Por qué la salida de las carreras se da con un disparo

Por carreraspopulares.com - 26/01/2020
Disparo de salida de la Maratón de los JJOO de San Luis en 1904
Disparo de salida de la Maratón de los JJOO de San Luis en 1904

El momento se acerca. Los nervios se notan en el ambiente. Los dedos se sitúan en el botón de inicio del reloj de la muñeca. Los corredores se ponen en posición. Y entonces, suena un disparo. Ha comenzado la carrera y la masa de atletas empieza a correr.

Es una de las imágenes más habituales de la salida de una carrera popular. Y en muchas de ellas el inicio lo marca el disparo de una pistola. Pero, ¿por qué es éste el método más generalizado y asociado a la salida de una carrera? En realidad, no hay muchos datos coincidentes que establezcan una fecha exacta para que decidiera usar una pistola, pero los historiadores se remontan a los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna.

Se tiene constancia del uso de este arma para marcar la salida concretamente en el tercer maratón olímpico, el de San Luis, en 1904. Hasta entonces se usaban otros métodos, como el sonido de un silbato o una cuerda para retener a los atletas que se soltaba en el momento de la salida.

El disparo generaba un ruido suficiente para que los participantes lo escucharan, sobre todo cuando el público gritaba y lanzaba vítores en las momentos previos a la competición. Lo normal era que la pistola fuese una convencional, normalmente un revólver, modificada para usar balas de fogueo, evitar accidentes o que se pudiera usar munición real.

Aunque hoy en día la mayoría de las que se usan, sobre todo en carreras populares, son muy parecidas, las pistolas fueron evolucionando, sobre todo en las grandes citas de atletismo en pista. En los Juegos Olímpicos de 1952, la marca de relojes Omega estrenó el primer cronometraje electrónico. Y se hacía necesario que el disparo de salida estuviera también conectado de forma electrónica.

Debía ser más preciso, sobre todo en las pruebas de menor distancia y más velocidad. Entonces, a las pistolas se les instaló un dispositivo para conectarlas directamente con el sistema de cronometraje y que el disparo lo activase. En los últimos tiempos, las pistolas en esas pruebas profesionales federadas han evolucionado hasta convertirse totalmente en electrónicas, perdiendo la forma tradicional de revólver.

Pistola usada para el disparo inicial de una carrera
Pistola usada para el disparo inicial de una carrera

Problemas del disparo de salida

Pero que el disparo de la pistola, totalmente electrónica o no, sea el que marque el inicio de la carrera, ha generado también bastantes problemas a lo largo de la historia. El primero es que el sonido viaja más lento que la luz, como todos sabemos.

Así, el atleta que estuviera en la pista más cerca del juez que daba el disparo resultaba beneficiado, porque el sonido le llegaba antes a él que otro competidor más alejado. Podían ser apenas milésimas de segundo, pero en ciertas pruebas suponían una ventaja considerable. Por ello, se decidió conectar el sistema electrónico de la pistola a unos altavoces que se situaban justo detrás de los atletas, y así el sonido les llegaba a todos a la vez.

¿Qué otros problemas resuelven las pistolas electrónicas? Pues reducen el error humano o los fallos de las pistolas tradicionales: una bala defectuosa o un bloqueo del arma. Muchas veces hemos visto en una carrera popular cómo la persona encargada de dar el disparo aprieta el gatillo y no suena nada. Con la consiguiente confusión que genera si ha habido una cuenta atrás previa. También evitan problemas a la hora de transportarlas en avión, por motivos de seguridad.

Ver además de escuchar

Pero para dar el mismo servicio que las pistolas más tradicionales, las electrónicas modernas tienen que tener también una señal luminosa que se active con el disparo. En muchas competiciones hay un sistema de cronometraje que se activa de forma manual. El responsable del mismo debe ser lo más preciso posible y, si está alejado del arma y de los corredores, el sonido le llegará unas milésimas de segundo más tarde. Por eso se impone el método visual.

Así funciona en la mayoría de las grandes carreras populares de fondo en las que corremos habitualmente. La pistola suele ser el típico revólver de fogueo sin conexión electrónica. El crono se activa de forma manual y su responsable mira al cañón de la pistola para ver el momento en el que sale el humo, en lugar de fiarse del sonido.

A veces, puede que ni lo escuche, porque el bullicio de los participantes que esperan la salida o la música no se lo permiten. De ahí que en las carreras dirigidas por jueces de una federación, éstos suelan pedir que se baje el volúmen de la megafonía para que el disparo se escuche de forma clara.

En algunas pruebas, en lugar de una pistola se usa una bocina
En algunas pruebas, en lugar de una pistola se usa una bocina

¡Cuidado con el oído!

Las pistolas de las que hablamos no disparan balas reales, pero sí que pueden hacer generar heridas. Hace unos años, el primer ministro belga sufrió daños serios en su oído izquierdo porque estaba junto a la princesa Astrid cuándo ésta dio el disparo de salida de la popular carrera de los 20 kilómetros de Bruselas.

La princesa no elevó la pistola lo suficiente para alejarla de su cabeza o de la del primer ministro, y el ruido de la detonación provocó la lesión. Porque, aunque no lo parezca, el sonido del disparo es bastante potente. Y lo ideal es levantar el brazo completamente estirado a la hora de apretar el gatillo.

Aunque el disparo es una de las formas más conocidas de dar la salida en una carrera, no es la única. Puede ser porque el organizador no tiene pistola o porque prefiere otro método. Se suelen usar otras señales acústicas como una bocina o incluso cañones de confeti. Pero otro de los más usados es la cuenta atrás a viva voz por parte del ‘speaker’ de la carrera. Los corredores empiezan a correr cuando termina de pronunciar la palabra “uno”.



Tambien te puede interesar

Máquina. Así es como me llaman, aquí en Guinea-Bissau
carreraspopulares.com

Ser profesional no es fácil, llegar requiere gran esfuerzo, coraje y dedicación. Es la historia de Maquina una vida dedicada al running que todavía no ha encontrado su recompensa.

Cómo gestionar emocionalmente el confinamiento
Pedro Fernández López

El confinamiento está afectándonos emocionalmente. Y no poder salir a correr nos sitúa en un escenario complejo y difícil de asimilar. Pedro Fernández nos plantea algunas ideas para intentar gestionar nuestras emociones en estos momentos.

El irrefrenable deseo de salir a correr
Borja Martínez

Estamos encerrados y no podemos salir a correr. No nos dejan y, además, no queremos. Por responsabilidad y por solidaridad. Pero nadie debería reprimir nuestros deseos. Pensar, soñar y anhelar no son un delito o un acto insolidario.

Cosas que cambian en tu vida cuando empiezas a correr: la ropa
Marisol Galdón

¿Has pensado alguna vez qué cosas han cambiado en tu vida desde que eres runner? Tu relación con la ropa de deporte es una de las que, posiblemente, más han hecho cambiar tu día a día.

Las mas vistas

¿Puedo correr si dono sangre?
carreraspopulares.com

¿Sabes cómo afecta una donación de sangre a tu rendimiento como corredor? Es importante que donemos sangre, fomenta las buenas prácticas médicas y salva vidas, pero también es importante que lo hagamos en el momento idóneo.

Tapering: ¿qué es, cómo se hace y por qué es necesario?
Tono Fernández

Reducir la carga de los entrenamientos antes de una competición es vital para llegar en condiciones óptimas. Es el tapering. Un proceso necesario.

Trabajo excéntrico: vital para corredores
Raquel Landín

¿En qué consiste el trabajo excéntrico? Son ejercicios muy importantes para los corredores. Mejoran nuestra fuerza, movilidad y, sobre todo, nos ayudarán a prevenir lesiones. Raquel Landín te lo explica en este vídeo.

Circuito Oregón: gana fuerza, pierde calorías
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Descubre el Circuito Oregón, ideal para ganar resistencia. Solo necesitas un kilómetro y 10 ejercicios. Te vendrá genial para rendir más y mejor. Te lo explican desde Clockwork.