Mi primera medalla de ‘finisher’

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Niños que participan en una carrera
Niños que participan en una carrera

Hace unos días, rebuscando entre los cajones de un destartalado armario en la casa de mis padres, algo metálico brilló en el fondo. Me resultó familiar, así que lo agarré entre mis dedos y descubrí que era una vieja medalla de una carrera. De golpe, llegaron a mi cabeza decenas de recuerdos desordenados de mi niñez. En el metal, no muy grande, estaban grabados los aros olímpicos, una antorcha y, abrazando estos elementos, una hoja de laurel. Le di la vuelta y confirmé lo que sospechaba. Era la medalla que me dieron en la línea de meta el día que corrí mi primera carrera popular. Por la fecha grabada en el objeto metálico, yo tenía entonces 12 años.

En aquella época corría a todas horas. Bueno, como todos los niños. Me encantaba el fútbol, pero con lo que disfrutaba era con el atletismo. Me enganchaba a las retransmisiones de los campeonatos que emitían por televisión y vibraba con las actuaciones de los españoles. Pero lo más parecido para mí era participar en una carrera popular.

No creáis que en aquella época había tantas. Y no todas tenían modalidad para niños. Ahora es algo muy habitual. Pero para mí, entonces, era algo muy extraño. De hecho, el día que me puse en la salida no sabía muy bien lo que tenía que hacer. Había en realidad una carrera larga para adultos de unos 10 kilómetros y otra para niños de menos de unos 2 kilómetros, si mi memoria no me falla.

Dieron la salida en la pista de atletismo del complejo deportivo de la localidad donde yo vivía de niño. Sabía más o menos cuál era el recorrido, porque me lo habían contado. Pero iba con un amigo del colegio y decidimos compartir toda la carrera. El caso es que con el barullo de la salida, porque éramos muchos, cuando apenas llevaba 200 metros mi amigo se quedó atrás y le perdí de vista. Paré a esperar, pero no llegaba, así que seguí.

No hace falta decir que no tenía ni idea de ritmos y no sabía si dos kilómetros eran mucho o poco. No había estado en ninguna escuela de atletismo ni había seguido las directrices de un entrenador. Yo simplemente corría. Y me divertía. Empecé a adelantar a muchos chicos y chicas (corríamos todos juntos) sin mucho esfuerzo, y con una sonrisa en mi cara todo el tiempo. Así llegué a la meta, en la misma pista de atletismo.

La primera meta

Fue allí donde una persona me colgó al cuello la medalla. En la grada me esperaban varias profesoras del colegio que habían ido a vernos en la carrera. Una de ellas me dijo que había entrado de los primeros. Pero supongo que lo dijo para que me sintiera bien. Allí había ya decenas de niños que habían llegado antes que yo.

Hoy en día ese tipo de carreras para niños son muy habituales, hay muchos más clubes de atletismo que entonces y el auge del running popular ha hecho que cada vez más padres apunten a sus hijos a pruebas populares, donde además rara vez corren más de un kilómetro si tienen menos de 13 años. Sabemos más sobre correr y sobre cómo hay que iniciar a los menores en este deporte.

Y ahora estamos muy acostumbrados a recibir medallas de ‘finisher’ en cualquier carrera. Pero no es algo nuevo o de los últimos años en los que se han popularizado estas pruebas. Nos dan tantas que hay que seleccionar y, en nuestro “medallero” particular, colgamos únicamente las más importantes: las de los maratones, esa carrera en la que batimos una marca o aquella medalla de diseño bonito que nos dieron en una competición en Francia o en Italia.

Pero la más especial de todas en mi caso es ahora esa vieja medalla que ha aguantado de manera estupenda el paso del tiempo, llegada desde los años 80 a mis manos de 2020 casi por arte de magia y como una especie de juego del destino. Ahora cuelga en la zona de las medallas en mi casa en un lugar privilegiado. Ojalá los niños que ahora las reciben en la meta de las carreras de menores las guarden y las miren con orgullo y un brillo en los ojos dentro de varias décadas.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


1.226

Articulos relacionados

Entrenamientos Plan para preparar tu primer maratón en 16 semanas
Reportajes Las zapatillas son para el verano
Reportajes El coleccionista de carreras

También te puede interesar

Reportajes Las 6 grandes maratones del mundo
Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Actualidad Volvemos a correr juntos en la Carrera Popular del Corazón