Corriendo por Madrid: la ribera del Manzanares

Por carreraspopulares.com
Madrid Río se ha convertido en uno de los lugares preferidos para pasear y correr en la capital
Madrid Río se ha convertido en uno de los lugares preferidos para pasear y correr en la capital

Madrid tiene multitud de rutas y zonas donde los corredores podemos disfrutar de nuestra afición favorita. En esta ocasión nos acercamos a los recorridos que acompañan al río que atraviesa la capital, pasando por Madrid Río y el Parque Lineal del Manzanares.

Los más atrevidos podrían incluso empacharse de kilómetros (recomendado para una tirada larga) y recorrer toda la ruta desde la Casa de Campo hasta la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid, pasando por zonas de asfalto y rodeadas de edificio primero y después por lugares situados en mitad del campo a través de caminos de tierra en la mayor parte del recorrido.

Pero en este artículo nos vamos a centrar en la vía conocida como Madrid Río y los dos primeros tramos del Parque Lineal del Manzanares. Empezamos, por tanto, de Norte a Sur, junto a la Casa de Campo, lugar emblemático de la ciudad al que acuden multitud de corredores, y del que hablamos en otro artículo .

Parque Madrid Río

Se trata de un paseo peatonal terminado de construir en el año 2011 sobre la autovía M30 y que va desde el enlace de la A-5 hasta el nudo Sur, recorriendo buena parte de la zona Oeste de Madrid. Desde el punto más al norte, justo bajo las vías del tren y la M500, a la altura de la Avenida de Valladolid, y frente al Parque del Oeste, el paseo nos lleva durante unos siete kilómetros hasta enlazar con la entrada del Parque Lineal del Manzanares.

Se trata de una superficie dura, de cemento, con una anchura que en principio parece suficiente. Pero lo ideal es recorrer todo este tramo en horas de baja afluencia de gente y en días de meteorología no muy buena. De lo contrario, será complicado correr esquivando paseantes, bicicletas, patinadores, coches a pedales, etc.

Aunque se puede ir en casi todo momento por las dos márgenes del río, lo ideal es ir por el lado derecho, o al menos pasar al mismo antes de que el paseo se acabe, para poder llegar hasta el Parque Lineal sin necesidad de cruzar carreteras amplias o dejar la ruta.

En el tramo de Madrid Río que describimos nos encontramos con hasta tres semáforos. Uno es el que regula el paso de peatones para cruzar el Puente de Segovia (con más tráfico).
Durante el recorrido, vamos dejando atrás el Estadio Vicente Calderón y numerosas zonas recreativas. Cuando llevamos unos 6 kilómetros, pasamos junto al Matadero de Arganzuela, zona rehabilitada y retomada para usos culturales. El recorrido es prácticamente llano en todo momento, salvo algunas zonas con pequeños repechos y toboganes, sobre todo en el paseo de la margen izquierda entre la Glorieta de Pirámides y el Matadero.

Una vez pasado el Matadero, y tras pasar bajo el Puente de Andalucía, en la margen derecha, encontramos el segundo semáforo, a algo menos de un kilómetro del Parque Lineal. Cruza un sólo carril con poca afluencia de coches. Unos metros más adelante nos encontramos con unas canchas de baloncesto pegando con la Calle Antonio López. Y ahí está el tercer semáforo, también cruzando una calle con poco tráfico.

Ahí el paseo se pierde y es necesario girar a la izquierda nada más cruzar el semáforo y dirigirse a la carretera. Justo paralelo a ésta, y separado por unas vallas de alambre, discurre un camino de tierra y piedras de unos 250 metros, que finalmente enlaza con un paseo como el de los kilómetros anteriores, en una breve cuesta arriba que nos lleva directamente a la entrada del Parque Lineal del Manzanares, después de unos 7 kilómetros ya de camino.

Durante el año, algunas carreras populares pasan por ciertos tramos de Madrid Río. Una de ellas es la Carrera Popular del Corazón, que en las últimas ediciones ha pasado por la zona más cercana a la Casa de Campo. La otra es la Carrera Popular de la Melonera, que lleva a los corredores por Madrid Río desde la Glorieta de Pirámides, aproximadamente, hasta la Casa del Reloj, junto al Matadero, donde concluye, muy cerca de la Plaza de Legazpi.

El Parque Lineal del Manzanares, diseñado por Ricardo Bofill
El Parque Lineal del Manzanares, diseñado por Ricardo Bofill

Parque Lineal del Manzanares. Tramo 1

También conocido como Parque Bofill, porque lo diseño el equipo del famoso arquitecto. No es un parque tan conocido por los corredores como El Retiro, la Casa de Campo o el Juan Carlos I, pero son muchos los vecinos de la zona, sobre todo del cercano barrio de San Fermín, los que lo frecuentan.

Una de sus características principales es la presencia de dos colinas que dominan el parque en sus dos extremos. Una de ellas con una peculiar escultura de metal con forma de cabeza en lo más alto, apodada cariñosamente por los visitantes al parque como "el cabezón". A esta pequeña montaña se puede subir por unas escaleras de madera, anchas y grandes, o por un par de breves cuestas en los laterales. La segunda de las montañas tiene también un par de cuestas, y un tramo muy empinado para acabar en una explanada elevada desde la que hay una bonita vista de todo el parque y los barrios colindantes.

En medio de las dos colinas y a los laterales hay varios caminos de tierra por los que rodar y en la cuerda externa del parque una ancha pista de asfalto. Una vuelta al perímetro principal del parque ronda los 4 kilómetros. Pero pueden salir más si aprovechamos los citados caminos o incluso si nos adentramos algo en la zona del Tramo 2 del Parque Lineal que más adelante comentaremos.

Este parque acoge cada año, a principios de enero, el Trofeo Paris, una carrera popular con distancias de 5 y 10 kilómetros. Para conseguir los 10.000 metros se dan dos vueltas a un recorrido que, además de ir por el perímetro de asfalto, discurre por otros caminos junto al río.

En la parte sur del Parque se encuentra la Caja Mágica, pabellón multiusos donde, entre otros eventos deportivos, se celebra el Masters de Tenis de Madrid.

Si lo que queremos es cruzar directamente el Parque y seguir rumbo al sur para enlazar con el Tramo 2, en dirección a Rivas-Vacaimadrid, sólo tenemos que seguir prácticamente en línea recta una vez que entramos al parque desde el paseo de Madrid Río, paralelos a la calle Camino de Perales. En un kilómetro, aproximadamente, estaremos en el siguiente tramo, corriendo de nuevo junto al río.

Camino del Parque Lineal del Manzanares
Camino del Parque Lineal del Manzanares

Parque Lineal del Manzanares. Tramo 2

El tramo comienza a los pies de la colina que está más al sur del parque. Se entra en un camino de tierra tras cruzar una valla (siempre abierta). En paralelo también va un carril bici. Vamos de nuevo por la margen derecha del río Manzanares, aunque en muchos tramos se puede ir también por la izquierda. Hay varios puentes en el recorrido que unen los caminos de ambas márgenes.

En ese tramo podemos recorrer, desde el lugar de entrada que hemos descrito, unos 4,5 kilómetros, teniendo en cuenta que el camino por el lado derecho se acaba antes que por el izquierdo (unos 500 metro antes) y que, por tanto, en ese punto, hay que cruzar a la margen izquierda para completar esta ruta.

El camino pasa por debajo de algunos puentes de carreteras donde hay unas pequeñas zonas de incómodo adoquín. El trazado es mayoritariamente llano, pero hay también algunos toboganes, sin desniveles muy destacados, en algún punto del recorrido.

Justo este tramo, ida y vuelta, es el que recorre buena parte del trazado del Medio Maratón Rockero de Villaverde, la única carrera popular que se celebra en este entorno.

Esta ruta de 4,5 kilómetros no tiene zonas de parque urbanizado y va pegada al río. En verano, con las elevadas temperaturas, se nota la humedad, y puede haber presencia de mosquitos. A pesar de tener a un lado el barrio de Villaverde e importantes carreteras, su relativa lejanía hace que te sientas en medio de la naturaleza sin las molestias de la gran ciudad. Incluso hay una zona de pasto donde suelen descansar caballos. También se ven huertos en algunos puntos.

Es, por tanto, un área muy tranquila, que transcurre por los distritos de Villaverde y Vallecas. Y llega casi hasta los límites de Madrid, cerca del municipio de Perales de Río.
Desde aquí podemos regresar o, si nos apetece seguir la aventura y sumar los kilómetros, enlazar con el siguiente tramo, en dirección a Rivas, enlazando ya con el Parque Regional del Sureste. De nuevo junto al río Manzanares, hasta que este se convierte en el Jarama.

Uno de los tramos del Parque Lineal del Manzanares, en Madrid
Uno de los tramos del Parque Lineal del Manzanares, en Madrid

9.566

Articulos relacionados

Salud ¿Es sana la ultradistancia?
Entrenamientos La decisión de correr nuestro primer maratón
Entrenamientos Plan FIRST, corre menos para correr más

Las más vistas

Salud ¿Por qué se nos caen las uñas a los corredores?
Entrenamientos Combo de entrenos para carreras de 10k