¿Disfrutar de una carrera aunque no estés en tu mejor forma?

Por carreraspopulares.com - 30/05/2019

A todos nos ha pasado. Se abren las inscripciones de una carrera que nos apetece o de la que todo el mundo habla. Aún queda mucho tiempo, pero nos imaginamos participando en ella. Nos entra el miedo de que se acaben los dorsales (sí, esas cosas siguen pasando) y nos apuntamos. Seis meses antes de la carrera.

Y, claro, nos ponemos a prepararla. O, al menos, a tenerla bien presente en el calendario de nuestra cabeza. Seguro que hasta pensamos en cuánto tiempo la queremos acabar: ¿seremos capaces de batir nuestro propio récord en la distancia? Pero seis meses son muchos meses. Pasa el tiempo y, por complicaciones del trabajo, cambios en nuestra vida personal, lesiones... resulta que cuando llega el día de la carrera nos damos cuenta de que no estamos en nuestro mejor momento. Si nos habíamos apuntado con la idea de bajar tiempos, nos podemos encontrar en una situación muy incómoda: nos toca correr, pero sabemos que no vamos a ser “competitivos”.

¿Qué hacemos en ese caso?

Lo primero, y más importante, es hacer una evaluación objetiva de nuestro estado de forma. Si no hemos entrenado nada y se trata de una carrera exigente, tal vez tengamos que tomar la decisión más difícil de todas: no correrla. A veces es mejor quedarse con esa sensación de vacío que forzar la máquina y rompernos, cosa que nos hará perdernos más cosas que una única carrera.

Siempre hay quien se toma las carreras de otra forma.
Siempre hay quien se toma las carreras de otra forma.

Pero si estamos seguros de que la podremos acabar, toca cambiar nuestra configuración mental y ponernos otros objetivos para la carrera que no sean acabarla con una MMP.

Comparte la carrera. Si no vas a ir a “fuego”, puedes considerar unirte a un grupo de amigos que vayan a correr ese día juntos. No tenemos muchas oportunidades de coincidir con amigos en muchas carreras, porque cada uno tenemos objetivos distintos. Pero si vamos a correr a un ritmo más relajado, seguro que encontramos a amigos que van a un ritmo que nos interesa y que podemos llevar. Aprovecha para compartir ese tiempo con ellos. ¡Con amigos, las carreras se disfrutan más!

Una variante de lo anterior es hacer de liebre a alguien que corra menos que tú habitualmente, pero que tenga un objetivo de marca en esa carrera. Si tenías pensado correrla en 40’ pero sabes que no lo vas a conseguir y te lo quieres tomar con más calma, puedes acompañar a ese amigo que quiere bajar de los 50’ por primera vez. Ayudar a alguien a conseguir sus objetivos te hará sentir mejor que si los hubieras cumplido tú.

Disfruta el ambiente. Por primera vez en mucho tiempo, te vas a poner un dorsal y vas a poder llevar un ritmo que te permita levantar la cabeza y mirar a tu alrededor. Hazlo. Verás que la carrera es muchas cosas más que un grupo de gente corriendo hacia adelante. Fíjate en el público, en la animación de la carrera, quédate con los lugares por los que pasas. Esos recuerdos se fijarán en tu memoria casi más que una marca personal.

Prueba cosas. Si has decidido que la marca no es importante, puedes utilizar la carrera para probar cosas que te puedan servir para otras, como correr con gorra, o con mallas. Puedes probar geles o gominolas si la carrera necesita suplementos energéticos. O, incluso, estrategias de carrera. Prueba a hacerla de menos a más de forma consciente y evalúa cómo se comporta tu cuerpo ante cada cambio de ritmo.

Y si nada de eso te vale, simplemente recuerda: cada carrera es única y no tiene sentido andar comparándonos siempre con nuestro “yo” del pasado. Sal a la calle, ponte tu dorsal y disfruta. Sin más.



1.432

Tambien te puede interesar

Falsos mitos del deporte
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Que si las agujetas deaparecen con azúcar, que si correr con mucha ropa adelgaza, etc. Existe una serie de falsos mitos extendidos en la sociedad que no por mucho repetirlos se volverán ciertos.

Es un gran momento para iniciarse en el trail running
Javier Ullé

En un momento en el que necesitamos motivación y estímulos para correr en el exterior, practicar trail running, si no lo has hecho nunca, puede ser una buena idea. Javier Ullé nos explica cuáles son los principales beneficios de correr en terrenos naturales. Y no solo por cuestiones físicas.

¿Cómo serán las carreras populares post COVID-19?
Luis Blanco

Reducción del límite de participantes, salidas más escalonadas, distancia entre corredores, uso de mascarilla, etc. Ideas de cómo podrían ser las carreras para evitar contagios, cuando estas puedan celebrarse. Pero lo cierto es que, ahora mismo, nadie sabe en realidad cómo serán las primera carreras populares post covid-19.

El amigo obsesionado con registrar sus entrenamientos
Mario Trota

Mi amigo tiene una manía. Tiene que registrar todos los entrenamientos que haga. Aunque sea el rodaje más suave y de recuperación que haya. Lo lleva todo bien anotado en la aplicación se su móvil conectada a su reloj con Gps. Y yo intento entender por qué lo hace.

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

La mejor alimentación para hacer deporte
Carolina Villalba

Para bajar de peso es importante controlar la alimentación y hacer ejercicio. Si ya has comenzado con el ejercicio o llevas años haciéndolo; sólo debes mejorar tu alimentación. La nutricionista Carolina Villalba nos explica cuáles son los alimentos que debemos tomar y los que debemos evitar si somos deportistas.

Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?
Eugenio Olmos

Ves cómo muchos corredores las hacen, pero no sabes qué aportan. Eugenio Olmos nos hace una aproximación a las series. Su enseñanza es clara. Si no haces series, no mejorarás.

Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas
Adolfo Bello

Elegir unas zapatillas nuevas para correr siempre nos hace dudar... ¿Las compramos iguales que las anteriores? ¿O elegimos un modelo más ligero para poder correr un poco más rápido? En cambio, si las necesitamos para larga distancia hay que prestar atención a la amortiguación. ¿Son las zapatillas mixtas una buena solución?