Las zapatillas con placa de fibra de carbono, ¿son para todos los pies?

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com - 30/01/2020
No todos los pies responden igual al a placa de fibra de carbono
No todos los pies responden igual al a placa de fibra de carbono

La adición de la fibra de carbono en la media suela o entresuela de las zapatillas deportivas no es algo nuevo. Es una innovación que a nivel biomecánico en el mundo de la ortopedia y de la podología se estaba manejando hasta diez años atrás, con la introducción de las plantillas de polipropileno. Que tienen unas características físicas muy parecidas a la fibra de carbono, sobre todo en cuanto a su ratio de flexibilidad-rigidez y en cuanto a su peso, al ser muy ligero.

Lo que se busca en el tema que nos ocupa es aumentar la reactividad que tiene el pie a la hora de impactar con el suelo. Es un material semirrígido que al doblarse produce un efecto de ballesteo. Cuando el pie apoya en el suelo, tanto en carrera como andando, se genera un acúmulo de energía dentro de ese tejido.

Cuando el peso corporal del paciente y la inercia dejan de actuar, porque el paciente levanta el pie para la siguiente paso, esa acumulación de energía en el propio material se libera en forma de ballesta, en forma de resorte. Ésto hace que el despegue de pie se produzca de una manera más eficiente y más rápida, con menos gasto de energía y con más potencia.

Hay pies muy diferentes y la fibra de carbono puede generar molestias en algunos
Hay pies muy diferentes y la fibra de carbono puede generar molestias en algunos

Acumulación de energía

Por tanto, es una innovación tecnológica que puede dar beneficios a la hora de correr, pero no por amortiguar impactos ni evitar lesiones, sino porque simplemente genera mayores momentos de despegue, de fuerza hacia adelante. Debido al efecto ballesteo del acúmulo de energía que tiene la fibra de carbono.

La clave está en colocar esta fibra de carbono en los lugares precisos de la zapatilla. No puede estar colocado en cualquier lugar. Creo que, con buen criterio, Nike ha incorporado esta fibra de carbono en el antepié de las zapatillas y la entresuela.

No para todos

El inconveniente es que, efectivamente, no todos los pies pueden utilizar este tipo de zapatillas. Porque hay pies que son excesivamente “huesudos”. Son pies que tiene muy poquita grasa en la en la planta y la fibra de carbono, al ser un material semirrígido, genera sensación de dureza, de rigidez, en la planta del pie. Si esa fibra de carbono no está bien rodeada de un material tipo ‘foam’ que la amortigüe, o si el pie del paciente es muy “huesudo”, muy fino, puede provocar molestias.

Además, hay determinados tipos de pies que tienen un ángulo digital de despegue muy marcado. Es decir, son pies que tienen los dedos muy levantados. Por ello, también son incompatibles con este tipo de zapatillas, puesto que promueven demasiada flexión de los dedos. Promover este tipo de flexión de los dedos cuando éstos están ya previamente muy flexionados, también puede generar patología.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR CARLOS BLASCO GARCÍA


POR PABLO MARTÍN


POR CARRERASPOPULARES.COM



2.477

Tambien te puede interesar

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

Las mas vistas

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!