Cómo evitar los calambres gracias a la alimentación

Por Centro PRONAF para carreraspopulares.com - 01/04/2019

Un error muy común durante la realización del ejercicio es la ingesta de agua cuando se tiene sed, lo cual favorece el riesgo de que se den estos calambres. Se recomienda beber aunque no se tenga sed. Además, se ha visto que una de las causas que producen los calambres es la pérdida de sales en el sudo –principalmente, aunque puede haber otras causas como la orina o la rotura de células del músculo por el esfuerzo físico- debido al esfuerzo físico, y si ingerimos solo agua lo que estamos haciendo es disolver las pocas sales que nos quedan y se ve aumentado el riesgo de aparición de calambres musculares.

Por ello se recomienda que, si se bebe durante el ejercicio físico, sobre todo si es muy prolongado en el tiempo, sean bebidas para deportistas o bebidas isotónicas que suelen tener sales para reponer las que se han perdido. Aquí también entra en juego la situación climatológica, como vimos en artículos anteriores .

¿Sabes elegir una bebida isotónica de forma adecuada?

Nuestro cuerpo puede tolerar entre 60 y 90 mg de azúcar por hora, por lo que podría ser incluido en una bebida junto con sales para la realización del ejercicio. Esta recomendación sería para esfuerzos de duración inferior a una hora.

¿Qué frutas pueden ser más beneficiosas?

El potasio, presente en el plátano, por ejemplo, podría ayudar también a dar energía durante el entrenamiento y a retrasar la aparición de los calambres.

Recomendaciones después del ejercicio

Después del ejercicio es recomendable estirar para evitar que se produzcan calambres durante el descanso. La ingesta post entrenamiento debe estar basada en alimentos que permitan la recuperación de reservas energéticas (cereales, pasta, arroz, patatas...) junto con verduras y compuestos que permitan la regeneración y crecimiento del músculo (pollo, pavo, pescados, huevos...).

Por tanto, sigue siendo importante el plan dietético post-entrenamiento, casi más incluso que el previo. Siempre la ingesta post-entreno va a seguir lo que se conoce como el “plato saludable”. Obviamente la cantidad de alimento variará de una persona a otra pero la distribución en el plato seguirá siendo la misma para todos.

La ingesta post-entreno dependerá del momento del día en el que se realiza el ejercicio:

En caso de entrenar por la mañana y la ingesta que lo prosigue sea importante (comida), un ejemplo de lo que podría contener sería:
Opción 1: Fajitas de pollo y hummus de garbanzos, con tomate natural, rúcula, aceitunas negras, arroz integral con setas.
Opción 2: Ensalada de canónigos y rúcula con aguacate, zanahoria en tiras, quinoa, huevo duro y queso de Burgos.

Si la ingesta que prosigue al entrenamiento es un tentempié (media mañana o merienda), unas buenas opciones serían:
Opción 1: Sándwich de pan de centeno con fiambre de pavo de buena calidad (más del 75% de proteína) y queso fresco.
Opción 2: Yogur con orejones y un plátano.

Si el entrenamiento es por la tarde y la ingesta que prosigue es la cena, una opción sería:

Opción 1: Salteado de verduras, merluza al horno con patatas asadas.
Opción 2: Puré de patatas con rape a la plancha y limón.
Opción 3: Salteado de verduras con arroz integral, brócoli, coliflor, zanahoria y judías verdes. Pavo a la plancha con limón.

Aquí la hidratación sigue siendo muy recomendable. Si el ejercicio ha sido mayor a una hora, muy intenso, con un clima caluroso o húmedo o todo ello a la vez, se recomienda que se ingiera después de entrenar una bebida isotónica con una fruta (plátano, por ejemplo, que aporta potasio), o una bebida con azúcar y sal.

SOBRE EL AUTOR

Centro PRONAF
PROgramas de Nutrición y Actividad Física

www.centropronaf.com



2.928

Tambien te puede interesar

Y después de entrenar, ¿qué cenamos?
Laura Jorge

Muchos entrenáis a última hora del día y llegáis a casa tarde. A la hora de preparar la cena, debéis tener en cuenta unas cuantas pautas. Tratad de equilibrarla y no atiborraros si os vais a la cama en breve.

La corteza de la sandía mejora la circulación
Francisco Gilo

La sandía posee además gran cantidad de nutrientes que favorecen el funcionamiento de nuestros órganos, sin embargo, generalmente solo consumimos la pulpa de esta fruta cuando su cáscara también es muy rica en nutrientes.

La importancia de ser un corredor vitaminado
Carolina Villalba

Las vitaminas se necesitan en pequeñas cantidades, pero se deben consumir todos los días. Los deportistas necesitan más energía y además, debido al desgaste que sufren, tienen mayores necesidades de vitaminas. Carolina Villalba nos da las claves sobre las más importantes para los deportistas.

Cómo alimentarse para fortalecer el sistema inmune
Rocío del Sol

En los últimos tiempos somos más conscientes aún de la importancia de llevar una rutina saludable para evitar enfermedades mejorando nuestro sistema inmunológico. Correr es un primer paso, pero llevar una alimentación adecuada es también determinante.

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

La mejor alimentación para hacer deporte
Carolina Villalba

Para bajar de peso es importante controlar la alimentación y hacer ejercicio. Si ya has comenzado con el ejercicio o llevas años haciéndolo; sólo debes mejorar tu alimentación. La nutricionista Carolina Villalba nos explica cuáles son los alimentos que debemos tomar y los que debemos evitar si somos deportistas.

Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?
Eugenio Olmos

Ves cómo muchos corredores las hacen, pero no sabes qué aportan. Eugenio Olmos nos hace una aproximación a las series. Su enseñanza es clara. Si no haces series, no mejorarás.

Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas
Adolfo Bello

Elegir unas zapatillas nuevas para correr siempre nos hace dudar... ¿Las compramos iguales que las anteriores? ¿O elegimos un modelo más ligero para poder correr un poco más rápido? En cambio, si las necesitamos para larga distancia hay que prestar atención a la amortiguación. ¿Son las zapatillas mixtas una buena solución?