran canchal para poder ascender.

Con toda esta información en la cabeza, es normal que los 400 corredores que esperaban la salida a las 8 de la mañana del pasado domingo 8 de junio en Cercedilla, estuvieran al menos algo nerviosos. Sobre todo los debutantes en esta carrera, que eran unos cuantos. Este año, además, hubo dos pequeños cambios en el recorrido que elevaron el número de kilómetros en aproximadamente dos, a casi 46. Aunque en carreras de este tipo y teniendo en cuenta las diferentes tecnologías de los aparatos GPS, establecer una distancia concreta es muy complicado.

Uno de los más confiados en la salida era el marroquí afincado en Andalucía Zaid Ait Malek, reciente ganador de la Camille Extreme (campeonato de España FEDME de carreras en línea) y quinto este año en otra de las maratones emblemáticas de España, la Zegama-Aizkorri. Era el máximo favorito (en ausencia del anunciado Miguel Heras, que no acudió por molestias físicas). Y cumplió con creces su papel, llegando a meta en 4.03.53, unos tres minutos por encima del récord de la carrera y aventajando en más de 20 al segundo clasificado, Pablo Villa.

En féminas se impuso Ana Isabel Paz Bermúdez, en 5.57.33, seguida de Nerea Martínez, que venía de vencer sólo siete días antes la Euskal Rail, de 130 kilómetros, y se tomó la carrera como un entrenamiento más.

El ganador del MAM 2014, Zaid Ait, y la ganadora, Ana Isabel Paz, durante la entrega de trofeos
El ganador del MAM 2014, Zaid Ait, y la ganadora, Ana Isabel Paz, durante la entrega de trofeos

Supervientes

Pero donde el MAM adquiere una dimensión épica es detrás de estos corredores de élite. Hay experimentados atletas populares de montaña, recién llegados al medio desde las carreras de asfalto, o simplemente deportistas entusiastas de los grandes retos.

La carrera pone a cada uno en su sitio en alguno de sus puntos clave. De inicio, se ascienden más de 1.000 metros de desnivel en unos 11 kilómetros, desde Cercedilla a Bola del Mundo. Este año la subida desde el Puerto de Navacerrada hasta el Alto de Guarramillas no se hacía por debajo del telesilla, con una pendiente de las que asustan, si no por un camino alternativo más llevadero y que hacía más larga la ascensión.

Una vez en alcanzado este punto, la bajada hasta el Puerto de Cotos, poco técnica, sirve para recuperar fuerzas. Desde el avituallamiento de Cotos comienza la segunda ascensión, hasta el pico de Peñalara, de 2.430 metros, en torno al kilómetro 20. Es allí donde muchos aprovechan para hacerse fotos en la cima más alta de la Comunidad de Madrid. El descenso se hace por una pista con continuas curvas en zeta y piedras sueltas obligan a poner toda la concentración en la bajada y el terreno para evitar caídas, por otra parte habituales en carreras de este tipo, aunque la mayoría sin mayores consecuencias que unos golpes y magulladuras en manos y piernas. Las torceduras de tobillo (ligeras, sobre todo) también están a la orden del día.

Un momento de la subida a Cabeza Menor en el MAM 2014
Un momento de la subida a Cabeza Menor en el MAM 2014

Ascensión a Cabeza Menor

Una vez llegados por segunda vez al Puerto de Cotos, donde el gran avituallamiento ayuda de nuevo a reponer fuerzas, el corredor visualiza lo que le queda por delante: en unos pocos kilómetros alcanzará la base de la famosa subida a Cabeza Menor por el tubo. Los que han hecho varias veces esta carrera siempre ofrecen el mismo consejo: hay que llegar allí entero y como si no nos hubiéramos esforzado en los casi 30 kilómetros que llevamos en las piernas.

Después de cruzar varios ríos, llenarnos de barro en algunos de ellos, y una vez hemos dejado atrás un agradecido bosque repleto de sombras, el sol nos golpea en la cabeza cuando miramos hacia arriba y vemos lo que nos espera: dos kilómetros en los que debemos salvar un desnivel positivo de más de 500 metros. Todos hablan del tramo final, el canchal de rocas en el que hay que ayudarse de las manos para ascender. Pero quizá lo más duro está justo antes, cuando en una pendiente espectacular los pies resbalan por el terreno de tierra y pequeñas piedras que se van desprendiendo a cada paso.

Los problemas musculares suelen aparecer o agravarse en este tramo. Pero alcanzar el punto de control de la cima y respirar después del esfuerzo hace que nos olvidemos por un momento de ellos.
Luego queda la parte más fácil. Aunque no hay nada sencillo después de la paliza que llevamos en el cuerpo. En dirección a Bola del Mundo otra vez, salvamos la última dificultad en forma de desnivel positivo, el cerro de Valdemartín. Y desde Bola del Mundo el descenso se puede volver frenético hasta el punto de salida, Cercedilla, o un pequeño infierno (que es lo más habitual) si la fuerzas y los músculos van fallando.

Calambres y caídas

Es habitual encontrarse en este tramo a muchos corredores parados estirando, o caminando con ligeras cojeras por las ampollas o las rozaduras en los pies. También es normal ver alguna caída en tramos teóricamente más fáciles y poco peligrosos. Pero los reflejos ya no son los mismos y las piernas no responden igual después de tanto esfuerzo, y muchos bajamos la concentración de forma inconsciente.

Cuando llegamos a meta, hayamos sufrido poco o mucho, el sentimiento es de victoria. Levantamos los brazos y recibimos el aplauso del público (familiares y amigos de los corredores, fundamentalmente) que saben reconocer lo que acabamos de hacer. Posiblemente no hayamos terminado el maratón más duro del mundo (o sí). Pero la mayoría pensamos que, a pesar de los dolores musculares, las magulladuras tras la caída, los amagos de esguince y el cansancio acumulado, nos gustaría repetir el próximo año.


Puedes ver imágenes de la carrera aquí


SOBRE EL AUTOR

Luis Blanco
Periodista.
Director de A tu Ritmo



5.015

Tambien te puede interesar

Plan para correr un 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

El ciclista Víctor Telletxea subirá 40 veces el Puerto de Bezi por la ataxia telangiectasia
carreraspopulares.com

La recaudación de este ciclista vasco con su Everesting Challenge alcanza más de 4.600 euros

La Carrera del Corazón será virtual y para todos
Prensa Carrera del Corazón

Se celebrará el 26 y 27 de septiembre, y se podrá escoger entre Carrera 10K, Marcha de 5kms y carreras infantiles.

Maratón Valencia anuncia la celebración de una prueba élite al más alto nivel en 2020
Maratón Valencia

La cita se celebrará el 6 de diciembre con los objetivos más ambiciosos y la disputa de una carrera independiente de medio maratón solo para profesionales

Las mas vistas

¿A los runners nos crecen los pies?
Rubén Sánchez-Gómez

Es bien sabido cómo correr ´modifica´ partes de nuestro cuerpo. Nos vuelve más atléticos, aumenta el porcentaje de fibra y reduce el de grasa. Pero ¿es posible que también haga que nos crezcan los pies? Nuestro podólogo de cabecera nos da las claves.

Ejercicios de fuerza resistencia para corredores (II)
Fernando Ortiz

¡No te olvides de ningún músculo! Te proponemos una serie de ejercicios básicos que complementan a los ejercicios de gimnasio más habituales. Estos también son primordiales para correr más, mejor y, sobre todo, con mayor seguridad.

5 alimentos que te salvarán en septiembre
Laura Jorge

Energía y mantener la línea. ¿Es lo que buscas? Queremos volver a la rutina, con nuestro día a día y nuestros entrenamientos, pero también queremos aligerar lo que hemos ganado en verano. Laura Jorge nos propone algunos alimentos cargados de energía pero que nos ayudarán a mantener la línea.

Preguntas y respuestas para runners (IV)
carreraspopulares.com

¿Cuánto tiempo tardas en recuperarte después de un entrenamiento fuerte? ¿Cómo evito la fatiga? ¿Qué pasa si tengo unos glúteos débiles? ¿Cuál es el mejor arroz para corredores? La respuesta a estas y otras preguntas para corredores, en nuestra nueva entrega de Preguntas y respuestas para runners.