Corredoras y suelo pélvico: lo que debes saber

Por María Pan de Francisco para carreraspopulares.com - 18/03/2020
Deportes como correr afectan al suelo pélvico de las mujeres
Deportes como correr afectan al suelo pélvico de las mujeres

Los deportes de impacto como el running son un importante factor de riesgo para producir o empeorar disfunciones del suelo pélvico. Unas patologías que afectan a la calidad de vida de las mujeres y limitan enormemente su actividad física. Por este motivo es fundamental tener conciencia de la musculatura del suelo pélvico y de cómo fortalecerlo.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que envuelven la cavidad abdominal en su parte inferior.

Su principal componente es el músculo elevador del ano, que con sus distintos fascículos envuelve el piso pélvico desde el hueso sacro hasta el pubis, extendiéndose a los laterales de la pelvis e incluye el aparato urinario, útero, vagina, recto y esfinter anal. Su función no sólo es dar soporte a las vísceras abdominales sino que ayuda a la continencia urinaria y fecal.

¿Qué síntomas produce la disfunción del suelo pélvico?

- La incontinencia urinaria o fecal son los síntomas más frecuentes de la disfunción del suelo pélvico. Existen distintos tipos de incontinencia: de urgencia, de esfuerzo o mixta, cuando existen síntomas de ambas.

La incontinencia de urgencia es una pérdida involuntaria de orina asociada a un repentino e incontrolable deseo de orinar, se produce por contracciones involuntarias del músculo detrusor, encargado de la contracción de la vejiga al orinar. Normalmente se produce con escaso volumen de orina y no está asociado al esfuerzo.

La incontinencia de esfuerzo son las pérdidas al aumentar la presión abdominal sobre el suelo pélvico: toser, estornudar, reír o hacer ejercicio. Se produce por debilidad de la musculatura del suelo pélvico y es la que más frecuentemente puede dar problemas al realizar ejercicio físico.

Es importante conocer los factores de riesgo que afectan al suelo pélvico
Es importante conocer los factores de riesgo que afectan al suelo pélvico

-Prolapso genital, que consiste en el descenso de los órganos pélvicos: útero, vejiga o vísceras abdominales a través de la vagina o del ano por debilidad de la musculatura.

-Sensación de pesadez o dolor lumbar.

-Dolor con las relaciones sexuales.

Factores de riesgo para la disfunción del suelo pélvico:

-Los deportes de impacto como el running o entrenamientos de alta intensidad, son uno de los factores de riesgo que pueden ocasionar sintomatología del suelo pélvico, dado que aumenta la presión de forma crónica sobre los músculos del suelo pélvico. En estos casos es especial el fortalecimiento de la musculatura para poder seguir realizando la actividad sin efectos perjudiciales.

-Otros factores de riesgo son:

Embarazo: Mayor riesgo a mayor número de embarazos, a mayor edad de la madre, recién nacidos de más de 4 kilos y partos con fórceps.

Menopausia: el descenso de estrógeno disminuye el tono muscular y la elasticidad de los tejidos, además se produce sequedad vaginal que contribuye a la disfunción del suelo pélvico.

Obesidad: IMC mayor a 30 es un factor de riesgo para disfunciones del suelo pélvico.

Tabaco: es un irritante de la mucosa de la vejiga y además produce tos crónica, lo que aumenta la presión sobre el suelo pélvico.

Alcohol y cafeína: aumentan la producción de orina.

Estreñimiento crónico: aumenta la presión sobre el suelo pélvico.


María Pan de Francisco
Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología



1.277

Tambien te puede interesar

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

Las mas vistas

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!