La dentadura en el corredor

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com

Importancia de la dentadura en el corredor

La dentadura posee una importancia primordial en la salud, no sólo en lo que respecta a la presencia de alteraciones inflamatorias, sino a la existencia o ausencia de simetría entre las arcadas dentales, que con el tiempo van a provocar modificaciones irreversible entre los dientes y la articulación de la mandíbula.

Las actividades deportivas se están extendiendo cada vez mas y las lesiones bucodentales son un factor negativo en esas practicas deportivas.

En el corredor es fundamental la prevención de lesiones bucales y para eso el examen clínico (bucal) de cada deportista, es necesario para detectar caries con su correspondiente tratamiento y evaluar la salud gingival (encías) para la prevención de las enfermedades periodentales, en distintos estadios, comenzando con hemorragia gingival, provocando gingivitis marginal crónica (inflamación de encías) o la presencia de abscesos localizados. También se detecta en el examen, malposiciones dentarias y maloclusiones ya que un trauma facial de un jugador con protrusión de mandíbula, está mas expuesto a lesiones. Una pieza dentaria con salud gingival tiene mas soporte ante un impacto, que otra con enfermedad de encías.

Algunas consideraciones a tener en cuenta:

Cualquier deportista que ya de adulto tenga que usar aparatos correctores por el anormal crecimiento de su dentadura es sospechoso de inyectarse somatotropina.

El deterioro grave de la dentadura en la bulimia: Ocurre por desnutrición y carencia de vitaminas o por erosión de los ácidos gástricos al vomitar. Es el especialista quien debe estar al tanto de estos signos; pero también padres y entrenadores.

Y hablando de padres, conviene alertar de los beneficios de la masticación, cosa que cada vez se va perdiendo más en estos tiempos:

La ortopedia funcional es la única medicina preventiva de los problemas dentales del sistema masticatorio, pues se trata de guiar desde la erupción de los primeros dientes a una relación de equilibrio, luchando contra la mala alimentación blanda que se da actualmente (papillas, comida suave, hamburguesas, etc.), y procurando que la función de la masticación logre el desarrollo cráneo mandibular y así de esta forma se de la función adecuada.

Todo esto demuestra que los dientes, que han vivido toda su vida excitados fisiológica y equilibradamente, por haberse empleado a fondo con comidas duras y fuertes; poseen unos ligamentos perfectos con salud extraordinaria, lo que demuestra que una función masticatoria perfecta mantiene así mismo una salud bucal perfecta.

Si la dentición de leche, empieza a atrofiarse dejando de funcionar equilibradamente, por impedimentos, mal posiciones, caries, falta de tono muscular, masticación atípica con movimientos únicamente de apertura y cierre, alimentación blanda etc., el cambio a la segunda dentición se hará en estas condiciones y se establecerá un plano oclusal patológico con erupciones dentarias que impedirán los movimientos de lateralidad mandibular y por ese motivo no será excitadas las articulaciones Témporo-mandibular por falta de un buen recorrido en estos movimientos. El esmalte no se desgastará tal como estaba previsto por la naturaleza y no habrá auto limpieza, estos dientes nacidos en estas condiciones tendrán un soporte débil y fácilmente susceptibles a lesiones.

El dolor de espalda, como la sobrecarga muscular en deportistas, puede ser provocado por múltiples causas que la Medicina del Deporte tiene bien etiquetadas, tales como; hernias, escoliosis, alteraciones de la longitud en miembros inferiores, con acortamiento de una extremidad, contracturas musculares tensionales, etc. Pero se ha de tener presente, que un desequilibrio en las arcadas dentarias, a consecuencia de una mala oclusión, por falta o alteración de las piezas dentales, es un factor desencadenante de esta patología.

Entre un 30%-40% de los dolores de espalda, son causados o agravados por una mala oclusión dental.

El cuerpo humano puede mantenerse en pie, gracias al equilibrio existente entre los diferentes planos quinesiológicos que lo conforman, a saber; visual-dental-escapular-pelviano-rotuliano-maleolar, los cuales están perfectamente alineados entre si, manteniendo la verticalidad. Una alteración posicional en cualquiera de ellos, implica un desajuste de todo el conjunto.

Ciñéndonos al terreno que nos ocupa, debemos conocer, que la mandíbula se articula con el cráneo, por mediación de la Articulación Témporo Mandibular (A.T.M.), la cual a su vez se interrelaciona con el equilibrio oclusal, evitando la disfunción.

Cuando existe un desequilibrio, bien por extracciones, malposiciones dentales, contactos prematuros, interferencias oclusales, patología inflamatoria pericoronaria, caries o movilidades de piezas dentales, hace que el paciente mastique más por un lado que por el otro, provocando un estrés muscular de carácter trófico, creado por una oclusión desequilibrada.

La mandíbula se articula con el cráneo, a nivel de la A.T.M. y a su vez está relacionada con la oclusión dental. Partimos de la base de un concepto tripódico, oclusión-equilibrio-función.

La fuerza muscular, a nivel de la musculatura masticatoria, es extremadamente potente (masetero, pterigoideo, temporal, etc.), la cual ejercerá un efecto adverso, en condiciones de desequilibrio, cuando el paciente mastica más por un lado que por el otro, de tal manera que instaura una mayor sobrecarga en un cóndilo que en el otro, con una zona desgastada en una hemiarcada, más que en la otra, es decir, la Dimensión Vertical (D.V.), de un lado es menor que en el otro, lo cual ya de por si es un factor desequilibrante.

Todo ello arrastra una malposición mandibular, lo cual hace que el cráneo y el hueso hioides, adopten una situación espacial anómala, lo que a su vez repercute sobre el raquis cervical, con una patología de sobrecarga. En un intento de adaptación se producirán malposiciones a nivel dorsal, que se verán incrementados por el ritmo de entrenamiento y la tabla de ejercicios realizados.

La continuidad de la patología y siguiendo la cadena descendente, afectará a las extremidades inferiores, con la aparición de síntomas típicos de una sobrecarga muscular, que persiste incluso durante el reposo.

Siempre que tengamos un deportista con un síndrome malposicional que genere una patología muscular de sobrecarga, se deberá realizar “ojalá sistemáticamente” una exploración de la oclusión dental, como un medio más para llegar a establecer el diagnóstico etiológico correcto que nos facilite un tratamiento adecuado.

La experiencia en Medicina del Deporte ha demostrado que después de una correcta terapia de equilibrio funcional cráneo-mandibular se observa una mejoría muy importante en el rendimiento de los atletas.

Desde el punto de vista de la posturología dental nos interesa observar si el paciente tiene un rostro equilibrado. Todos nosotros nos acercamos, en mayor o menor medida, a las proporciones aureas, pero es extremadamente difícil que éstas sean exactas. La asimetría facial se acompaña de una limitación en el movimiento de rotación de la columna vertebral hacia un lado y además una inclinación hacia ese lado del axis así como anomalía a nivel de la cervical sexta.

El Síndrome de disfunción cráneo-mandibular” (DCM) producido por falta de piezas dentarias, o porque estas estén desviadas, o por alteraciones en la articulación teemporomandibular, puede presentar habitualmente síntomas propios y también se pueden acompañar de síntomas a otros niveles como en el oído, síntomas neurológicos, etc.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Licenciado en Medicina y Cirugía

www.temasmedicosdiversos.com


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ





12.511

Tambien te puede interesar

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

Las mas vistas

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!