Correr y guardar la ropa

Por Borja Martínez para carreraspopulares.com - 25/11/2019
Imagen del guardarropa de una carrera popular
Imagen del guardarropa de una carrera popular

La RAE también ofrece definiciones de algunos de los sabios refranes que nos deja nuestro idioma. Hoy quiero detenerme en este:

Nadar y guardar la ropa
1. loc. verb. coloq. Proceder con precaución, sin arriesgarlo todo, al acometer una empresa, con el fin de estar a cubierto en caso de que fracase.

Pero lo voy a cambiar un poco. Porque como habéis leído en el titular, quiero hablar de “correr y guardar la ropa”. Y no, no voy a hacer referencia a la estrategia que deberíamos seguir en una carrera: salir con precaución, sin arriesgarlo, para llegar con fuerzas al final y no acabar ‘petando’ en los últimos kilómetros.

En realidad voy a ofreceros algunos consejos, surgidos de la experiencia propia de décadas pateando la calles con mis zapatilla de correr, relacionados con cómo proceder con nuestra ropa antes, durante y después de una carrera. Sobre todo en la época en la que más prendas usamos: otoño-invierno.

-Lo primero que hay que tener en cuenta es qué ropa llevar. Cómo vamos a ir vestidos hasta la salida, antes de dejar las prendas de abrigo en el guardarropa (o en el coche), con cuál vamos a correr y qué nos vamos a poner una vez que terminemos. Así que haz bien la lista de lo que te vas a poner antes de salir de casa o la noche anterior para no olvidarte nada.

-La mochila. Si vas a dejarla en el guardarropa, es muy importante el tamaño que va a tener. Muchas veces no nos damos cuenta de que vamos a tener que meter en esa bolsa un pantalón de chándal, un cortavientos, un abrigo o algo similar. Y cuando llegamos al ropero nos tenemos que emplear a fondo para meter todo a presión en la mochila.

Es importante organizarse la ropa para antes, durante y después de la carrera
Es importante organizarse la ropa para antes, durante y después de la carrera

-Lo normal es que cuando vayas a la carrera lleves ya puesta la ropa de “competición” debajo: malla o pantalón corto, camiseta de manga corta o larga, con cortavientos o chubasquero si hace frío o llueva bastante; y los accesorios que uses: reloj, guantes, gorro, gorra, etc. Encima de la el abrigo y un pantalón largo.

-Ropa para ‘tirar’. Siempre nos invitan a que dejemos las mochilas en el ropero con bastante antelación a la salida, para evitar colas a última hora o por si la línea de meta está en otro punto y tienen que trasladar las bolsas. En pleno invierno es una faena, porque nos quedamos poco abrigados y, por mucho que calentemos, en los minutos previos a la salida nos quedamos fríos.

El truco, ya muy extendido, es llevar alguna prenda vieja, muy usada, de la que nos queramos desprender, para quitárnosla poco antes del disparo de salida: una camiseta de manga larga, un cortavientos, una sudadera, un jersey o incluso un bolsa de plástico.

Pero, ¡ojo! No la tiremos en cualquier lugar. Hay carreras que ya tienen esto previsto y ponen contenedores de ropa usada que luego envían para su reciclado y nuevo uso, si es posible. Si no es así, no la tires en cualquier lugar. Busca alguna zona acondicionada por la organización y, sobre todo, que no caiga en el suelo, porque puede provocar algún tropiezo.

Participantes en una carrera dejando sus mochilas en el guardarropa
Participantes en una carrera dejando sus mochilas en el guardarropa

-Anudada a la cintura. Esto es muy personal. En muchas ocasiones, sobre todo si vamos a tomarnos la carrera de forma más tranquila y no queremos buscar nuestra mejor marca, podemos llevar un cortavientos hasta los minutos previos a la salida y luego anudarlo a la cintura. Puede resultar molesto para correr, por eso los que quieren ir más liberados o veloces no suelen hacerlo.

Pero si no supone un bulto muy voluminoso, consigues rodear bien las mangas en la cintura y puedes evitar que el resto de la prenda quede colgando como una falda posterior y vaya molestando, puede ser una idea estupenda. Además, cuando llegues a meta siempre puedes usarla para abrigarte hasta que recuperes tu mochila del ropero o del coche.

-Es fundamental llevar ropa limpia para cambiarnos después. Siempre aconsejo a mis amigos que lleven, como mínimo, sea verano o invierno, una camiseta limpia para sustituir a la que va a ir pegada al cuerpo, que, casi inevitablemente, incluso a aunque haga mucho frío, va a quedar empapada en sudor. Y si la temperatura es baja, con más razón. Quedarnos fríos con ropa mojada supone un alto riesgo de resfriado.

Y si la previsión es de fuerte lluvia y hay muchas posibilidades de quedar completamente mojado, yo llevo de todo. Es mejor ser precavido: calcetines, ropa interior y zapatillas de recambio. Pueden salvarte de unos días enfermo en la cama.

-Bolsas para el interior de la mochila. Muy prácticas para cuando te quitas la ropa sucia o mojada. La metes en una bolsa independiente y así no la mezclas con el resto de prendas limpias o secas que lleves en la mochila.

Espero que estos pequeños trucos de ‘perro viejo’ os hayan resultado útiles.

¡Hasta la próxima!



1.503

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!