Cómo correr con frío

Por May Luján para carreraspopulares.com

Primero. No dejes de correr. Nos puede entrar la tentación de ‘dejarlo para otro día’, pero otro día puede que también haga frío, o que las condiciones meteorológicas tampoco sean agradables. Así que, sal y corre. Nuestro entrenamiento es nuestro entrenamiento y, a no ser que haya cierto riesgo por la meteorología, el frío se puede combatir.

Segundo. Interiores. Si realmente las condiciones son complicadas, siempre tendrás la opción de hacerlo en algún interior. La cinta de correr es una muy buena aliada en días gélidos, hazte su amigo.

Tercero. La ropa es importante, utiliza varias capas. La recomendación que te podemos hacer es que uses varias capas en el cuerpo. La capa más exterior te servirá para que esté en contacto con el ambiente, llevándose todo el frío, mientras que la interior, que es la que está en contacto con tu cuerpo, permanecerá más cálida. En medio de ellas se generará una pequeña capa de aire que hará las veces de aislante.

Cuarto. Y la capa interior, que esté pegada al cuerpo. Esto es importante. La sensación térmica será mucho más agradable si la capa interior de tu ropa, es decir, la que está en contacto con la piel, va pegada al cuerpo. De esta manera, no entrarás en contacto directo con el aire frío.

Quinto. Pero tampoco te pases. Calcula bien las capas de ropa, su idoneidad, comodidad e incluso la intensidad de tu entrenamiento. Si te pasas con mucho abrigo, puede que al poco de salir a correr tengas calor y te empiece a sobrar ropa, lo que puede ser un problema para regular correctamente tu temperatura y para transportarla.

Sexto. Protege dientes y garganta. En ocasiones, el aire frío nos puede afectar e incluso provocar sensación de dolor en dientes, encías o garganta. Usa una braga o buff en la zona de boca-nariz para que el aire se caliente cuando entra en tu cuerpo.

Séptimo. El calentamiento, hazlo previamente. Haz unos cuantos ejercicios de calentamiento y movilidad en el interior de tu casa antes de salir (saltos, skiping sin moverse del sitio, alguna sentadilla, etc.). El cuerpo ya habrá entrado en calor cuando abras la puerta y te enfrentes al clima. Si sales desde cero, te será aún más complicada la adaptación.

Octavo. La hidratación, que siga activa. Quizás no te des cuenta, pero en días fríos también pierdes agua. Tu cuerpo sigue funcionando y, a pesar de que el sudor no te pueda parecer tan evidente, sigues necesitando ingerir líquidos. No los dejes.

Noveno. Las manos, protegidas. Muchas veces nuestras manos son las que más sufren en este tipo de situaciones. Unos buenos guantes en ellas, nos harán evitar el problema. Igualmente, la cabeza, pies y cuello también se ven afectados por el frío, protege estas zonas bien.

Décimo. El trazado que elijas. En días de mucho frío, elige bien el trazado por donde vas a correr. Si hace sol, trata de buscarlo. Además, quizás sea óptimo buscar un circuito que no te aleje mucho de tu zona de salida, por si en algún momento es preferible combinar con algún otro ejercicio en interior.


Y uno de regalo. Además de salir a correr tras haber ingerido algo de alimento (hidratos de carbono, proteínas), te recomendamos llevar contigo algo para poder ofrecerle al cuerpo una dosis de energía extra por si la necesita. Una barrita energética, por ejemplo, no estará de más.

otros artículos del mismo tema:
Video consejos para correr con frío

SOBRE EL AUTOR

ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR ANDREA FERRANDIS


POR DRA NÚÑEZ MARTÍ

POR APOLO ESPERANZA


18.546

Tambien te puede interesar

Maratón olímpico de 1936: Sohn Kee-chung, leyenda y reivindicación
Luis Blanco

Seúl, 1988. Un anciano entra corriendo en el Estadio Olímpico con la antorcha en alto. Es Sohn Kee-chung. Su país le rinde homenaje cinco décadas después de haber conseguido el oro olímpico en maratón en Berlín. Una victoria amarga que tuvo que celebrar, avergonzado, como japonés, a pesar de ser coreano. Esta es su historia.

Rutas para correr en Soria en plena naturaleza
Javier Ullé

Con la cancelación de la gran mayoría de las carreras se hace difícil mantener la voluntad de salir a correr con regularidad; una de las posibles opciones para mantener vivo el deseo de correr es hacerlo descubriendo nuevas rutas. Os presentamos dos en plena naturaleza en la provincia de Soria que no te debes perder.

Por qué me encantan los ‘gadgets’ para correr
Borja Martínez

La tecnología está muy presente también en el ámbito del running. Algunos aseguran que la mayoría de los gadgets son innecesarios. Pero ciertos aparatos ya inseparables del corredor como los relojes con GPS y pulsómetro resultan sin duda muy útiles.

El momento de las carreras virtuales
Mario Trota

La crisis del coronavirus nos ha obligado a cambiar nuestros hábitos como corredores. Y nos ha dejado sin carreras. De ahí que los organizadores hayan tenido que buscar alternativas para seguir ofreciendo de alguna manera sus eventos. Unas iniciativas virtuales que tienen muchos aspectos positivos.

Las mas vistas

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.