Guía del corredor novato: la sonrisa, siempre puesta

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 26/06/2020
Correr nos hace sentir alegres y disfrutar del momento
Correr nos hace sentir alegres y disfrutar del momento

Corremos porque nos hace felices. Eso no admite discusión. Puedes empezar porque quieres adelgazar, estar sano, ponerte en forma, pasar un rato con gente o simplemente desconectar del trabajo y las preocupaciones de la vida diaria durante un rato. Pero, al final, eso siempre nos genera una gran satisfacción y poco a poco nos va reportando felicidad.

Y si la felicidad es un estado de ánimo positivo y alegre, ¿por qué no vamos a sonreír cuando hay algo que nos hace sentir bien? Correr con la sonrisa puesta, de hecho, hará que ese sentimiento se amplifique.

Dejemos a un lado los beneficios fisiológicos y de rendimiento. Seguro que muchos de los que leéis esto estáis al corriente de alguna investigación de cierta universidad anglosajona que dice que correr sonriendo provoca una mejor economía de carrera y nos ayuda a respirar mejor. Que gastamos menos oxígeno. Pero esa no debería ser la principal razón para sonreír cuando corremos.

Tampoco vamos a tomar como referencia la sonrisa más famosa del atletismo, cuyo propietario es el mejor maratoniano de la historia: Eliud Kipchoge. Está claro que conoce los beneficios de sonreír, pero lo que parece demostrar es que disfruta al máximo con lo que hace, aunque vaya a ritmo de récord del mundo.

Sonreír debería surgir de forma natural cuando corremos
Sonreír debería surgir de forma natural cuando corremos

Nos gusta correr

La principal razón por la que debemos sonreír cuando corremos es porque el simple acto de correr nos debe provoca esa reacción. Está claro que es complicado dibujar una sonrisa en nuestra cara cuando vamos a tope en una carrera porque queremos bajar nuestra marca. O cuando estamos haciendo unas series en un entrenamiento.

En esos casos, el rostro se deforma, se genera un estado de sufrimiento que expresamos frunciendo el ceño, apretando los dientes y mostrando cara de tensión y esfuerzo. Pero cuando acabamos el entrenamiento o acabamos la carrera, siempre, y digo SIEMPRE, tendremos motivos para sonreír. Aunque la carrera no haya salido como esperábamos. Porque habremos dado lo mejor de nosotros y debemos estar satisfechos.

Lo mejor, en todo caso, es que la sonrisa salga sola. Casi sin darte cuenta. Y si no, haz la prueba la próxima vez. Sal a rodar sin más pretensión que la de pasar un buen rato y disfrutar de la sesión, de los caminos o calles por los que pasas, de lo que ven tus ojos y lo que siente tu piel.

Déjate llevar por tus piernas y no mires el reloj. Contempla lo que te rodea y sé consciente de todo lo que te da correr: esa sensación de libertad, el movimiento suave y armónico, el viento en tu cara y tu mente despejada. Cuando llegue a ese estado de placer que sólo te da correr, fíjate bien: seguro que estarás sonriendo.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



874

Tambien te puede interesar

Mejora tus descensos en la montaña
Javier Ullé

Alcanzar la cumbre es solo la mitad del éxito, las vistas son increíbles y has hecho un gran trabajo. Pero cuando tus pulsaciones comienzan a calmarse es momento de descender para completar el trabajo. Te damos unos consejos para que mejores tu técnica de bajada cuando corres en la montaña.

Etienne Gailly, el maratoniano que consiguió la gloria olímpica con una medalla de bronce
Luis Blanco

El 7 de agosto de 1948 Delfo Cabrera cruzó la meta en primer lugar en el maratón olímpico de Londres. Era el segundo argentino que conseguía esa gesta. Pero el atleta que se llevó más vítores y aplausos no fue Cabrera, sino un obstinado belga llamado Etienne Gailly, que a la postre se convertiría en el héroe del día. Esta es su historia.

Precauciones para evitar el coronavirus cuando quedas para correr
Borja Martínez

Correr es mucho más importante ahora, porque tener un cuerpo en forma y saludable es la mejor protección contra la Covid-19. Y el contagio al aire libres es mucho menos probable. Pero cuando lo corramos, sobre todo si lo vamos a hacer en grupo, no está de más que tomemos algunas precauciones, no sea que un despiste nos provoque el contagio y tengamos que estar encerrados una temporada.

Las ´carreras´ virtuales por fascículos
Ximo Salas

En tiempo de distanciamiento social no parece una mala idea hacer encuentros virtuales. Hay quien queda virtualmente, a través de una pantalla, para tomar algo, para charlar, incluso para cenar. Quedar virtualmente para correr es un poco más difícil.

Las mas vistas

Alimentos post-entrenamiento, ejemplos que te vendrán bien
Daniel Giménez

Tras un buen entrenamiento es importantísimo alimentarse bien. Daniel Giménez, dietista-nutricionista, nos explica el porqué y nos da unos cuantos sabrosísimos ejemplos que te vendrán bien tras el esfuerzo.

Hidratos de carbono, carbohidratos o glúcidos
Carolina Villalba

Los Hidratos de Carbono son la principal fuente de energía para todos los deportistas, de ahí su importancia. Deben aportar entre el 50 y 65% de la energía total del día. En este artículo de Carolina Villalba te contamos todo lo que debes saber sobre los HC.

Entrenamientos originales que (tal vez) no te hayas planteado
Chema Martínez Pastor

Planes de entrenamiento hay muchos, y todos tienen sesiones que nos aportan diferentes aspectos que mejorar. Pero hay veces que no nos motiva salir a correr o no tenemos plan. ¿Cómo hacer estos momentos menos monótonos?

MINIMALISMO (Cap. 3) La transición hacia el minimalismo (Cont.)
Julius W. Carrough

¿Quieres probar con el minimalismo? ¿Cómo se debe realizar la transición para llegar a correr con esta técnica? en este capítulo encontraras claves para realizar una transición con garantías.