Bradicardia en el corredor: ¿es malo tener las pulsaciones muy bajas?

Por María Jesús Núñez para carreraspopulares.com - 21/02/2020
La bradicardia puede ser preocupante si las pulsaciones son muy bajas
La bradicardia puede ser preocupante si las pulsaciones son muy bajas

La bradicardia es la disminución de la frecuencia cardiaca por debajo de 60 pulsaciones por minuto cuando estamos en reposo. Se produce por una combinación de situaciones: el aumento de tono vagal y un elemento intrínseco del corazón que está relacionado con su tamaño; cuando hacemos ejercicio, el corazón se fortalece y se adapta al entrenamiento. Uno de los signos de corazón de atleta es que el músculo miocárdico está más fuerte y se hace más grande, Por eso, no tiene porqué dar tantos latidos cuando se realiza el trabajo del entrenamiento.

La adaptación fisiológica es normal. No tenemos que pensar que hay una patología. Se dice que hasta con una semana de entreno ya se puede notar una variación en una frecuencia cardiaca en dirección a la bradicardia. Pero es por encima de las 8 semanas cuando hace efecto de manera significativa en el sistema cardiovascular.

La disminución de la frecuencia cardíaca en reposo es un buen indicador de la forma física. En un entrenamiento de resistencia, cuanta más baja es la frecuencia cardíaca en reposo, más adaptación estoy haciendo. Es cierto que hay momentos en que vemos que la frecuencia cardíaca no es tan baja como esperábamos. En ese caso tenemos que sospechar que estamos en un momento de más estrés o sobreentrenando (porque es uno de los signos del sobreentrenamiento) o incubando alguna infección. Las pulsaciones nos dan mucha información sobre nuestro estado fisiológico.

Correr aporta muchos beneficios al corredor
Correr aporta muchos beneficios al corredor

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Los médicos deportivos y los cardiólogos nos ponemos nerviosos cuando la frecuencia cardíaca en reposo es inferior a 32 latidos por minuto. Una situación de 50 latidos por minuto es perfecta para entrenar y 40 está muy bien. Pero si tenemos 38 cuando estamos en pie haciendo nuestra vida normal y sin entrenar, por la noche, cuando estamos más relajados, esa frecuencia cardíaca va a bajar más. Se pueden producir entonces pausas de latido prolongadas. Esto puede producir bastantes problemas a nivel cerebral y nivel cardíaco,

Cuando una frecuencia cardíaca es más baja de 32, tenemos que modificar el entrenamiento, no hacerlo tan enfocado a la resistencia. Deberíamos hacer un entreno más alegre y de más intensidad. Y, por supuesto, hacer un ‘holter’, medición de 24 horas de la onda electrocardiográfica, secundaria al latido cardíaco, para visualizar qué es lo que está pasando.

Puede ser algo normal, pero también puede ser una miocardiopatía hipertrófica o una enfermedad del seno coronario. Con una ecografía del corazón o con un estudio electrofisiológico podemos determinar si hay o no alteración.

Si corro durante toda mi vida, ¿me pasa algo cuando sea mayor? Lo que pasará es que estaremos fenomenal porque hemos estado entrenando y haciendo deporte toda la vida. Es cierto que por las modificaciones que hacemos en nuestro corazón, algunas personas pueden tener algunas arritmias. Pero son tantos los beneficios del deporte, que esto es controlable y apenas lo notamos. Aunque puede ocurrir, por lo que siempre animo a que todos realicen una actividad física personalizada y adaptada a sus circunstancias, su edad y sus capacidades a lo largo de toda su vida.

SOBRE EL AUTOR

María Jesús Núñez
Directora Médica de Healthing

www.healthing.es


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR CARRERASPOPULARES.COM




4.944

Tambien te puede interesar

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

Las mas vistas

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!