Cuidadito con el calor

Por Javier Serrano para carreraspopulares.com

Cuidadito con el calor





Cuando uno corre, sufre con cierta frecuencia los rigores del calor. Los corredores no podemos elegir el tiempo que nos va a hacer, bastante tenemos con sacar un hueco para calzarnos las zapas, como para preocuparnos del cielo. Si nos dan a elegir, nos gusta entrenar en días despejados, a una temperatura de entre 14 y 18 grados. Ah, y sin viento, si puede ser. Pero como no nos dan a elegir, pues nos enfrentamos a lo que caiga.

En un país como España, me temo que nos vamos a encontrar muchos días calurosos. Así que mientras no se inventen los entrenamientos en pista cubierta y con aire acondicionado, tendremos que tirar de sentido común.

En días de calor extremo, lo primero que hay que plantearse es la posibilidad de renunciar a entrenar. Sí, a los atletas nos cuesta horrores eliminar nuestra tiradita, pero hay días que debemos contemplar esa opción, días en los que casi no se puede ni respirar y en los que podríamos freír un huevo en el capó del coche. ¿Para qué vamos a salir en esas condiciones, si no vamos a rendir y además nos va a dar algo? Por otro lado, si no salimos vamos a sufrir un ataque de ansiedad, que somos una panda de agonías adictos a devorar kilómetros. Oh, cielos, ¿qué hacemos, cómo resolvemos este terrible dilema?

Aquí puedes ver el vídeo de Javier Serrano con los consejos para correr (o no correr) con calor
Aquí puedes ver el vídeo de Javier Serrano con los consejos para correr (o no correr) con calor

Hidratación y protección

Ante todo, mucha calma. La opción de quedarse en casa y no poner en riesgo la salud es la más racional. Yo una vez lo hice y no me pasó nada, de verdad, pude aguantar hasta el día siguiente sin demasiado sufrimiento psicológico. Lo que pasa es que los corredores no nos caracterizamos por nuestra racionalidad, también es cierto.

Una alternativa es salir muy prontito por la mañana o muy tarde por la noche, para evitar el solazo abrasivo de las horas centrales del día. Eso puede ayudar.
Y en cualquier caso, si decidimos salir a correr con temperaturas altas, máxima prudencia: bebe mucha agua, protégete del sol, suaviza el entrenamiento y no arriesgues lo más mínimo. No lo olvides: lo más importante es la salud.

Javier Serrano. Periodista, escritor y corredor popular
Autor del videoblog Running, cámara, ¡acción!
El vídeo sobre cómo correr (o no correr) con calor, puedes verlo aquí

SOBRE EL AUTOR

Javier Serrano
Periodista, escritor y maratoniano


18.592

Articulos relacionados

Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner
Salud El frío y el corredor
Nutrición La paradoja del ejercicio

También te puede interesar

Reportajes Maratón olímpico de 1956: el ansiado oro de Alain Mimoun
Reportajes ¿Correr nos hace más guapos?

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?