¿Conoces las diferencias entre el colesterol malo y el colesterol bueno?

Por Dr. Rafael de la Cruz - Clinica MediNorte para carreraspopulares.com

¿Qué es el colesterol “malo”?
Es uno de los principales enemigos de tu corazón, sobre todo cuando la presencia en la sangre del conocido como “colesterol malo” si está por encima de los noveles considerados normales.

Un elevado porcentaje de la población española sufre de colesterol Alto.

El 20% de los mayores de 18 años, presenta un nivel de colesterol superior a 250 mg/dl, un valor excesivo. Según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

El aumento en las concentraciones plasmáticas de colesterol por encima de los niveles normales mantiene preocupada a buena parte de la sociedad.

El colesterol es una buena sustancia que se encuentra en el hombre y en los animales. Tiene funciones esenciales para la vida, ya que es el precursor de la vitamina D y sintetiza diversas hormonas.

La elevación de colesterol está determinada en algunos casos por la herencia. En estos casos se habla de “hipercolesterolemia familiar”.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los casos de elevación de colesterol en sangre se debe a la ingesta excesiva de grasas de origen animal, al sedentarismo y al estrés.

Al ser el colesterol una sustancia propia del organismo de los animales, podemos encontrarlo en los alimentos de origen animal.

Sin embargo, no está presente en los de origen vegetal.

Las diferencias entre el Colesterol Bueno y Colesterol Malo
El colesterol está presente en el organismo de varias formas. Las más conocidas, por su repercusión sobre la salud, son el HDL (High Density Lipoprotein) y el LDL (Low Density Lipoprotein). El HDL o “colesterol bueno” protege de las enfermedades cardiovasculares, mientras que el LDL o “colesterol malo” favorece las enfermedades vasculares y cardíacas.

La elevación en la sangre del colesterol por encima de los niveles normales recibe el nombre de hipercolesterolemia y es una circunstancia que está asociada a l problemas cardiovasculares

El tratamiento de esta patología requiere un cambio del estilo de vida.
Algunas de las armas necesarias para combatir esta patología son las siguientes, aunque en algunos casos también se requiere el uso de fármacos.
- Alimentación sana
- Reducir la ingesta de alcohol
- Dejar de fumar
- Evitar el exceso de peso
- Realizar ejercicio físico

Pero ¿Cuál es la verdadera clave? Sin duda, la alimentación. Para conseguir tu objetivo y controlar el temido colesterol, tienes que basar tu dieta en una alimentación correcta.

Estos son los ingredientes clave que debes introducir en tu alimentación:

Frutas y verduras (cinco raciones al día); hortalizas; cereales integrales (pan, pasta, arroz); legumbres (tres raciones a la semana); pescado azul (al menos, tres raciones a la semana de atún, sardina, boquerón o salmón, por ejemplo); frutos secos (nueces, almendras) y aceite de oliva virgen.

Estos alimentos nos aportan nutrientes que nos ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre y aumentar el denominado colesterol-HDL (colesterol bueno) porque aportan los ácidos grasos monosaturados (presentes en el aceite de oliva virgen), ácidos grasos omega-3 (pescado azul), esteroles/estanoles vegetales (en aceites vegetales o incorporados en productos lácteos), antioxidantes (como frutas o verduras).

Cuida tus hábitos, escoge tus alimentos y elige controlar el colesterol.

Toda la información la puedes encontrar aquí


644

Articulos relacionados

Nutrición La mejor alimentación para hacer deporte
Nutrición 10 preguntas sobre nutrición para antes de una carrera
Nutrición Cómo alimentarse para fortalecer el sistema inmune

También te puede interesar

Salud ¿Cómo saber si tengo intolerancias alimentarias?
Salud La homeopatía en el deporte

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!