El ejercicio en la gestación

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com

El ejercicio en gestantes previene frente al remodelado cardiaco

La práctica de ejercicio físico supervisado durante el embarazo y de intensidad entre ligera y moderada reduce el riesgo de complicaciones cardiovasculares, la depresión y la ganancia de peso excesivo, por lo que hay que insistir en esta recomendación en las consultas de preparto y establecer programas específicos complementarios a las sesiones de preparación.

Estas son algunas de las conclusiones de Adaptaciones cardiacas maternas a un programa de ejercicio físico supervisado durante el embarazo: ensayo clínico aleatorio, coordinado por María Perales Santaella, del Instituto de Investigación 12 de Octubre, de Madrid, con el apoyo de la Universidad Politécnica, que ha recibido el jueves el Premio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte, convocado por la Universidad de Oviedo, con el patrocinio de Liberbank.

La investigación recuerda que el embarazo es un periodo en el que el organismo está sometido a modificaciones a las que debe adaptarse progresivamente para asegurar el bienestar fetal.

Programa supervisado

En el ensayo clínico se incluyó a 241 gestantes que realizaron un programa supervisado de ejercicio físico. Según los resultados, la práctica moderada de ejercicio no solo reduce la ganancia de peso excesiva o la depresión, sino que no supone una sobrecarga del sistema cardiovascular.

"Nos planteamos el estudio porque existe escasa evidencia científica sobre los cambios relacionados con las adaptaciones cardiovasculares - con indicadores ecocardiográficos hemodinámicos, de remodelación cardiaca y de función del ventrículo izquierdo -, en mujeres con factores de riesgo previos y en sanas que practicaban ejercicio, pero que durante la gestación dejan de hacerlo sin contraindicación médica".

Las mujeres iniciaron el programa en la semana once y lo mantuvieron hasta la semana 38 ó 39, e incluso en algunos casos hasta el parto.

"Tres días a la semana las sesiones comenzaban con cinco o siete minutos de calentamiento con estiramientos estáticos ligeros, ejercicios de movilidad articular y juegos locomotrices, seguidos de entre 25 y 30 minutos de ejercicio aeróbico con coreografías controlando la intensidad entre el 55 y el 60 por ciento de la frecuencia cardiaca de reserva de la mujer".

A continuación se pautó un trabajo de fuerza específico de 10 ó 15 repeticiones con mancuernas o el propio peso, para fortalecer los grupos musculares más implicados en el parto y para prevenir descompensaciones musculares y dolores, en particular a nivel lumbar. También se incluyó trabajo de fortalecimiento del suelo pélvico para prevenir la incontinencia urinaria. El programa finalizaba con ejercicios de relajación, masajes o estiramientos.

"Hemos comprobado que en gestantes sanas no se produce una sobrecarga cardiaca adicional, sino que el ejercicio actúa como mecanismo preventivo frente al remodelado cardiaco".

Con lo que se ve una gran asociación entre ejercicio físico y la reducción del riesgo de ganar un peso excesivo, relacionado con una menor retención de peso en el posparto, y con la recuperación del peso habitual. El estudio demostró la utilidad del ejercicio en la reducción de la incidencia del 24 al 12 por ciento en depresión en las mujeres que siguieron el programa de ejercicio físico, mientras que aumentó ligeramente en las sedentarias.

Se conoce que en torno a un 4,7 por ciento de las mujeres dejan la práctica de ejercicio físico en el embarazo y que el 68 por ciento de las gestantes que realizan ejercicio no cumplen los criterios mínimos para que éste tenga beneficios saludables.

Perales destaca que las recomendaciones médicas actuales resultan "insuficientes y demasiado genéricas. Es necesario establecer programas específicos de ejercicio físico, con una duración, intensidad y regularidad adaptadas, con trabajos multidisciplinares en los que participen especialistas en educación física y medicina deportiva".

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Medico



Tambien te puede interesar

¿Nos lesionamos más en verano o en invierno?
carreraspopulares.com

El frío es bueno para un mejor rendimiento aeróbico y por tanto hará que tengamos mejores resultados. Pero ¿es mejor para las lesiones?

¡Cuidado! Señales peligrosas para el corredor
carreraspopulares.com

A veces el cuerpo y la mente nos envían señales de que algo no va como debería, y tenemos que realizar cambios para poder seguir con nuestra actividad runner. ¿Has sufrido alguna de estas señales?

Huye de las lesiones: cuestiones a evitar para no caer en ellas
Iñaki Sevillano

Pequeños gestos y hábitos que, si los evitamos, nos pueden ayudar a mantener las lesiones a raya.

¿Correr con asma? Si Rosa Mota pudo, tú también
carreraspopulares.com

Running y asma son una combinación delicada. No imposible, pero sí puede dar lugar a momentos incómodos. Aprende a hacer deporte con asma con estos consejos.

Las mas vistas

¿Qué tipo de ejercicio físico quema más grasas?
Natalia Olivares

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes cada día. Pero ¿sabes de dónde vienen tus calorías y qué procesos implican una mayor quema de calorías? La nutricionista Natalia Olivares nos explica en este artículo qué ejercicios son más adecuados para quemar grasas de manera eficaz.

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.