El secreto de la vida (runner) eterna

Por carreraspopulares.com - 28/02/2019

¿Recuerdas cuándo empezaste a correr? ¿Te planteabas durante cuánto tiempo te duraría esta nueva afición que estabas construyendo? Seguro que es algo en lo que no pensamos cuando empezamos pero que poco a poco va adueñándose de nosotros. Me refiero al pensamiento de que estaremos corriendo toda la vida. Cuando te pones las zapatillas por primera vez, o tal vez unos pocos kilómetros después, te has convertido en corredor o corredora. Eso no quiere decir que eres una “persona que tiene como afición correr”, sino que eres “una persona que corre”. Como quien respira o quien se toma un café por las mañanas para salir de casa. Correr forma parte de lo que somos, y a poco que lo cuidemos, va a ser algo que nos acompañe toda la vida.

¿Cuál es el secreto para no dejar de correr nunca? El primer paso, sin duda está dado. Se trata de amar esta afición, de sentir que es lo que necesitas para encontrarte mejor y, sobre todo, sacarle el máximo partido cada vez que sales a la calle. Si nos convertimos en runners, lo somos para toda la vida. Pero ¿cómo hacer para que no se “rompa la magia”?

No caigas en la monotonía

Como si de una relación con otra persona se tratase, tu relación con el running debe ser cuidada a menudo. No debes dejarte llevar por la monotonía y debes introducir novedades que te hagan disfrutar del running como el primer día. La buena noticia: que tienes tantas cosas por probar que puedes estar toda tu vida cambiando. Prueba carreras cortas, o muy largas. Vete a la montaña, al campo. O haz turismo runner. Colecciona medallas de medias maratones. Prueba el duatlón o el triatlón. Corre con tus amigos, con tu pareja, con tus compañeros de trabajo... Hazlo como quieras, pero cambia, no hagas siempre lo mismo o te parecerá una obligación y perderás la motivación de continuar.

Aprende de los fracasos y mira hacia adelante

O mejor aún, no los llames fracasos. Acepta que las cosas malas suceden. Que no siempre te encontrarás en tu mejor forma. Que si hoy no has bajado tu marca, mañana lo harás. O que llegará un momento en que no la bajes más. No pasa nada. Siempre puedes buscar nuevos retos. Pero lo que es mejor es aceptar que no estás corriendo por un reto concreto, sino simplemente por el placer de correr. Ese día, serás runner para siempre.

Busca nuevas carreras

Apuntarse a una carrera nueva nos hace sentirnos como el primer día. ¿Cómo será el recorrido? ¿Habrá mucha gente animando? ¿Qué música pondrán en la salida? Tenemos la suerte de contar con un calendario de carreras muy variado. Aprovecha para buscar nuevos desafíos y colecciona líneas de meta.

Explota el lado social

Tener un grupo de runners es otra de las cosas que te harán querer correr toda la vida. Con una afición en común como el deporte, podréis hacer juntos muchas actividades que vayan más allá del mero hecho de correr: viajes a participar en pruebas internacionales, quedadas para entrenar por la mañana que incluyan un buen almuerzo, celebraciones de cumpleaños, fiestas runner... Como casi cualquier ámbito en la vida, correr se disfruta mucho más (y durante más tiempo) con amigos.

Aprende de los cambios de tu cuerpo

Con el tiempo, tus piernas o tu sistema respiratorio no funcionarán igual que al principio. No quiere decir que funcionen peor. De hecho, lo normal es que cada vez funcionen mejor. Que te fatigues menos haciendo cosas de tu día a día, o que gracias al running superes tus problemas de espalda. Muchas de las cosas que ahora das como normales no serán así dentro de unos años. Correr es una estupenda forma de conocernos y de saber cómo vamos evolucionando. Si pones un poco de atención, podrás ver cómo cambia tu cuerpo. Toda una lección de vida.

Cuidate

Indudablemente, lo más importante si queremos seguir corriendo toda la vida, es tener un cuerpo que lo soporte. Prevenir lesiones y preparar nuestro cuerpo para el ejercicio son las claves de una vida runner eterna. Estira bien después de cada carrera. Calienta correctamente. No hagas sobreesfuerzos. Aliméntate bien. Ve al fisio frecuentemente. Hidrátate, protégete en las horas de más calor. Tu cuerpo se va a ir haciendo más fuerte conforme acumules kilómetros. Pero si no lo cuidas, puede resentirse en cualquier momento. Está en tu mano que la maquinaria aguante hasta que tú quieras.



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Qué se pierde antes con la edad: la velocidad o la resistencia?
Chema Martínez Pastor

Aunque sea poco, pero a los runners nos da miedo perder rendimiento con la edad. ¿Es tu caso? Te presentamos un estudio que resolverá tus dudas sobre si se pierde antes la velocidad o la resistencia.

La importancia de hacerse una prueba de esfuerzo
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Corramos mucho o poco, rápido o lento, para divertirnos o para competir, la prueba de esfuerzo es necesaria. Además de aportarnos información, nos alerta sobre posibles problemas y desajustes.

Durante una carrera utiliza la imaginación
Soraya

La mente: una parte esencial en nuestra carrera, y que ejercitamos poco. Sabiendo cómo hacerlo, nos ayudará mucho a mejorar nuestros resultados y, sobre todo, nuestro disfrute.

El deporte provoca cambios en el corazón
Francisco Gilo

Los beneficios del ejercicio y la importancia del control médico antes de abordar grandes esfuerzos físicos

Las mas vistas

El ozono y su efecto en los deportistas
Francisco Gilo

Las altas concentraciones de ozono pueden ser perjudiciales, sobre todo para los deportistas que están expuestos al aire libre durante el tiempo del ejercicio. En este artículo, Fco. Gilo nos describe cómo nos puede afectar el ozono y cómo podemos evitar sus efectos.

Trabaja la fuerza tras el entrenamiento
Fernando Ortiz

Te presentamos una serie de ejercicios básicos que podrás practicar tras correr. Son importantes para que tus piernas estén fuertes y tengas menos cansancio muscular. Te quitarán poco tiempo y te ayudarán mucho.

Cómo entrenar correctamente las cuestas
David Calle

Tanto si ya realizas entrenamientos en cuestas como si aún no los has probado, estos consejos de nuestro entrenador David Calle te ayudarán a convertirte en un experto en cuestas, y saber cuándo, cómo y por qué debes usarlas en tus entrenamientos.

La importancia del masaje
Francisco Gilo

La acción mecánica del masaje sobre la musculatura, actúa de manera que activa la circulación, cosa que favorece el intercambio de reacciones químicas y nutrientes