BUSCA TU CARRERA

Tenemos 439 eventos a tu disposición

El Maratón del Mar Muerto, correr en un entorno excepcional

Por Javier Ullé para carreraspopulares.com

La tercera edición de la Maratón del Mar Muerto se ha celebrado este primer fin de semana de febrero, este lugar tiene un buen número de peculiaridades que lo hacen único, entre ellas correr por espacios donde solo puede hacerse una vez al año, ya que las fuerzas de seguridad solo permiten el acceso al público para participar en esta carrera, que transcurre por el Mar Muerto en Israel y durante algunos kilómetros en la frontera entre Israel y Jordania.


 
La carrera, o, mejor dicho, el grupo de carreras, ya que, como muchos eventos de running aglutina varias distancias (5, 10 kms, media y maratón) con el objetivo de atraer a todo tipo de público, desde familias, a corredores buscando mejor marca personal. Todas las distancias transcurren por la misma área y tienen unos tiempos de corte amplísimos: 2 horas para completar los 10k, 3 horas para la media y 6 horas para completar la maratón.

 

La zona donde comienzan y tienen la meta las carreras se llama Ein Bokek, se trata de un complejo de resorts a orillas del Mar Muerto en Israel, un perfecto destino turístico para pasar el fin de semana mimándonos después del esfuerzo: las carreras tienen lugar el viernes temprano, siendo, por ejemplo, la salida de la ½ maratón a las 7 a.m., por tanto después del running bien podemos disfrutar de los múltiples tratamientos con sales minerales que ofrece este mar y que tienen múltiples beneficios para la piel, en los spas de los complejos hoteleros.

Otro gran atractivo es la zona expo de recogida de dorsales, con stands de todas las marcas que patrocinan el evento, lo que nos da la oportunidad de sentir un agradable frescor mientras recibimos nuestro dorsal ya que todo lo tenemos ubicado a orillas del mar, en la misma playa.

La Media Maratón del Mar Muerto ofrece a los runners la posibilidad de experimentar sensaciones únicas como correr sobre una superficie distinta y excepcional, sobre muy antiguos cristales de sal, un buen trecho de la carrera transcurre sobre una especie de diques construidos por los cristales que se forman por la evaporación, lo que se traduce en una sensación curiosa de que el terreno cruje a medida que avanzan nuestras zancadas.

 
Se comienza al Este del Mar Muerto en dirección a Jordania con paisajes espectaculares donde uno tiene la sensación de estar participando en una competición interplanetaria, ya que lo que vemos nos traslada a Marte o la Luna; corremos sobre un dique de sal con las aguas color verde turquesa a ambos lados y el paisaje del desierto como telón de fondo.

Correr en esta parte del mundo ofrece exóticas vistas y muchos atractivos: uno de ellos indudablemente es correr por debajo del nivel del mar. Paradójicamente, si bien se corre a orillas del mar, estamos situados a unos 300 metros por debajo del nivel del mar ya que el Mar Muerto es un mar interior, y esto se traduce en que tenemos una concentración de oxígeno en el aire mucho mayor lo que nos facilita la tarea de respirar mientras estamos haciendo un esfuerzo como correr.


 
Este fin de semana del 4 de febrero se concentraron unos 6.000 runners para participar en las diferentes distancias, mayormente atletas de origen israelí debido a que la pandemia hace complicado viajar para atletas de otros países, si bien, la carrera tiene vocación internacional, y a buen seguro que cuando las cosas recobren la normalidad, y viajar sea un poco menos suplicio, la pléyade de runners internacionales será amplia.

La Maratón del Mar Muerto cuenta con una buena organización a todos los niveles, ofrece servicio de buses desde Tel Aviv y Jerusalén. Una vez en carrera destaca que tenemos avituallamientos cada 3 kms con agua, y, en algunos de ellos con dátiles, plátanos, naranjas, frutos secos, etc.

Cuando hemos cruzado victoriosos el arco de meta viene lo mejor: es tremendamente recomendable y una experiencia única disfrutar flotando en el Mar Muerto, su nombre deriva de que no hay vida en él, y esto es consecuencia de su desmesurada concentración de sal que, además, nos permite flotar sin esfuerzo.

En definitiva, un planazo para unas vacaciones de fin de semana, o, si tienes más tiempo, puedes alargar los días y visitar lugares cargados de historia y simbología como Jerusalén y disfrutar de una ciudad moderna y con una vida y oferta cultural sorprendente como Tel Aviv.

Más información: Maratón del Mar Muerto

 

SOBRE EL AUTOR

Javier Ullé
Corredor popular y fundador de Xano Pilates&Yoga


10.703

También te puede interesar

Actualidad VIII CARRERA SOLIDARIA LAS DEHESAS
Actualidad La Degollá celebra su IX edición

Las más vistas

Actualidad LA FIESTA DE LA CARRERA DEL CORAZÓN VUELVE ESTE AÑO