Consejos para empezar a correr de noche por la montaña

Por Javier Ullé para carreraspopulares.com

Desde hace tiempo las carreras de trail running, especialmente los ultras (carreras de larga distancia de más de 42 kms) conllevan correr durante un tramo del recorrido durante la noche, e incluso, dependiendo de la distancia, durante toda la noche.

También se ha puesto de moda subir a la montaña de noche para disfrutar de la soledad y las vibraciones especiales que transmite correr con la compañía de la luna. Los trails nocturnos se han hecho cada vez más famosos y muchos corredores están dispuestos a emprender la aventura de correr en el crepúsculo por la montaña.

Ahora que anochece antes y las temperaturas no son demasiado bajas es un buen momento para probar, si no lo has hecho con anterioridad, a correr sin luz natural. Desde hace tiempo, correr por la noche alejados del parque con luz artificial ha ganado en popularidad y muchos corredores tienen ganas de experimentar las sensaciones de hacerlo.

Las carreras en las que se tiene que correr durante la noche poco a poco van en aumento. La noche tiene ese punto de adrenalina, aventura y épica. Pero antes de lanzarte a participar en alguna carrera por la que tengas que correr sin la ayuda del sol sería conveniente que cojas cierta práctica y que te prepares para ello.

Son muchos los factores a tener en cuenta cuando realizamos un trail nocturno:

1- Lo primero que debemos de tener en cuenta es que hay riesgos que pueden complicarte la carrera e incluso ponerte en cierto riesgo. Uno de los riesgos más importantes son las hipotermias. Especialmente en las montañas las temperaturas pueden cambiar bruscamente y un agradable día de otoño con buena temperatura se puede tornar en una tarde noche con un frío importante sin darte ningún aviso y sin que te des cuenta.
Cuando vayas a correr de noche es esencial mirar las previsiones meteorológicas y, en cualquier caso, llevar ropa de abrigo. Un cortavientos es imprescindible, y muy recomendable, sino igualmente imprescindible es llevar un impermeable, guantes y una camiseta térmica.

2- Para los trails nocturnos es obvio que lo primero que necesitamos es una linterna. Son muy variadas las formas de llevar la luz cuando vamos por caminos. Lo más recomendable sería llevar llevar una luz frontal. Es una manera muy cómoda de llevar iluminación, ya que te permite tener los brazos libres para otras necesidades y además, en la cabeza se mantiene siempre hacia adelante.

Antes de ponerse a correr, es importante que nos acomodemos a la luz que desprende para que nuestros ojos puedan ver con esa determinada luz. Al comprar un frontal, debemos de tener en cuenta la potencia que tiene, las baterías que usan y el peso del frontal. Es recomendable tener un par de baterías de repuesto por lo que pueda ocurrir durante la travesía.

3- Cuando estamos de noche en la montaña, hay que tener cuidado y prestar atención con todos los sentidos. El sentido de la vista que es probablemente el más importante para nosotros, se ve muy disminuido. Por eso, debemos estar muy atentos y concentrados en cada paso que damos, y apoyarnos en otros sentidos como el oído para percibir lo que está a nuestro alrededor. Es fundamental poder percibir los obstáculos o dificultades del camino.

4- Pero no sólo hay que equiparse bien, también hay que entrenar nuestra mente. Para hacer una carrera de montaña, ya de por sí, hay que tener una buena mentalidad y saber lo que significa sufrir y correr. La dificultad de la noche se basa en nuestras dificultades para saber dónde estamos, ubicarnos con precisión y sin miedo a desorientarnos. La sensación de soledad que se produce es tal, que sería recomendable habituarse para soportar esa angustia. A otros, sin embargo, les encanta esa sensación y la excitación que produce encontrarse en medio del monte solo. El cansancio y la soledad son dos factores complicados de superar para algunas personas.

5- Es recomendable entrenar este tipo de carreras. Siempre en grupo y en lugares donde tengas perfectamente dominado el terreno. Hay que estar muy bien preparado y organizado. Conocer los lugares por donde vamos a correr y las escapatorias a un pueblo cercano o carretera en caso de que surja alguna complicación. En un trail nocturno hay voluntarios que pueden ayudarte, en un entrenamiento no. Es imprescindible llevar un GPS y el móvil con la batería con un 100% de carga por las dificultades que se puedan ocasionar.

SOBRE EL AUTOR

Javier Ullé
Corredor popular y fundador de Xano Pilates&Yoga


595

Articulos relacionados

Reportajes Guía del corredor novato: correr con lluvia
Reportajes Qué hay que saber para empezar a correr por la montaña
Reportajes Corredor, ¡cuidado con los ladrones!

También te puede interesar

Reportajes Maratón olímpico de 1956: el ansiado oro de Alain Mimoun
Reportajes ¿Correr nos hace más guapos?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!