¿Vas a comprar tus primeras zapatillas de running? Guía para no perderte en la tienda

Por Víctor Cerón para carreraspopulares.com - 05/04/2019

- Buenos días, estoy empezando a correr y necesito unas zapatillas. ¿Me podría ayudar, por favor?

- ¡Claro! ¿Quieres unas voladoras con upper de Flyknit y sistema de sujeción Flywire, con amortiguación de Cushlon y cápsula de Zoom? ¿O eres más de salir con unas rodadoras con mediasuela Fluidride de Flyte foam y polímero de Gel y upper de Fluidfit seamless? ¿Pisada estable, neutras? ¿Tierra, asfalto? ¿Has probado el poliuretano termoplástico?

-Eeeehhhh... ¡hasta luego Mari Carmen!

Y es que así no se puede. Vas a una tienda y muchas veces no es que el vendedor esté bien preparado, es que tienes que hacer un cursillo de iniciación sólo para poder entender de qué demonios está hablando.
Bien, vamos a intentar aclarar algunos conceptos antes de empezar.

Partes de la zapatilla:

Upper: parte de arriba de la zapatilla. Es la que cubre el pie e incorpora todos los elementos de fijación que hacen que la tela se ajuste al pie. Si hiciésemos un símil con un coche, sería la carrocería: nos protege del exterior y nos fija para que no nos movamos por dentro. Es importante que cuando probemos una zapatilla, primero soltemos los cordones (hasta abajo del todo, sí, hasta abajo). Ya sé que da pereza, pero la tensión de los cordones define la forma de la zapatilla en función de la tensión del cordaje. Eso quiere decir que si no aflojas los cordones hasta abajo te estás probando la zapatilla con la tensión del cordaje de serie, es decir, con la forma de serie, o con la tensión de otro, y puede que tu empeine no encaje así y creas que no es tu talla, cuando en realidad puede que lo sea.

Introducimos el pie y empezamos a tensar los cordones de abajo hacia arriba, la atamos bien y al flexionar el pie, los dedos no deben tocar la tela. Esto es, en reposo, nos debe sobrar algo más de medio centímetro desde la punta del dedo más largo hasta la tela, de otro modo... bueno, no le cojas mucho cariño a tus uñas de los pies.

Una vez hecho esto asegúrate de que no te produce ninguna molestia al caminar o incluso intenta corretear un poco suave por la tienda (sin venirse muy arriba, que los de seguridad en seguida se ponen nerviosos) para asegurarte de que te ajusta bien al pie, y de que estás cómodo.

Mediasuela: Es la parte de la zapatilla que queda entre la suela exterior y el upper (ya sé que la definición es pobre, pero se entiende; y paradójicamente es dónde se encuentra la mayor parte de la ensalada de siglas y nombres confusos en inglés de todo el mundillo del running) Si hiciésemos el símil del coche, sería el chasis, porque es dónde se encuentran casi todos los elementos de estabilidad y amortiguación de la zapatilla.

Hay muchas, muchísimas, tecnologías diferentes en el mercado en lo que se refiere a la mediasuela, pero lo que tienes que saber es que todas están diseñadas para más o menos lo mismo: absorber la energía del impacto que produces al correr, y en la medida de lo posible, devolver parte de esa energía para ayudarte en la siguiente zancada (esto descarta a todas las zapatillas con amortiguación de cámara de aire, por cierto, otro día te cuento porqué). Busca unas que sean cómodas, compara varias opciones, no te quedes con la primera que veas (ponte una en cada pie, te vas a dar cuenta en seguida de que hasta para alguien inexperto hay evidentes diferencias). Y, por el amor del cielo, no las elijas porque son “más bonitas”, que cuando corres no te miras los pies. No seas demasiado escueto en el presupuesto, no hace falta que vayas a por los topes de gama ni mucho menos, pero si las coges excesivamente básicas puede que después tengas problemas articulares, y esos son los peores. (Si vas justo de presupuesto los outlets de las marcas son un gran lugar para pescar, ten en cuenta que la tecnología no varía mucho de un año a otro, pero el precio sí).

En cuanto lo de si zapatillas neutras o pronadoras (mal llamadas así, se llaman zapatillas de estabilidad, porque estabilizan la pisada), no te vuelvas loco. Lo ideal es que primero te hicieras un estudio de la pisada (en dinámico siempre, por favor; esto es, corriendo, no estático), pero si no quieres pasar por ahí, lo ideal es cogerlas neutras, porque si en un futuro necesitas plantillas, se las puedes poner, pero si has elegido una de estabilidad no.

Date una pequeña carrerita por la tienda (sí, a correr otra vez, ¿tú te comprarías un coche sin probarlo antes? Pues esto es igual), céntrate en el momento del contacto con el suelo, deberías notar como si flotaras un poco, con suavidad, pero si notas un golpe brusco probablemente necesites algo con un poco más de amortiguación.

Suela exterior: es la parte inferior de la zapatilla, la que está en contacto con el suelo. Si volviésemos al símil del coche, serían las ruedas, que son las que resisten el desgaste, pero también muy importante, las que te proporcionan tracción; y deberemos elegir el dibujo de la misma en función del terreno por donde vayamos a correr de forma más habitual.

Tienes que tener en cuenta que las suelas que van mejor en asfalto son suelas que tienen mucha goma en contacto con el suelo, tienen mejor agarre y resisten mejor la fricción (el problema es que si las llevas a la tierra perderás bastante agarre, no infravalores este punto, puede parecer una tontería pero las peores lesiones vienen por las caídas, muchas veces producidas por resbalones tontos y evitables), pero si eres más de correr por caminos de tierra busca mejor una suela taqueada, que tenga aristas agresivas para que te proporcione mejor agarre (pero si las llevas al asfalto, las suelas taqueadas sufren más estrés y se degradan mucho más rápido)

Como resumen: recuerda, lo más importante es que estés cómodo (no importa que tu amigo Juanito, que sabe mucho de esto, te haya recomendado esas. Si no te van bien no las compres, porque te van a acompañar muchos kms), que la punta de los dedos no toque el upper. La mediasuela debe ser suave y absorber la mayor parte del impacto que generes en la zancada, y esto variará en función de tu peso y tu técnica; compara varias y elige la que te dé mejor sensación de amortiguación (y si tu amigo Juanito te dice que son poco reactivas, que busques algo con más respuesta, le dices -de mi parte- que estás empezando y que ya hablaremos de reactividad más adelante). Y la suela se debe adecuar a la superficie por la que corres habitualmente; para tierra un poco de taco, para asfalto mejor mucha goma en contacto con la superficie.

SOBRE EL AUTOR

Víctor Cerón
Diseñador de calzado técnico



Tambien te puede interesar

¿Cuándo debemos jubilar nuestras zapatillas?
Luis Miguel del Baño

Por mucho cariño que les tengas, tus zapatillas tienen una vida útil. A partir de una determinada cantidad de kilómetros o cuando ha pasado un cierto tiempo desde la compra, sus cualidades ya no son óptimas para el running. Buscamos a un técnico que nos diga cuánto nos duran en buenas condiciones.

¿Sabes cómo limpiar las zapatillas de running?
Chema Martínez Pastor

No hay que descuidar una tarea como la limpieza de las zapatillas de running. Un buen cuidado hará que tengamos nuestras ´ruedas´ listas durante más tiempo y en perfecto estado. ¿Sabes cómo hacerlo?

Y tú, ¿cómo vistes en las carreras?
May Luján

¿Tirantes? ¿Pantalón de competición? ¿Complementos especiales? A las carreras no solemos ir con la misma ropa que cuando entrenamos, ¿verdad? Prolifera más la ropa de clubes y prendas especiales. Y tú, ¿cómo vas a las carreras?

Las zapatillas al desnudo
Pablo Martín

Suela, mediasuela, upper. Seguro que has oído estas palabras, pero, ¿sabes realmente cuales son las partes de una zapatilla? ¿Y cuales son las funciones de cada parte? No te quedes con dudas. En este vídeo te radiografiamos todas las partes del calzado runner y te explicamos cómo están hechas las zapatillas actuales.

Las mas vistas

¿Puedo correr si dono sangre?
carreraspopulares.com

¿Sabes cómo afecta una donación de sangre a tu rendimiento como corredor? Es importante que donemos sangre, fomenta las buenas prácticas médicas y salva vidas, pero también es importante que lo hagamos en el momento idóneo.

Tapering: ¿qué es, cómo se hace y por qué es necesario?
Tono Fernández

Reducir la carga de los entrenamientos antes de una competición es vital para llegar en condiciones óptimas. Es el tapering. Un proceso necesario.

Trabajo excéntrico: vital para corredores
Raquel Landín

¿En qué consiste el trabajo excéntrico? Son ejercicios muy importantes para los corredores. Mejoran nuestra fuerza, movilidad y, sobre todo, nos ayudarán a prevenir lesiones. Raquel Landín te lo explica en este vídeo.

Circuito Oregón: gana fuerza, pierde calorías
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Descubre el Circuito Oregón, ideal para ganar resistencia. Solo necesitas un kilómetro y 10 ejercicios. Te vendrá genial para rendir más y mejor. Te lo explican desde Clockwork.