El amigo obsesionado con registrar sus entrenamientos

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 22/05/2020
Mi amigo obsesionado con registrar sus entrenamientos
Mi amigo obsesionado con registrar sus entrenamientos

Tengo un amigo que corre mucho. En todos los sentidos. Muy rápido y muchos kilómetros. No es que bata récords, no es un corredor de élite ni un devorador de ultras, pero si consideramos al corredor popular medio, mi amigo está bastante por encima. Tampoco sube a los podios habitualmente, pero para su edad no lo hace nada mal.

El caso es que mi amigo tiene una manía, y es que tiene que registrar todos los entrenamientos que haga. Aunque sea el rodaje más suave y de recuperación que haya. Tiene un reloj con Gps que conecta a una aplicación de móvil y lo tiene todo bien controlado y guardado.

Prepara sus actividades con mimo. Les pone un título, se toma una foto del entrenamiento y la sube a la aplicación, apunta sus sensaciones y todo queda ahí bien registrado con pelos y señales. Y lo sube a sus redes sociales. Luego, espera a que sus amigos le hagan comentarios o le den ‘me gustas’ virtuales.

En realidad no lo hace por postureo, lo hace por reafirmar sus sensaciones o por recibir un apoyo cuando lo necesita. Si ha hecho un mal entrenamiento, en su actividad pondrá el título: “Sensaciones horribles, entreno de mie***”. Y claro, los comentarios de sus amigos, sorprendidos por su ritmo, son más bien del estilo de: “¿Pero qué dices? ¡Ya me gustaría a mí tener esos ritmos en mi mejor día!”. Y así él se siente un poco mejor.

Dice que lleva la cuenta de todos los kilómetros que ha hecho corriendo en toda su vida. Bueno, empezó a correr hace unos ocho años. No son tantos. Dice que si sigue así en un par de años más habrá dado la vuelta al mundo. O sea, que habrá corrido tantos kilómetros como la circunferencia de la Tierra. Yo me pregunto para qué le vale eso, pero a él le parece un bonito objetivo.

El caso es que sus actividades registradas en la aplicación son su mejor tesoro. Las revisa continuamente cuando está preparando una carrera para saber cómo estaba de forma y qué ritmos hacía cuando entrenó anteriormente para la misma distancia. Hace resúmenes semanales y mensuales y los compara. Está horas revisando y planificando. Yo creo que eso poco tiene que ver con correr, pero para él parece ser muy importante. Le ayuda a mejorar, dice.

Pero la obsesión de mi amigo no es algo raro. Conozco a varios especímenes corredores adictos a los registros de los entrenamientos. Y uno de ellos puede ser su principal influencia. Es su padre.

Las aplicaciones de móvil han sustituido a las libretas de nuestros padres
Las aplicaciones de móvil han sustituido a las libretas de nuestros padres

Los cuadernos de antaño

El padre de mi amigo empezó a correr en los años 80, “cuando no corría nadie”, dice siempre. Un día fui a casa de mi amigo. Y allí estaba su padre. Como sabe que soy corredor, me habló de sus entrenamientos y de cómo eran las carreras hace algunas décadas. Y entonces se acercó a un armario y sacó una pila de viejos cuadernos que amontonó sobre una mesa.

Allí, escritos a mano, con múltiples anotaciones, garabatos e incluso dibujos, en medio de hojas desgastadas por el paso del tiempo, estaban registrados TODOS los entrenamientos que el padre de mi amigo había hecho desde que empezó a correr; y hasta ahora.

A sus 72 años sigue saliendo a rodar y participa en carreras, y no deja de anotar cada kilómetro que hace. A lápiz, por si tiene que borrar algo. Cuando le digo que eso ahora es más fácil, con los relojes modernos y las aplicaciones, me dice que él no entiende la tecnología actual, pero que está seguro que sus cuadernos son más fiables que la agenda virtual de su hijo.

Repasé con calma algunas de esas páginas llenas de polvo, pero guardadas con cariño. Y me detuve en una anotación escrita con dedos temblorosos que me llamó la atención. Decía así: “Martes, 26 de marzo de 1985. Sensaciones terribles. Un entrenamiento de mie***

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR CARRERASPOPULARES.COM




835

Tambien te puede interesar

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Todas las excusas que quieras para no salir a correr
Mario Trota

Hay días en los que salir a correr me da mucha pereza. Muchísima. A veces me ocurre durante una semana completa. ¿Cuál es el debate interno entre mi “yo corredor” y mi “yo perezoso en esos momentos?

Beneficios menos conocidos de correr
Javier Ullé

Correr es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Es excelente para tu físico, pero, ¿qué otros beneficios aporta? Además de los muy conocidos como, por ejemplo, perder peso o combatir el estrés, correr tiene un buen número de beneficios y aspectos que contribuirán a que tengas una mejor salud. Algunos de ellos nos son tan conocidos.

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.