Otras formas de medir tu carrera que no son ´minutos el kilómetro´

Por carreraspopulares.com - 19/08/2019

Cuando empiezas a correr, una de las cosas que más cuesta asimilar es la forma en la que los runners medimos nuestros entrenamientos. ¿Por qué no usamos los kilómetros por hora, como los ciclistas o los pilotos de Fórmula Uno, si es una magnitud fácilmente reconocible por todo el mundo? Y es que los corredores no medimos la velocidad, sino el ritmo. Es decir, no nos interesa tanto la distancia que hacemos en un tiempo determinado sino el tiempo que tardamos en hacer esa distancia. Al medir el esfuerzo según los minutos que tardamos en completar un kilómetro, nos es más fácil saber qué tiempo tardaremos en completar los 10 kilómetros y, por tanto, saber si estamos bien encaminados cuando hacemos entrenamientos más cortos.

Tal vez podríamos hacerlo en kilómetros por hora, pero qué le vamos a hacer, nos hemos acostumbrado a hacerlo así y ahora no vamos a cambiarlo. Lo que sí que pasa es que el ritmo no lo es todo en este deporte. ¿Por qué tenemos que medir nuestro rendimiento corriendo en función del ritmo al que hemos sido capaces de ir?

Te proponemos otras formas con las que medir tu carrera que no son el ritmo y, algunas de las cuales, son más efectivas incluso para prepararte tus objetivos, según algunos entrenadores:

Pulsaciones por minuto. Si, en lugar de medir el ritmo, midiéramos nuestras carreras en función del pulso que registramos al correr, tendríamos una forma más equilibrada de saber si estamos haciendo buenos entrenamientos, si nos estamos pasando o, por el contrario, nos estamos quedando cortos. Las pulsaciones son una forma de medir el esfuerzo que nunca fallan, pues si, por ejemplo, corres 10 kilómetros en condiciones de calor extremo o si lo haces con frío, tu cuerpo no va a responder igual, por lo tanto intentar correr en ambos casos al mismo ritmo puede suponer que en el caso del calor pases un mal rato.

Esfuerzo realizado. Relacionado con las pulsaciones, pero yendo un paso más allá, hay condicionantes externos (otras actividades realizadas en el día, volumen de entrenamiento, motivación...) que hacen que unos días el entrenamiento te cueste más y otros días “salga solo”. Una forma de medir si todo ha ido bien o no, sería apuntar en el calendario, del 1 al 10, cuánto esfuerzo te ha costado hacer determinado entrenamiento. Si comparas tu percepción de esfuerzo en el tiempo podrás ver si estás respondiendo bien al entrenamiento o si, por el contrario, se te está haciendo pesado.

Pasos por minuto. Otra forma de medir nuestras carreras puede ser el número de pisadas por minuto. En este caso estaríamos midiendo la frecuencia (BPM). Esta forma de medir tu carrera, que tiene mucho que ver con el ritmo y la música, puede ayudarte a tener una mejor técnica de carrera o a encontrar tu forma de correr. A veces, dar pasos más cortos y más frecuentes, puede ayudar a algunos atletas a encontrar su mejor rendimiento. Se trata de entrenar y probar.

Diversión. Otras veces, no tenemos por qué medir el rendimiento físico ni comparar nuestros tiempos en una carrera. ¿Has acabado esa media maratón con la sensación de que te lo has pasado bien, pero no has hecho el tiempo que querías? Quizá deberías quedarte con esa sensación y pensar que, pese a que tu objetivo no se ha cumplido, el reto debería ser disfrutar cada vez que te pones las zapatillas.

Kilómetros por mes. En épocas determinadas, es más importante el volumen que la intensidad. ¿Por qué no te quedas con el número de kilómetros que has corrido, en lugar de la velocidad a la que lo has hecho?



1.666

Tambien te puede interesar

¿Qué es correr?
Javier Ullé

Pocas veces nos detenemos a pensar qué es realmente correr. Podemos buscar su significado en el diccionario, o leer la entrada del término en la Wikipedia. Pero independientemente de lo que quiera decir formalmente, correr va mucho más allá y es muchas cosas diferentes para cada persona que practica esta actividad física.

Guía del corredor novato: la autoestima
Mario Trota

Se dice que correr nos hace más resistentes y refuerza nuestra autoestima. Entonces, ¿por qué muchos corredores se lamentan a menudo de sus entrenamientos o carreras con frases derrotistas? ¿Por qué tantas expresiones como ´qué mal me ha salido´ o ´estoy fatal de forma´?

Falsos mitos del deporte
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Que si las agujetas deaparecen con azúcar, que si correr con mucha ropa adelgaza, etc. Existe una serie de falsos mitos extendidos en la sociedad que no por mucho repetirlos se volverán ciertos.

Es un gran momento para iniciarse en el trail running
Javier Ullé

En un momento en el que necesitamos motivación y estímulos para correr en el exterior, practicar trail running, si no lo has hecho nunca, puede ser una buena idea. Javier Ullé nos explica cuáles son los principales beneficios de correr en terrenos naturales. Y no solo por cuestiones físicas.

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

Ejercicios de cuestas para runners
Raquel Landín

Ya sabrás que los entrenamientos en cuestas son muy beneficiosos para el running. Pero no solo se trata de subirlas. Puedes practicar una gran variedad de ejercicios que te vendrán muy bien para la fuerza. Tienes multisaltos, skiping monopodal, secantes... ¡Descúbrelos!

Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?
Eugenio Olmos

Ves cómo muchos corredores las hacen, pero no sabes qué aportan. Eugenio Olmos nos hace una aproximación a las series. Su enseñanza es clara. Si no haces series, no mejorarás.

Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas
Adolfo Bello

Elegir unas zapatillas nuevas para correr siempre nos hace dudar... ¿Las compramos iguales que las anteriores? ¿O elegimos un modelo más ligero para poder correr un poco más rápido? En cambio, si las necesitamos para larga distancia hay que prestar atención a la amortiguación. ¿Son las zapatillas mixtas una buena solución?