Si vas a correr un Maratón, debes saber que...

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com

Es la distancia mítica. Es una prueba de vida. Es la emoción en vena. ¡Es tantas cosas! Si vas a correr un maratón, debes saber que:


1.- Harás algo que no hace ni el 1% de la población mundial, puedes sentir satisfacción por ello.

2.- Es muy probable que en algún momento las lágrimas pidan paso en tus ojos. Bien en la salida, en la meta o en algún punto del recorrido donde te animen o veas a alguien conocido.

3.- Los días anteriores a la prueba, el trabajo ya está todo hecho. Recuerda descansar y confía en la planificación que has hecho.

4.- Por fin podrás vivir eso que has visualizado tantas veces, la llegada a meta.

5.- Te animará gente que ni conoces. Probablemente incluso te llamen por tu nombre si lo llevas escrito en el dorsal. Dedícales alguna que otra sonrisa.

6.- Debes ser fiel a tu plan. No te deberías emocionar demasiado a pesar de que vayas bien.

7.- El muro sí existe. Pero si eres inteligente, será pequeñito. No te obsesiones ni te preocupes por ese ‘tío del mazo’, pero tampoco le pierdas el respeto. Hidrátate bien y aliméntate durante la prueba y, con el plan de carrera a rajatabla, casi ni te enterarás.

8.- Puedes disfrutar al máximo de la feria del corredor. Verás cosas que no son habituales ver en otras carreras.

9.- Los 10 primeros kilómetros te deberían pasar casi sin enterarte.

10.- Del kilómetro 11 al 20 deberías correr con gran entereza.

11.- Entre el 21 y el 30 probablemente notes cansancio, pero sigas adelante sin complicaciones graves.

12.- En ese punto, en el kilómetro 30 empieza todo. Toca poner más cabeza que piernas. Domina tu mente y que ella domine al cuerpo entre el 31 y el 40.

13.- Si sobrepasas el kilómetro 40, vas a llegar a meta. No te confíes del todo, pero lo tendrás en la mano.

14.- Sería pecado mortal no disfrutar de la línea de meta. Es tu momento, graba en tu memoria esas sensaciones, lo que ves, lo que oyes. Recuérdalo siempre.

15.- Vas a poder posturear durante, al menos, un par de semanas. Con las fotos, con la camiseta o la medalla. Luego igual ya eres un poco cargante.

16.- Habrá niños durante el recorrido que te miren y pienses que lo que haces es increíble. Chócales la mano alguna vez.

17.- Esa carrera es posible gracias a cientos de voluntarios, policías, organizadores, etc. Tú disfrutas mientras ellos trabajan. ¡Bravo por ellos!

18.- Vas a poder comer y cenar a cuerpo de rey o reina. Te lo habrás merecido, piensa en ello durante el trazado.

19.- Dedícale algún kilómetro a alguien que estimes mucho, a alguien que quieras.

20.- Dedícale también algún kilómetro a alguien que ya no esté entre nosotros, a alguien que te haya dejado.

21.- En el medio maratón aún te quedará la mitad de la aventura. Si consiguieras hacer la segunda parte más rápida que la primera, sería un gran logro. Es complicado, no te obsesiones con ello.

22.- Compartirás carrera con auténticas bestias del deporte, la élite. Gente que corre 42 kilómetros a un ritmo en el que ni tú ni yo ni casi ningún mortal podríamos correr ni un par de miles. Es lo grande de este deporte. Tú y ellos en la misma competición.

23.- Hay gente que ha viajado centenares, o puede que miles, de kilómetros para estar en la misma carrera que tú. Compartís una misma ilusión y un mismo reto, aunque cada uno lo haga por un camino diferente.

24.- Aunque te veas mal en algún momento, todos tus compañeros de carrera también están sufriendo. Es mejor seguir adelante todos juntos.

25.- Probablemente no será el último maratón que corras, esto engancha.

26.- Se te pasarán mil pensamientos negativos por la cabeza: ‘¿Qué hago yo aquí?’, ¿Por qué me habrá metido en esto?’, ‘No vuelvo a correr en mi vida’, etc. La mitad serán mentira y la otra mitad serán absurdos. Es tu mente, que pasará también un mal rato. Contrólalo.

27.- Ese maratón será único. Puedes haber corrido varios antes, o ser debutante, como quieras, pero cada vez que recorras la distancia de Filípides, será diferente.

28.- No te debes saltar ningún avituallamiento. Dale a tu cuerpo lo que necesita siempre.

29.- Es importante estudiar el trazado el día o los días antes de la carrera y saber dónde habrá más público, dónde estarás más a solas, las rectas, las curvas, etc.

30.- Igualmente, es importante estudiar la altimetría del circuito. Debes conocer dónde hay rampas, subidas y bajadas. Eso te ayudará a organizar mejor tu plan de carrera.

31.- Te van a pasar unas cuantas cosas inesperadas. Siempre tienes que tener un plan ‘B’ preparado para las sorpresas.

32.- La ropa que lleves es importante. Tanto por el plano emocional, te tiene que gustar, como por el plano de la propia comodidad en carrera.

33.- Quizás tus pies no sean los mismos cuando acabes. Especialmente las uñas y los dedos. No te asustes si al quitarte las zapatillas hay sorpresas, es bastante normal.

34.- Los estiramientos tras la prueba son necesarios, pero muchos profesionales no recomiendan que sean inmediatamente después. El desgaste ha sido tan grande, que si tienes algún problema lo podrías agravar. Las tendencias de los fiscos apuestan a que esperes unas horas para estirar.

35.- El dorsal que te toque siempre será especial. Guárdalo.

36.- Debes escribir un número de contacto de emergencia en algún lugar, como el reverso del dorsal o tu muñeca. Nunca te será necesario, pero por si acaso.

37.- Compartirás varios tramos de carrera con desconocidos. En ese momento te sentirás un verdadero ‘compañero en la batalla’. Es una experiencia de hermanamiento con mucha gente.

38.- Por mucho que tus amigos y amigas digan que eres un poco plasta contando la batallita del maratón una y otra vez cuando ya hayas cruzado la meta, en el fondo sienten envidia.

39.- Debes haber preparado unos cuantos pensamientos positivos a los que agarrarte en los momentos en los que se te haga duro. Ten tus recursos mentales preparados y un escudo emocional siempre constructivo.

40.- Es importante recordar los entrenamientos. Muchas veces ese camino es más duro incluso que el propio maratón. Todo ese esfuerzo, debe tener recompensa. Ese sacrificio, será gratificado.

41.- Cuando llegues al tramo final, piensa que mucha gente no ha conseguido lo que tú estás a punto de conquistar. Muchos se lesionaron en el duro entrenamiento, otros muchos durante los 42 kilómetros. Eres una persona afortunada, pero también te lo has trabajado.

42.- Existen 195 metros en la vida de una persona que, mientras los recorre, es libre de hacer lo que quiera y expresar sus sentimientos como desee. Puedes llorar, puedes gritar o levantar los brazos. Haz lo que quieras antes de la meta, pero ¡expresa tu emoción!

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista



Tambien te puede interesar

Correr un día festivo: no es lo mismo, es mejor
carreraspopulares.com

Fuera la rutina del día a día, fuera las prisas. Correr un día festivo tiene un carácter diferente. Aprovéchalo al 100%. Aquí tienes algunas pautas.

¿Corres para ti o para los demás?
carreraspopulares.com

Correr podemos correr por muchos motivos. Pero si lo haces para ti, y no por lo que piensen los demás, lo más seguro es que la afición te dure mucho más tiempo. ¿Cómo averiguar la importancia que le damos al pensamiento de los otros?

El Medio Maratón Valencia arranca una edición en la que 17500 corredores cumplirán su sueño
carreraspopulares.com

La prueba cuenta con récord de inscritos, 17 500 participantes, y agotó sus dorsales cuatro meses antes, teniendo que abrir una lista de espera. El objetivo es revalidar del récord del mundo femenino que ya posee València

Las mas vistas

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.